Anuncios

Los ‘cholos’: el colectivo mexicano que lucha contra el prejuicio de la violencia y el crimen (fotos)

Los ‘cholos’ son una forma de vida ligada con los ‘chicanos’, migrantes mexicanos en EEUU. Las pandillas o ‘barrios’ en los que se organizan siempre han sido rechazados por la sociedad, pintándoles un estigma de violencia y crimen. Sin embargo, la tradición cholera sigue viva en el Estado de México. Sputnik te trae la voz de sus protagonistas.

A unos 20 kilómetros hacia el norte de la ciudad de México, con dirección a la ciudad de Pachuca, los Brown Pride preparan su fiesta de aniversario. La pandilla nació hace más de 20 años, cuando sus integrantes apenas salían a las calles con 13 o 14 años. Pero Oscar Rosas organiza el festejo desde hace siete. Tiene 34 años y desde «chavillo» llegaba para juntarse con los demás aquí, en Tulpetlac Texalpa, desde la colonia La Palma.

«Es el aniversario del barrio, de los muchos que antes nos juntábamos aquí, varios de ellos ya no están, pero los demás ‘homies’ (amigos, compañeros) le caen. Hay muchos que cantan rap que llegan de Oaxaca, de Querétaro, de Guanajuato y de aquí, de ciudad Neza. Cada año es más grande el aniversario de Brown Pride, Orgullo Moreno, de nuestra raza de piel morena», contó Oscar Rosas a Sputnik.

w

Ecatepec, Estado de México: Santana durante el festejo del séptimo aniversario de la pandilla Brown Pride.

Mientras los demás integrantes de la pandilla llegaban a la fiesta que se empezaba a montar en la calle, había una boda realizándose en la Iglesia de al lado. Al terminar, Oscar invitó a los demás a entrar a una misa por los ‘homies’ que no están. Los niños corrían entre los grandes que conversaban mientras el sol fue bajando.

Además del rap, la exhibición de carros y bicicletas ‘low ride’ completan un estilo que viene de EEUU y que, con el regreso de los migrantes, se afianzó en México también.

w1

Ecatepec, Estado de México: Niños y pandilleros durante el festejo del séptimo aniversario de Brown Pride

Andar tumbado

La ropa grande, los tatuajes y la cabeza rapada distinguen a los cholos. «Somos gente que nos gusta diferente ropa, estilo de vida. Adoptamos la cultura porque muchos estuvimos en Estados Unidos, en San Diego, San Bernardino. Yo estuve en Houston», contó a Sputnik Fernando, uno de los 10 miembros de la comitiva de Chilango Low Bike Club México, el club pionero de bicicletas bajas de la capital, fundado cinco años atrás.

«Conocíamos los eventos masivos de ‘low ride’ en EEUU, pero como inmigrante no puedes participar. Yo acudí a algunos y por eso fui a la convocatoria a la rodada aquí en México», contó.

w2

Ecatepec, Estado de México: Rafael de La Unión Car Club llega en un auto modificado al festejo del séptimo aniversario de Brown Pride.

«El estilo ‘low rider’ que adoptamos de los chicanos de EEUU es de bicicletas bajas, a ras del suelo, con piezas torcidas, cromadas, chapeadas en oro, de latón», explicó.

Desde que se unieron, cada último domingo de mes se reúnen junto a la Iglesia de San Hipólito para rodar por la Ciudad con bicicletas bajas, de caños retorcidos y diseños únicos, que llegan desde Ecatepec, Chalco, Tlalnepantla, toda la zona metropolitana de la capital para lucirse en el centro.

w3

Ecatepec, Estado de México: Dos miembros de la pandilla Brown Pride festejan su séptimo aniversario.

«Es una forma de desestrés», cuenta Fernando.

Para Rafael, otro de los integrantes de Brown Pride, su amor por los automóviles viene de su abuelo. «Mi abuelo, que en paz descanse, siempre tuvo autos clásicos. Y a mí me gustaba cuando veía fotos de eventos que me mandaban los amigos de ‘car shows en EEUU», contó.

w4

Ecatepec, Estado de México. Niño juega durante el festejo del séptimo aniversario de la pandilla Brown Pride,

Su primer automóvil low ride fue un Malibú 79, luego un Montecarlo 78 y ahora un Buick 80, todos de la marca Chevrolet, que es la más usada en la modificación de los automóviles. El Impala 57 fue uno de los primeros modelos en considerarse ‘low ride’.

«Carros bajitos, pintados, con figuras, rines de rayos, volantes de cadena», explicó Rafael a Sputnik. Además de un sistema hidráulico que se instala en los automóviles para hacer que bailen, salten, suban y bajen.

w5

Ecatepec, Estado de México: Uno de los miembros de la pandilla Brown Pride prende un cigarrillo durante el séptimo aniversario.

Una forma de vida

«Aquí tratamos de no imitar la cultura de allá, sino representar al Estado de México, la Ciudad de México o cualquier otro estado de la República. Nos definimos como un club independiente de lo que es en EEUU», puntualizó el integrante de la Unión Car Club, en el Estado de México.

Rafael se unió al club tres años atrás y al igual que Fernando del Chilangos low bike, ha recorrido con el club distintos puntos de México, participando en exhibiciones.

w6

Ecatepec, Estado de México: Dos vecinos del barrio Texalpa festejan el séptimo aniversario de la pandilla Brown Pride,

«Esto no es una tribu urbana, es una tradición, una forma de vida», explicó Fernando a Sputnik.

«Ya tiene más aniversarios el barrio (la pandilla) pero como uno está morrillo (joven) no hay mucha solvencia económica y mira el panorama de aquí, nada que ver con el DF (la capital). Nosotros estamos salidos del barrio, pero más allá de los problemas con la Policía o con la gente que nos ve diferente por nuestra vestimenta y nos trata de malvivientes, peleoneros, rateros, drogadictos, somos gente normal, como ustedes», dijo Fernando.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

«Esta cultura es ajena a buscar problemas: nomás llegamos, exhibimos, convivimos. Estamos un rato a gusto y cada quien a su casa, con sus familias. Muchos a lo mejor lo ven de otra forma por las vestimentas, o porque llegamos en bola (en grupo, juntos) pero creo que hay prejuicio hacia nosotros», concluyó Rafael.

Sputnik

Anuncios
About el comunista (23937 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: