Anuncios

¿Qué hay de verdad en los productos bío?

Cada vez más gente se decanta por comprar productos ecológicos, eco o bío. Mientras en el paquete aparezca alguna de esas palabras, no les importa pagar más dinero del que pagan por productos ‘no ecológicos’. ¿Pero tiene sentido de verdad? ¿Cuáles son los mitos y la realidad detrás de los productos de moda?

Sputnik habló sobre el tema con Luigi Mariani, el que fuese presidente de la Asociación Italiana de Agrometeorología y, actualmente, docente de la Universidad de Milán. Autor también de multitud de publicaciones sobre agricultura, Mariani es también coordinador de la red de investigadores sobre agronomía y agricultura de Italia SETA.

«Una cosa es cultivar productos orgánicos según la demanda del mercado y otra dedicarse al márquetin bío poniendo énfasis en lo malo que es el resto de la producción agrícola que hoy alimenta al mundo (…) Si hoy en día hay gente que prefiere materia prima orgánica y está dispuesta a pagar por ella el doble o el triple, perfecto, pero no creo que el resto de la población se lo pueda permitir», dice convencido Mariani.

Los productos orgánicos se producen entre un 20% y un 70% menos que los de toda la vida, explica Mariani. Y esa misma producción cubriría las necesidades alimentarias del 2% de la población del mundo.  Así que si se decidiese adoptar únicamente la agricultura orgánica como método de cultivo, dice, y alimentar con ella únicamente a la población de esas tierras, solo se conseguiría dar de comer al 50% de la población mundial, calcula.

«Habría que decidir a quién sacrificamos. Y como no nos vamos a sacrificar a nosotros mismos, quien saldría perdiendo sería la población pobre de los países en vías de desarrollo», dice.

¿Pero qué es exactamente un producto bío?

Mariani nos lo aclara: un producto que se ha producido sin hacer uso de una serie de tecnologías. Es el caso de los abonos sintéticos, comúnmente conocidos como productos químicos, y gracias a los cuales a día de hoy se ha conseguido aumentar la producción de proteínas hasta tal punto que de ellos depende el 50% de las que consumimos a diario. El investigador pone el punto de mira en el márquetin.

«Los que se dedican al márquetin dicen a menudo que a la hora de producir productos orgánicos no se utilizan pesticidas, pero no es cierto porque también en estos casos se siguen utilizando. Lo que pasa es que no se utilizan pesticidas nuevos, sino sustancias más tradicionales como el sulfato de cobre, las piretrinas, la azadiractina o el spinosad», revela.

¿Difiere la calidad de los productos bío de la de los normales?

Aquí la respuesta ya no es binaria. La mayor parte de la literatura científica «excluye la presencia de diferencias significativas en la calidad entre lo que es bío y lo que es ‘inorgánico'», señala. Y añade que la calidad está regida por la ley y no por las etiquetas del envase: «El producir alimentos con niveles de calidad lo establece la ley». El agricultor, por tanto, cultiva y produce utilizando productos que respetan las normas sanitarias y que evitan que las plantas sucumban a sus enemigos: los hongos, los insectos, las malas hierbas…

«Los agricultores no son envenenadores en serie (…) sino empresarios que protegen sus cultivos de todo lo que daña sus cultivos», dice.

Insiste en que comprar un producto bío  no implica que no se hayan utilizado productos químicos porque lo que certifica esa etiqueta es «el proceso» y no «el propio producto».

En cualquier caso, Mariani deja claro que no hay de qué preocuparse. Los productos con la etiqueta de orgánico o bío no hacen daño a nadie y cada uno puede comprar lo que crea más oportuno. Para prueba, dice, la frase célebre de Paracelso: «La dosis hace el veneno».

Sputnik

Anuncios
About el comunista (55631 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: