Anuncios

La presencia de los presos independentistas en el Congreso marca el bronco inicio de la legislatura

 

El Congreso y el Senado quedan constituidos con Maritxell Batet y Manuel Cruz como presidentes.

La XIII legislatura de la democracia echa a andar tras una tensa sesión constitutiva en el Congreso de los Diputados marcada por el protagonismo absoluto de los diputados presos independentistas y la bronca en el hemiciclo por las diferentes y polémicas fórmulas de acatamiento de algunos diputados, que apunta a una legislatura de división total. Todo ello en un caldeado escenario político a cinco días de las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26M, momento a partir del cual comenzarán oficialmente las negociaciones para investir a Pedro Sánchez.

El Congreso de los Diputados, presidido por Meritxell Batet- que se convierte en la tercera autoridad del Estado- estrena un hemiciclo más paritario que nunca, con mayor diversidad y más fragmentado con un total de 350 diputados de 13 partidos con representación: PSOE (123), PP (66), Cs (57), Unidas Podemos (42), Vox (24), ERC (15), Junts per Catalunya (7), PNV (6), Bildu (4), Coalición Canaria (2), Suma Navarra (2), Compromís (1) y PRC (1).

La expectación en esta jornada parlamentaria ha sido máxima por la presencia de los diputados presos Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull, que han ocupado sus escaños entre los aplausos de ERC y JxCat y tímidos gritos de ‘fuera, fuera’; y la llegada al hemiciclo de la ultraderecha con Vox casi 40 años después de que Blas Piñar dejara su escaño.

Las fórmulas de acatamientos llevan la bronca al Congreso

Tras las votaciones para elegir la Presidencia, las Vicepresidencias y las Secretarías, se ha vivido en el Congreso el momento de más intensidad de toda la jornada cuando ha llegado la hora de jurar o prometer el cargo con múltiples y variadas fórmulas que han provocado abucheos, golpes en la mesa y quejas por parte de algunos diputados, principalmente de las bancadas de PP, Ciudadanos y Vox, que se han quejado por las fórmulas de los partidos independentistas y de algunos miembros de Unidas Podemos, entre otros.

Los diputados de ERC y JxCat, con todos los focos en los presos independentistas, han acatado este martes la Constitución «por imperativo legal» y por la «libertad de los presos políticos» desde el «compromiso republicano», mientras que los de Unidas Podemos han optado, en algunos casos, por prometer «por la democracia y los derechos sociales», frente a la mayoría de diputados del PP y PSOE que se han limitado a un «sí, juro» o «sí, prometo».

Otros como el líder de Vox, Santiago Abascal, ha jurado el cargo al grito de «por España»; y el líder de IU, Alberto Garzón, ha optado prometer «por la democracia y la república».

En este momento bronco, el líder de Cs, Albert Rivera, se ha puesto en pie quejándose de la situación y pidiendo la palabra pero Batet no se la ha dado. Sí lo ha hecho posteriormente y el líder ‘naranja’ ha pedido amparo al considerar que las apelaciones a «presos políticos» exigen que la Presidencia del Congreso intervenga: «Esta Cámara merece que usted nos defienda y a todos los españoles. Le pido que actúe», ha dicho, ante una Batet que le ha contestado que no se ha «mermado» la «esencia del acatamiento».

Saludos, encuentros y breves conversaciones con mucho trasfondo

El frío apretón de manos del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y el líder de ERC, Oriol Junqueras; la charla entre Inés Arrimadas con Josep Rull y políticos de muy diverso signo departiendo y haciéndose selfies en el hemiciclo han sido algunos de los momentos e instantáneas más curiosos y significativos que han dejado una sesión constitutiva que han supuesto, además, la vuelta de Sánchez como diputado 933 días después de renunciar a su acta para no facilitar la investidura de Mariano Rajoy. En la anterior legislatura ocupó escaño como presidente del Gobierno pero no tenía acta.

Los diputados de Vox han llevado a la práctica su lema «La España que madruga» y han sido los primeros que han llegado a la Cámara Baja colocándose en el mejor sitio: tras el Gobierno, dejando así la fotografía para el recuerdo de Abascal justo detrás de Pedro Sánchez.

Encuentros informales y saludos parlamentarios entre los líderes de las formaciones políticas que a partir del próximo lunes se convertirán en negociaciones oficiales para cerrar un Ejecutivo de Sánchez, que insiste en gobernar solo y quiere tener cerrado en julio.

Según fuentes de ERC, Junqueras ha mantenido una muy breve conversación con Sánchez en la que le ha lanzado un «tenemos que hablar». No hay que olvidar que el presidente necesitará del voto a favor o la abstención de alguna formación independentista.

La suma para elegir a Batet. ¿Preludio del acuerdo de investidura?

La tercera presidenta mujer del Congreso de los Diputados tras Ana Pastor y Luisa Fernanda Rudi ha sido elegida por 175 votos, los de PSOE, Unidas Podemos, PNV, CC, de Compromís y de PRC, quedándose justo a uno de la mayoría absoluta, por lo que ha necesitado de una segunda votación por mayoría simple.

En caso de repetirse esta suma en la investidura de Sánchez, el socialista requeriría de una sola abstención de otro grupo para ser proclamado. Parece más que complicado que obtenga el apoyo vía activa o pasiva de Ciudadanos, así que JxCat o ERC podrían ser decisivos otra vez.

Batet ha marcado el diálogo, la convivencia y la búsqueda de soluciones como la línea principal de su Presidencia. En un discurso desde su nuevo puesto en la tribuna, ha advertido a los diputados que ningún partido «representa en exclusiva a España, ni a ninguno de sus territorios ni a la voluntad de toda la ciudadanía».

«Todos nosotros somos el pueblo, pero ninguno de nosotros somos el pueblo», ha dicho Batet en su primera intervención en el hemiciclo.

Si a Ana Pastor le tocó durante su mandato lidiar con el fin definitivo del bipartidismo y la llegada de actores como Podemos y Ciudadanos al Congreso, Batet tendrá que gestionar un hemiciclo muy fragmentado con bancadas que, a buen seguro, estarán muy enfrentadas en una legislatura que se presenta ‘caliente’ y en la que los acuerdos deberán llegar sí o sí para sacar adelante iniciativas parlamentarias.

Recién formada, la nueva Mesa del Congreso tiene que abordar un primer asunto espinoso: la suspensión de los diputados electos presos, que han pedido PP, Ciudadanos y Vox.

El rey recibirá este miércoles en el Palacio de la Zarzuela a los nuevos presidentes del Congreso y del Senado quienes le comunicarán oficialmente la constitución de sus respectivas cámaras en la XIII legislatura.

RTVE

Anuncios
About el comunista (66620 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: