Anuncios

La filantropía de los explotadores

A través de los medios del poder, nos enteramos de las dádivas del magnate del trapo, Amancio Ortega, sí, hombre, ese que posee cerca de 65 mil millones de euros, y esto es gracias a Dios y a él mismo que se esforzó con su gran cerebro emprendedorista a desarrollar el emporio que se extiende hasta el extranjero capital.

Por Maribel Santana*

Desde luego con esta pequeña suma que tiene se le puede dar de comer a toda África. El susodicho personaje le donó una limosnita al sistema sanitario, ¡ahhhh, qué buena persona!

¿Será también parte de la campaña electoral de la derecha, o será más listo  y son de los que regala muchas sardinillas para poder recibir un gran atún?

Los/as ricachos/as que se han enriquecido con la sangre de los pobres trabajadores y sobre todo de los niños del llamado tercer mundo, que son explotados  como perros y les pagan un dólar al día por una pieza de ropa, que luego la venden en el primer mundo a 50 euros, esas, son muy amantes  de fundar ONGs y otras rebambarambas, para poder evadir al fisco de su país;  y el fisco alimentándose solo del dinero de los trabajadores.

Desde la filantropía de los Rockefeller y los Ford, hasta la CIA,   la USAID y otras para no cansar, han financiado desde clínicas abortistas y de esterilización para mujeres negras (porque paren mucho, no es porque sean pobres),  eugenesias, y otros proyectos que más tarde les aplaudiría el mismo Hitler (pregunte a la gran feminista de género, Margaret Sanger, su más fiel precursora de todo esto).

En fin compis éstos personajes son de la misma escuela o parecida, este populista que va de tío enrollado y totalmente desinteresado, tras la careta del marketing, sabrá Dios que tramará, pues todos/as sabemos que cuando los de arriba dicen blanco, tenemos que temblar porque es negrito, negrito, lo que se avecina (experiencia histórica, no malas ideas).

Si tan bueno es,  lo que tiene que hacer es cooperativizar la empresa emporio y que la lleven los trabajadores, o que pague al fisco lo que le corresponde y un poquito más como limosna ya que es tan caritativo y  cristiano.

Pagar sueldos dignos a los trabajadores, no explotar a niños, y no apoyar las reformas laborales que tanto daño ha supuesto  a los trabajadores, con precariedades, contratos basura, horas extenuantes que luego no pagan y  abonar las pensiones a los jubilados que están en esas calles, personas mayores, reivindicando sus derechos y necesidades.

¡Vergüenza!  ¡Qué salgan a la calle con careta para que no les reconozcan!

*Trabajadora, activista y licenciada en historia.

Anuncios
About el comunista (55223 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: