Anuncios

Siete consecuencias del agravamiento de la guerra comercial entre EEUU y China

En mayo de 2019 se produjo un agravamiento de la guerra comercial entre EEUU y China. Los observadores señalan que el conflicto tiene consecuencias no solo para las economías de estos países, sino también para toda la comunidad internacional. El diario ruso Vesti Finance destaca siete consecuencias de la tensa situación entre Washington y Pekín.

  • Nuevos aranceles y restricciones comerciales mutuas

El presidente de EEUU, Donald Trump, ordenó el 10 de mayo de 2019 elevar los aranceles a las importaciones chinas por un valor de 300.000 millones de dólares.

En junio de 2018, Washington amenazó con imponer aranceles de 25% a productos chinos por valor de 50.000 millones de dólares, con el fin de reducir el déficit comercial.

Por su parte, el gigante asiático puso en marcha nuevos aranceles a las mercancías de EEUU por valor de 60.000 millones de dólares el 1 de junio.

Junto con estas decisiones puede llegar una nueva oleada de restricciones mutuas entre las dos potencias, opinan los analistas del diario.

  • Una reducción significativa del crecimiento económico mundial

Los expertos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) pronostican que el crecimiento económico en China y Estados Unidos puede ser en promedio un 0,2-0,3% más bajo en 2021 y 2022, si los países no dejan de imponer los aranceles que socavan la previsión del crecimiento económico mundial.

En su pronóstico económico, que se publica cada dos años, la OCDE señala que el crecimiento económico mundial será del 3,2% este año, debido a que los flujos comerciales casi se han reducido a la mitad.

Esta es la tasa de crecimiento más baja de la economía mundial desde 2016.

Según el informe, el año que viene la economía mundial mostrará un resultado de crecimiento ligeramente superior al 3,4%, pero siempre que EEUU y China renuncien a los aranceles anunciados en mayo.

  • Un acercamiento más rápido entre China y Rusia

Según los expertos, la guerra comercial entre Washington y Pekín podría dar un impulso para acelerar el acercamiento entre Rusia y China que había empezado antes de la introducción de aranceles, pero las acciones del presidente de EEUU pueden ayudar a acelerar este proceso.

Moscú y Pekín destacan la coincidencia de sus posiciones en muchos problemas internacionales y el crecimiento del comercio. Además, los dos países tienen actualmente un adversario geopolítico común: Estados Unidos, señala el diario.

En el ámbito de la cooperación internacional, Rusia y China acordaron que «se opondrían al dictado político y al chantaje monetario en el comercio internacional y la cooperación económica, condenando el deseo de los países individuales de adjudicarse el derecho de determinar la factibilidad y los parámetros aceptables de la cooperación legal entre otros Estados, y también manipular las demandas del régimen mundial de no proliferación para presionar a los países indeseables».

Durante el Foro Económico de San Petersburgo, está previsto firmar 30 acuerdos de cooperación entre empresas y organizaciones de Rusia y China.

  • Agravamiento de la ‘guerra tecnológica’

El enfrentamiento comercial entre Estados Unidos y China afecta el campo de las tecnologías y las grandes empresas de ambos países.

Una de las mayores perturbaciones en este ámbito se produjo cuando Trump incluyó el gigante tecnológico chino Huawei en su lista negra. Este paso hizo que varias compañías grandes cesaran la cooperación con Huawei, incluida Google.

Los expertos pronostican que en el futuro otras compañías también pueden ser víctimas de unas prohibiciones similares.

  • Auge de la xenofobia

En el contexto de los desacuerdos entre los dos países, hay un aumento de sentimiento antichino en Estados Unidos, y uno antiestadounidense en China. Es una consecuencia lógica de la propaganda que tiene lugar en ambos países en relación al adversario comercial.

Anteriormente, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China emitió una advertencia a sus ciudadanos que planeaban trabajar, estudiar o viajar a Estados Unidos, avisando de que el país estadounidense ha impuesto restricciones a las visas de estudiantes chinos.

  • Agravamiento de la situación geopolítica en Asía Pacífico

La confrontación comercial entre EEUU y China tiene un impacto en su interacción con otros países. Una guerra comercial puede exacerbar la situación en la región de Asia Pacífico, donde hay muchos conflictos no resueltos y disputas territoriales.

Se trata en particular de Taiwán, cuya independencia no es reconocida por China. Estados Unidos planea venderle armas a este país por unos 2.000 millones de dólares.

Dado que el gigante asiático considera a Taiwán como su territorio. Esta intención provocó una reacción negativa de los líderes del país.

Además, también existe una disputa territorial en el mar de China Meridional. El país asiático reclama su territorio y se opone a que EEUU y sus aliados realicen maniobras cerca de las islas.

  • Fortaleciendo los intentos de EEUU de debilitar la influencia de China en otros países

Estados Unidos está tratando de expulsar a sus principales competidores geopolíticos del hemisferio occidental, incluidos Rusia, China y la UE.

El 18 de febrero, el presidente Trump estableció la meta de derrotar a los Gobiernos de Venezuela, Nicaragua y Cuba.

China planeaba construir un canal en Nicaragua. Sin embargo, algunas protestas frustraron dichos planes.

Paralelamente, Estados Unidos está tratando de aumentar el comercio y la inversión en África y expulsar a China de la región, señala el medio.

Sputnik

Anuncios
About el comunista (55516 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: