Anuncios

Lavrov: las amenazas a Maduro por parte de Guaidó y EEUU no tienen nada que ver con la democracia

Las amenazas a Maduro por parte de Guaidó y EEUU no tienen nada que ver con la democracia, declaró el canciller ruso, Serguéi Lavrov, al resumir su encuentro con el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo.

«La democracia no se establece por la fuerza. Las amenazas que enfrenta el Gobierno de Maduro, las amenazas que provienen de los funcionarios de la Administración estadounidense, y del señor Guaidó, quien menciona constantemente su derecho a invitar a la intervención armada desde el exterior, no tienen nada que ver con la democracia», dijo Lavrov en una conferencia de prensa.

El canciller ruso destacó que Moscú aboga por dejarle al pueblo venezolano determinar su futuro.

«Es muy importante que todas las fuerzas políticas patriotas de ese país se sienten a dialogar», comentó Lavrov al añadir que el Gobierno del presidente actual Nicolás Maduro está preparado para este diálogo.

Por su parte, el secretario de Estado de EEUU Mike Pompeo afirmó que Washington quiere que el pueblo venezolano decida él mismo su futuro, sin intervención externa.

«Queremos que ningún país intervenga en los asuntos de Venezuela, queremos que el pueblo venezolano tenga su democracia, que el pueblo de Venezuela elija por sí mismo a su dirigente, y sea (Nicolás) Maduro o alguien otro», dijo el secretario de Estado de EEUU.

Al mismo tiempo, afirmó que EEUU espera que Rusia no vaya a apoyar al presidente venezolano, Nicolás Maduro.

«Sobre Venezuela tenemos discrepancias (…) Esperamos que el apoyo ruso a Maduro termine», dijo.

Washington fue el primero en reconocer en enero pasado la autoproclamación del opositor Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, acto que el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, calificó de un intento de golpe de Estado promovido por EEUU.

Desde entonces, Washington introdujo una serie de sanciones contra Caracas con el objetivo de presionar a Maduro, reconocido como presidente legítimo por Rusia, junto con Bolivia, Cuba, Irán, Nicaragua, Turquía y varios otros países.

Agenda

Serguéi Lavrov afirmó haber discutido con el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, tanto las relaciones bilaterales con Rusia como la situación en Venezuela, Corea del Norte, Siria, Ucrania, Afganistán e Irán.

«Discutimos las relaciones bilaterales e intercambiamos opiniones sobre los problemas internacionales y regionales más relevantes, sobre todo, de la situación en Venezuela, en la península coreana, en Siria, en la región de Oriente Medio y África del Norte en general, en Ucrania y Afganistán y también sobre el Plan de Acción Integral Conjunto para limitar el programa nuclear iraní», dijo Lavrov en una rueda de prensa tras una reunión con Pompeo.

Abogó también por el desarrollo del diálogo entre Washington y Pyongyang y expresó la disposición de Moscú a apoyarlo.

En lo que se refiere a la situación en Ucrania, el ministro de Exteriores ruso expresó su esperanza de que el nuevo Gobierno de Kiev determine su postura respecto a los acuerdos de Minsk basándose en la necesidad de una resolución política de la crisis.

Relaciones bilaterales

Lavrov calificó las negociaciones con Pompeo de «francas» y «útiles» e indicó que Rusia y EEUU reafirmaron la necesidad de restablecer el funcionamiento de los canales de comunicación entre Moscú y Washington.

Al mismo tiempo, recordó que estos canales fueron suspendidos por acusaciones infundadas que EEUU presentó contra Rusia por la supuesta injerencia en las elecciones presidenciales estadounidenses en 2016.

El canciller ruso expresó su esperanza de que «se asiente el polvo» en EEUU después de la publicación del informe del fiscal especial Robert Mueller al respecto y que se creen las condiciones para «desarrollar una cooperación más constructiva» entre los dos países.

En particular, el canciller ruso dijo que abordó con Pompeo la estabilidad estratégica y la situación con el Tratado INF sobre misiles de alcance medio y corto, así como el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START).

«Estamos interesados en reanudar un diálogo concreto y profesional sobre todos los aspectos del control de armas», dijo el alto diplomático ruso.

En este contexto Lavrov propuso crear un consejo no gubernamental compuesto por politólogos, diplomáticos, exmilitares y expertos en relaciones bilaterales para que ayuden a superar las discrepancias en las posturas de Moscú y Washington, sobre todo, en el ámbito militar para prevenir una nueva carrera armamentista.

Además, se expresó a favor de establecer un consejo empresarial a fin de crear condiciones para una cooperación económica mutuamente beneficiosa.

Lavrov destacó que las tensiones entre Rusia y EEUU afectan a todo el mundo y acordó con Pompeo tratar de hacer los pasos prácticos para corregir la situación.

En su opinión, la visita de Pompeo a Rusia puede contribuir a la resolución de los problemas tanto en las relaciones bilaterales como a nivel regional e internacional.

Al mismo tiempo, el ministro de Exteriores ruso constató que EEUU no está dispuesto a pactar un acuerdo con Moscú sobre la no injerencia en los procesos políticos internos del otro país, algo en que Rusia viene insistiendo ya desde que asumió el presidente Obama en 2009.

A su vez, Mike Pompeo declaró que Estados Unidos quiere mejorar las relaciones con Rusia.

«El presidente [estadounidense, Donald] Trump dijo que sus expectativas son las siguientes: queremos mejorar las relaciones entre nuestros países ya que esto redundará en beneficio de nuestros pueblos y estamos haciendo todo lo posible para avanzar en esta dirección», dijo Pompeo.

Pompeo agregó que Estados Unidos «quiere encontrar una solución común a los problemas».

«Hemos tenido conversaciones francas sobre muchos temas, incluso sobre aquellos en los que no estamos de acuerdo», dijo en la rueda de prensa.

En particular, Pompeo se refirió al Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START) y afirmó que ambos países trabajan en su posible extensión.

«Hablamos sobre el Tratado START y su posible extensión, pero estas negociaciones también incluirán cuestiones más amplias, y está en nuestro interés alcanzar una solución a este asunto», dijo Pompeo.

Además, discutieron la desnuclearización de la península de Corea y el secretario de Estado aseguró que EEUU levantará las sanciones contra Corea del Norte después de que el país cumpla sus compromisos.

Oriente Medio

En cuanto a la situación en torno al acuerdo nuclear iraní, Lavrov agregó que el diálogo con EEUU sobre el programa nuclear iraní crea confianza en que se puede llegar a un acuerdo sobre ese problema.

«Tenemos muchas divergencias al respecto, no obstante lo que debatimos sobre el tema y el hecho de que sigamos discutiendo la situación provoca esperanzas de que, con el apoyo de Rusia y EEUU, puedan lograrse ciertos acuerdos», dijo el jefe de la diplomacia rusa.

Lavrov destacó que Moscú y Washington continuarán además  las consultas sobre la crisis en Siria, que abarcarán el proceso político y el retorno de los refugiados.

«Dialogamos sobre la necesidad de cumplir al pie de la letra la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU, que incluye como uno de los principios fundamentales el respeto de la soberanía y la integridad territorial de Siria», indicó el canciller ruso.

Lavrov mencionó entre las cuestiones relacionadas con la solución del conflicto en Siria, debatidas con Pompeo, la eliminación definitiva del terrorismo en el país árabe, la creación de condiciones imprescindibles para el regreso de los refugiados.

Volviendo al tema de Irán, el canciller ruso aseguró que sintió «la disposición de la parte estadounidense de buscar también una solución política.

«Confiamos en poder hallar una solución política a la situación relacionada con Irán, haremos todo lo posible para que el estado de las cosas no devenga en un guión militar», subrayó el diplomático.

A su vez, Mike Pompeo aseguró que Washington no quiere guerra, aunque está preparado a defender sus intereses nacionales si resultan amenazados.

«Fundamentalmente no queremos guerra con Irán, (…) queremos que el gobierno iraní deje de apoyar a Hizbulá, a los terroristas por todo el mundo (…) si los intereses estadounidenses están en peligro, obviamente responderemos según corresponda», aseguró Pompeo.

En cuanto al Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), dijo que con la retirada de EEUU de este tratado ya expresó su opinión y quiere hacer «todo lo posible para que Irán sea un país normal», razón por la cual está «presionando a las autoridades iraníes».

Poco antes el presidente de EEUU, Donald Trump, refutó los supuestos planes de enviar a 120.000 militares a Oriente Medio en caso de que Irán impulse el programa de desarrollo de armas nucleares, anunciado por The New York Times

Sputnik

Anuncios
About el comunista (53772 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: