Anuncios

La pobreza farmacéutica, una realidad desconocida que afecta a más de dos millones de personas en España

La Campaña de Medicamentos Solidarios recaudará fondos del 18 al 24 de mayo para financiar fármacos con prescripción médica.

Las personas mayores de 50 años, los desempleados y los menores son los grupos más afectados por este tipo de pobreza.

Más de 440 farmacias y 250 voluntarios participan desde este sábado hasta el próximo 24 de mayo en la duodécima Campaña de Medicamentos Solidarios de la ONG Banco Farmacéutico, una iniciativa que pretende recoger más de 60.000 euros para luchar contra la pobreza farmacéutica en España.

“A veces viene gente a la farmacia que, al decirle el precio total de los medicamentos que le ha prescrito su médico, acaba eligiendo tan solo algunos porque dice que todos no se los pueden permitir”, explica a RTVE.es Luis Barrionuevo, dueño de una farmacia en Málaga que participa en la iniciativa desde hace tres años al considerar que “nadie debería tener que elegir entre comer o medicarse”.

Esta realidad, aunque es poco conocida en nuestro país afecta ya a más de dos millones de personas, por lo que Javier Vinzia, gerente de Banco Farmacéutico, pide que con esta campaña se le dé «mayor visibilidad». “La pobreza farmacéutica existe en España y hay que concienciar a la población de que es un problema crónico y vergonzante que afecta especialmente a los colectivos más vulnerables”, señala.

Más de 4.000 ayudas para financiar medicamentos recetados

Durante la campaña, se venderán cintas solidarias por valor de dos euros en las farmacias y se destinará lo recaudado a los Fondos Sociales de Medicamentos del Banco Farmacéutico que ya están en marcha en ciudades como Madrid y Barcelona.

Los beneficiarios de dichas ayudas son identificados por los trabajadores sociales de los Centros de Atención Primaria que tienen en cuenta criterios como que el medicamento haya sido recetado por el médico y la falta de recursos. «El papel de los trabajadores sociales aquí es clave, sin ellos no se podría seguir adelante», asegura Vinzia.

Esto ha permitido que desde 2015, la organización haya otorgado más de 4.000 ayudas a familias, pero según Vinzia, “nunca es suficiente” para atender toda la demanda.

“Tenemos la esperanza de que, con lo recaudado este año, podamos ofrecer nuevas ayudas a las familias que lo necesiten. Nos han recortado el 50% de las ayudas públicas de las que disponíamos, por lo que, desde hace cuatro meses, no hemos podido aceptar nuevas solicitudes de financiación de medicamentos”, lamenta Vinzia, en referencia al Fondo Social de Medicamentos en Barcelona.

El 20% de los afectados por pobreza farmacéutica son menores de 16 años

Entre los colectivos afectados por la pobreza farmacéutica, hay «mucha diversidad» según Vinzia, ya que depende de muchas circunstancias como, por ejemplo, del número de patologías que sufra el paciente y su gravedad. Sin embargo, reconoce que hay una incidencia especial entre las personas mayores de 50 años, en situación de desempleo y que sufren enfermedades cardiovasculares y de tipo nervioso.

“Desgraciadamente, tenemos también un 20% de menores de 16 años que están en esta situación por los problemas económicos de sus padres”, subraya Vinzia y apunta que desde la ONG se ha impulsado el Observatorio de la Pobreza Farmacéutica para seguir realizando estudios con los que conocer mejor los perfiles de los afectados.

En cuanto a los lugares en los que sufren más pobreza farmacéutica, Vinzia asegura que aún se están recogiendo datos, pero que se está detectando cada vez más solicitantes «en zonas o barrios considerados de renta media o alta».

A nivel estatal, según el Barómetro Sanitario de 2018, las regiones en las que más ciudadanos señalaron que habían dejado de comprar medicamentos debido a problemas económicos fueron: Melilla (6,3%), Canarias (4,2%), Cataluña (3,9%) y Extremadura (3,7%).

El copago y los precios de los medicamentos, en el punto de mira

Para el portavoz de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) Marciano Sánchez, dos de los factores que han influído en el aumento de la pobreza farmacéutica en España son: “el copago farmacéutico” y “el elevado precio de los medicamentos que imponen las empresas farmacéuticas”.

“Desde que se instaló el copago farmacéutico en 2012, hemos pedido su derogación. Esta medida afecta especialmente a pensionistas y desempleados y puede llevarles a situaciones de pobreza”, señala Marciano Sánchez.

El copago farmacéutico, instalado en 2012 por el gobierno de Mariano Rajoy, estableció diferentes franjas de pago en función de los ingresos. Las personas que percibieran pensiones no contributivas o mínimas estaban exentas del pago mientras que para los pensionistas debían pagar: el 10% con un máximo de 8,23 euros al mes para rentas de menos de 18.000 euros al año; el 10% con un límite de 18’52 euros mensuales para rentas entre los 18.000 y 100.000 euros; y el 60% y hasta los 61, 75 euros al mes si ganan más de 100.000 euros al año.

En cuanto a las personas activas, el real decreto estableció que aquellos con renta inferior a 18.000 € pagarían el 40% del PVP (Precio de venta al público) de cada envase, sin límite mensual de gasto; los que tuvieran una renta de 18.000 € y 100.000 € pagarían el 50% del PVP; y los que tienen una renta igual o superior a 100.000 € pagarán el 60% del PVP de cada envase.

Casi el 44% de los españoles desconoce como funciona el sistema de copago

Siguiendo los datos del Barómetro Sanitario, el 43,9 % de los españoles desconoce cómo se distribuye el sistema de copago en función de los ingresos y tan solo el 36,4% lo considera un problema que debería solucionarse.

Respecto a esta medida, el gobierno de Pedro Sánchez aprobó en los Presupuestos Generales del Estado 2019 que se eliminaría el copago sanitario para los pensionistas y activos con hijos a cargo que tengan rentas inferiores a 9.000 euros.

No obstante, tras no conseguir los apoyos necesarios y convocar elecciones, el presidente del PSOE, amplió en su programa electoral para las elecciones del 28A, la cobertura a los pensionistas con rentas inferiores a los 11.200€, a los perceptores de prestaciones económicas de la Seguridad Social por hijo a cargo con rentas anuales inferiores a 12.300 € y a aquellas familias con hijos con discapacidad.

Marciano Sánchez de FADSP considera, en cambio, que la reducción a los pensionistas es una medida «positiva» pero «insuficiente”. “Además del criterio de renta, debe incluirse el criterio de enfermedad, ya que hay personas con muchas patologías que deben gastar mucho más y no pueden pagar todos los medicamentos aunque tengan una renta algo mayor”, justifica Sánchez, quién además concluye que «acabar con la pobreza farmacéutica es, al fin y al cabo, una cuestión de voluntad».

RTVE

Anuncios
About el comunista (57066 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: