Anuncios

Pablo Iglesias reniega de Carmena y ve en Ada Colau su referente municipal: «No se ha vendido nunca»

Centra toda su intervención en Barcelona en alabar a su alcaldesa: «Es una bofetada al cinismo reaccionario».

El sábado puso la Operación Chamartín de Carmena como ejemplo de «sumisión» al poder económico.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha cambiado completamente su afinidad en lo que respecta a las alcaldesas de los ‘ayuntamientos del cambio’ de Madrid y Barcelona, coronadas en 2015 con plataformas electorales sustentadas por Podemos,, pero ahora desligadas de sus siglas en el caso de Madrid. Por eso, ha dejado claro este fin de semana que Ada Colau no solo es su favorita, sino que la ha elevado con los mismos argumentos con los que el sábado criticó a Manuela Carmena: la independencia de la primera frente a la «sumisión» al poder económico en el que, a su juicio, ha caído la segunda.

En un mitin en el barrio obrero del Carmel en Barcelona, el primer mitin en el que aparecían conjuntamente Iglesias, Alberto Garzón y Ada Colau, y el segundo en el que respaldaba a la candidata de Barcelona en Comú, el líder de Podemos ha dedicado toda su intervención a alabar a la actual alcaldesa, que se juega su reelección ante un pujante ERC encabezado por Ernest Maragall, primero en las encuestas.

Colau, el referente de los ‘ayuntamientos del cambio’

Iglesias se ha referido a Colau como «un tesoro precioso que los votantes tienen que “conservar” en las urnas del 26 de mayo por no haberse vendido al poder económico y no fallar a los humildes tras llegar al cargo. Tomando como punto de partida un artículo del periodista Jordi Évole en el que hablaba del odio que despierta la alcaldesa en el poder barcelonés, defendió que ella «no se ha vendido».

«Es muy difícil llegar al gobierno de una gran ciudad y que el poder vampírico de los poderes económicos no te termine convirtiendo en uno de ellos. Hay muchos que llegaron con muy buenas intenciones y acabaron trabajando por los intereses de los poderosos», ha dicho el líder de Podemos, que considera que Ada Colau tiene en contra a la clase alta porque «no se ha vendido nunca».

Enlazándolo con su experiencia personal con las cloacas, apuntó que “cuando alguien asume posiciones de poder en un lugar clave para el poder económico como es Barcelona, todas las estructuras del poder están construidas para que te vendas”, invitando al nuevo cargo político a convertirse en un «tecnócrata».

“Lo que no soportan de Ada Colau es que no se ha olvidado nunca de a quién representa”, diagnosticó Iglesias. “Eso se ha traducido en políticas públicas que algunos no pueden soportar” y que le ha hecho ganarse “prestigio internacional” entre intelectuales de la izquierda como Naomi Klein y Noam Chomsky, “no defraudando a las gente de los barrios”.

La única referencia de Iglesias en su discurso a la política nacional ha sido también con Colau como ejemplo, que para él -afirma- supone «una referencia que es una bofetada al cinismo reaccionario que dice que no se pueden cambiar las cosas gobernando», una referencia que le da energía para negociar con el PSOE «un gobierno para la gente humilde».

Diferencias entre Colau y Carmena, «sumisa» al poder

En un discurso en el que ha acentuado las diferencias entre Ada Colau y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en cuya candidatura no se integró Podemos, Pablo Iglesias ha abundado: «El poder reserva un papel muy cómodo para los tecnócratas con etiqueta progresista que dicen que gobernar es conciliar intereses».

Nada que ver con el mensaje lanzado por el secretario general de Podemos el sábado en Alcorcón (Madrid), donde subrayó que la Operación Chamartín, que desbloqueó Manuela Carmena es un ejemplo de cómo «los poderes económicos» ponen «de rodillas al poder político», en un acto electoral ante 1.500 espectadores que trataba de mostrar fuerza el mismo día que Más Madrid de Carmena e Íñigo Errejón congregaba a unas 4.500 personas en el Madrid Arena.

“Quiero enviar un mensaje muy claro a todos los electores progresistas de Madrid. El único voto que garantiza que una fuerza política no se va a vender a los poderes económicos es Unidas Podemos”, concluyó.

Colau: «Esto va de quién queda primero, de si sigo yo o Maragall»

Con el escenario que pintan las encuestas, que vienen coincidiendo en que ERC sería el partido más votado en Barcelona y podria liderar un pacto de gobierno entre dos o más formaciones, Ada Colau ha advertido en su discurso de que estas municipales van de si ella sigue «siendo la alcaldesa de esta ciudad o lo es el señor Ernest Maragall», por lo que ha llamado a los barrios a movilizarse para que «todo el voto de izquierdas» sea para los comunes.

Colau ha entrado en el cuerpo a cuerpo con su principal rival a la Alcaldía, y ha reprochado a Maragall que se haya «plegado durante décadas» a los poderosos, cuando estaba en el PSC, y que abandonara el partido socialista para gobernar con la derecha corrupta de CiU.

«Lo que está en discusión es si las políticas de cambio valientes siguen o no», «si vuelve la vieja política o sigue la de la gente común, demostrando que sí se puede, que se puede gobernar con la gente y para la gente».

RTVE

Anuncios
About el comunista (55631 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: