Anuncios

Grupo de Lima aboga por acercamientos con Rusia, Cuba, China y Turquía por Venezuela

Los cancilleres de 12 países que integran el Grupo de Lima acordaron este jueves en una declaración fortalecer los acercamientos con Rusia, China, Cuba y Turquía para que se sumen al esfuerzo de generar soluciones a la crisis venezolana.

Los ministros del Grupo de Lima subrayaron en el punto dos de la declaración «la importancia de profundizar gestiones con aquellos países que aún apoyan al régimen ilegitimo de Nicolás Maduro, en particular con Rusia, China, Cuba y Turquía, urgiéndoles a ser parte de la solución de una crisis que tiene un impacto creciente en la región».

El texto de siete puntos resume los acuerdos alcanzados en la XIV Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de Lima, que se realizó en la Ciudad de Guatemala.

Asimismo, los delegados de los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y del líder opositor venezolano Juan Guaidó, que participaron de la reunión este jueves en el Hotel Intercontinental, reiteraron su apoyo al diputado, a quien reconocen como presidente interino del país caribeño.

En el punto uno de la declaración, el Grupo de Lima rechazó el anuncio del presidente Maduro de celebrar elecciones legislativas anticipadas y repudió lo que calificó de «sistemáticos ataques» a la Asamblea Nacional de Venezuela, parlamento unicameral de mayoría opositora.

La reunión se desarrolló en la mañana de este jueves, y una vez concluida no hubo declaraciones a la prensa.

Los cancilleres celebraron asimismo la reunión del pasado lunes entre representantes del Grupo de Lima y del Grupo Internacional de Contacto (GIC), encabezado por la Unión Europea.

En ese encuentro en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York el Grupo de Lima y el GIC acordaron coordinar diálogos con países que apoyan al Gobierno de Maduro para tratar de impulsar una transición hacia elecciones con todas las garantías que permitan superar la crisis política y económica que vive el país.

La declaración apoya sin nombrarlo el intento de diálogo que viene patrocinando el Gobierno de Noruega entre delegaciones del oficialismo y de la oposición.

En el punto dos los cancilleres «respaldan la disposición del presidente encargado Juan Guaidó en la búsqueda de soluciones en aquellos procesos dirigidos para el restablecimiento de la democracia en Venezuela».

La declaración dedica un párrafo entero, el cuarto, a denunciar la crisis migratoria venezolana, «que se ha convertido en una de las más graves crisis humanitarias a nivel mundial».

Los cancilleres «reiteran la necesidad de que las agencias, fondos y programas del Sistema de las Naciones Unidas y la comunidad internacional apoyen los esfuerzos de los países de acogida», dice el texto.

Además, el Grupo de Lima «insta» a la comunidad internacional a «tomar acciones» ante el presunto «creciente involucramiento» del Gobierno de Maduro «en distintas formas de corrupción, narcotráfico y delincuencia organizada transnacional que implica a sus familiares y testaferros, así como el amparo que otorga a la presencia de organizaciones terroristas y grupos armados ilegales en territorio venezolano y el impacto en la región de sus actividades».

La declaración concluye declarando al grupo en sesión permanente y anuncian que la próxima reunión ministerial se realizará en Argentina, aunque sin fecha definida.

El Grupo de Lima surgió en agosto de 2017 para hacer seguimiento de la situación de Venezuela y contribuir a una salida negociada de la «profunda crisis que padece» ese país, según sostienen los países que lo integran.

Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú fueron los miembros iniciales; se sumaron luego Guyana y Santa Lucía, mientras México se retiró después de que asumiera la presidencia Andrés Manuel López Obrador.

A su vez, también participa de las reuniones el enviado del líder opositor venezolano Juan Guaidó, Julio Borges.

La crisis en Venezuela se agravó a partir del pasado 5 de enero, cuando el diputado opositor Juan Guaidó fue elegido presidente de la Asamblea Nacional, parlamento unicameral en desacato desde 2016.

El 23 de enero, dos días después de que el Tribunal Supremo anulara su designación, el legislador se proclamó a sí mismo «presidente encargado», apelando a un artículo de la Constitución que prevé la figura en caso de que exista un vacío de poder, pero no bajo el argumento de «usurpación del cargo», como él alegó.

Maduro, quien asumió su segundo mandato el 10 de enero tras unas elecciones de las que no participó la oposición, calificó la declaración de Guaidó de intento de golpe de Estado y responsabilizó a EEUU de haberlo orquestado.

Guaidó fue reconocido de inmediato por Estados Unidos, al que se sumaron casi más de 50 países.

Rusia, China, Cuba, Bolivia, Irán y Turquía, entre otros países, mantienen su apoyo al Gobierno de Maduro.

Sputnik

Anuncios
About el comunista (53616 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: