Anuncios

Analista: anuncio de ex presidenta argentina deja al Gobierno sin estrategia electoral

La candidatura de la exmandataria y senadora argentina Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) a la vicepresidencia, acompañando a su exjefe de gabinete Alberto Fernández arrebata al Gobierno de Mauricio Macri su única táctica para hacer frente a su principal adversaria, señaló a Sputnik el politólogo y sociólogo Marcelo Leiras.

«Esta noticia resta eficacia a la única estrategia del Gobierno, que es mostrar al kirchnerismo como una especie de chavismo argentino», indicó Leiras, director del Departamento de Ciencias Sociales y de la Maestría en Administración y Políticas Públicas de la Universidad de San Andrés.

La senadora anunció el sábado que se presentará a las elecciones presidenciales del próximo 27 de octubre como compañera de fórmula de Alberto Fernández, un político y abogado que fue jefe de gabinete del gobierno de su marido, Néstor Kirchner (2003-2007), pero que solo resistió unos meses en el suyo y del cual la separaban grandes diferencias políticas.

«Le he pedido a Alberto Fernández que encabece la fórmula que integraremos juntos, él como candidato a presidente y yo como candidata a vice», declaró Cristina Fernández en un vídeo publicado en su página de Twitter.

El Gobierno de Macri «está desconcertado, de ahí las pocas intervenciones que han hecho desde el sábado», dijo Leiras.

Al aupar como candidato a presidente a una persona de perfil «moderado, que ha dado experiencia de gestión y que goza de la confianza personal de la expresidenta», pese a que estuvieron distanciados durante una década, se vuelve «inverosímil la estrategia» del Gobierno de polarizar la discusión política.

Con su anuncio, Fernández de Kirchner mostró «que es capaz de colocarse en un segundo plano, que quiere mandar un mensaje de moderación creíble, que tiene interés en formar un Gobierno amplio encabezado por una persona que, dada su situación política, sin apoyo electoral previo, necesariamente necesitaría de otros apoyos para formar Gobierno», explicó Leiras.

El mensaje de la expresidenta, «que en primer lugar está destinado a la interna peronista (del opositor Partido Justicialista) y también al electorado en general», se transmitió además «a través de una pieza muy eficaz, con una modalidad muy eficaz para transmitir su mensaje», añadió el politólogo, que también se desempeña como investigador en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).

A un país en recesión económica se le añade ahora «la obsolescencia de la estrategia electoral» de la alianza gobernante Cambiemos, lo que sitúa al oficialismo en una coyuntura muy complicada, consideró este experto.

Subestimaciones

El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, interpretó que el anuncio de Fernández de Kirchner «subestima a los argentinos».

«¿Alguien puede creer que si la expresidenta va en la fórmula no es ella la centralidad, quién va a tomar las decisiones?», inquirió el lunes durante una rueda de prensa.

Leiras objetó estas declaraciones que ofrecen «una lectura sorprendente en una persona con experiencia política como el ministro de Educación».

«De acuerdo a la Constitución, el presidente tiene enormes facultades que ninguna persona adulta renunciaría a ejercer porque tiene un vicepresidente con peso político propio», observó.

Sorpresa política

Pero la expresidenta desvelo con su inesperado anuncio «que pensaba que no le alcanzaba para gobernar», comentó.

«Aun ganando la elección, que creo que estaba en condiciones de ganarla, habría llegado con un peso político con poca capacidad de crecimiento y con una oposición agitada», dijo el profesor.

No debe olvidarse que, por ejemplo en Brasil, «a una candidatura que ganó su reelección con un margen estrecho, como fue la de Dilma Rousseff, le siguió un esfuerzo de debilitamiento que terminó en su juicio político», observó.

«Una presidencia de Cristina Fernández hubiera generado mucha resistencia social, política y económica y, anticipando eso, generó una plataforma más amplia», puntualizó Leiras.

Fernández de Kirchner será juzgada desde este martes por supuestamente manipular la obra pública concedida en la provincia de Santa Cruz (sur) a un empresario afín, el detenido Lázaro Báez.

La expresidenta, procesada en otras causas ya elevadas a juicio, «enfrenta estos procesos judiciales, algunos con más pruebas, muchos con pocas pruebas, y ella buscaba alguna garantía de que la que persecución judicial era ecuánime o limitada», dijo Leiras.

En este aspecto, «la única persona que puede ofrecer esa garantía es una persona que goza de su confianza personal como Alberto Fernández», puntualizó.

El exjefe de gabinete reúne así varios atributos: «experiencia de gestión, imagen de moderación y confianza personal que asegura que algunos desbordes procesales no se van a repetir», sostuvo Leiras.

Momento elegido

La actual senadora realizó su anuncio «en un momento en el que estaba creciendo una alternativa dentro del Partido Justicialista (la histórica agrupación política del peronismo), organizada alrededor de una figura con distinta llegada a distintos sectores del justicialismo como lo es Juan Schiaretti», gobernador de la provincia de Córdoba (centro), el segundo distrito electoral más importante del país, que fue reelecto hace poco más de una semana.

«La movida de Cristina Fernández inhibe el crecimiento de este sector, y este es el principal motivo por el que se hizo en este momento», manifestó el politólogo y sociólogo argentino.

Aunque Schiaretti haya confirmado que su espacio, Alternativa Federal, presentará su propia candidatura presidencial, esta agrupación «ve menguado su espacio, porque la señal (de la expresidenta) de que hay intención de hacer una convocatoria amplia fue fuerte hacia el resto del justicialismo», opinó.

En paralelo, los gobernadores provinciales quedan «en una situación incómoda para competir abiertamente contra el grueso de los justicialistas» que presuntamente apoyarían una fórmula Fernández-Fernández, finalizó Leiras.

El exministro de Economía, Roberto Lavagna, confirmó el lunes que se postulará a presidente dentro del bloque Alternativa Federal, que reunirá a todos sus dirigentes el próximo miércoles para analizar la estrategia a seguir.

Hasta ahora 10 mandatarios provinciales han mostrado su respaldo a la postulación del binomio Fernández-Fernández.

Se trata del gobernador de Chaco (norte), Domingo Peppo, la de Catamarca (noroeste), Lucía Corpacci, el de Formosa (norte), Guido Insfrán, el de La Pampa (centro), Carlos Verna, el de Entre Ríos (este), Gustavo Bordet, el de La Rioja (noroeste), Sergio Casas, la de Santa Cruz (sur), Alicia Kirchner, el de Santiago del Estero (norte), Gerardo Zamora, el de Tucumán (noroeste), Juan Manzur, y la de Tierra del Fuego (sur), Rosario Bertone.

Las elecciones presidenciales y legislativas se celebrarán el 27 de octubre, con una instancia previa, las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias, que tendrán lugar el 11 de agosto.

Sputnik

Anuncios
About el comunista (52287 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: