Anuncios

México cuestiona a diseñadora venezolana Carolina Herrera por «apropiación cultural»

El Gobierno de México cuestionó a la diseñadora venezolana Carolina Herrera de «apropiación cultural» por utilizar motivos indígenas y de la cultura popular mexicana en su nueva y colorida colección Resort 2020, que según su joven diseñador Wes Gordon expresa «el amor» de la firma por este país.

La secretaria de Cultura de México Alejandra Frausto comenzó la controversia con una carta en la que solicita, a la fundadora de la marca y al director creativo de la colección, «que expliquen públicamente con qué fundamentos decidieron hacer uso elementos culturales cuyo origen está plenamente documentado, y cómo su utilización retribuye beneficios a las comunidades portadoras».

El diseñador replicó dos días después, la tarde del miércoles 12 de junio, que los valores de México, dieron como resultado «una colección colorida y alegre como muestra de amor de la firma al país latino».

La misiva de la alta funcionaria federal señala que en la colección aparecen manifestaciones «que pertenecen a comunidades específicas de nuestro país», tal es el caso de modelos «cuyo bordado proviene de la comunidad de Tenango de Doria, Hidalgo», del centro del país.

En estos bordados se encuentra «la historia misma de la comunidad, y cada elemento tiene un significado personal, familiar y comunitario», argumenta.

Otros modelos incorporan bordados del Istmo de Tehuantepec (sur), el llamado «sarape» o poncho de Saltillo (norte), diseño que llevó en su recorrido el pueblo de Tlaxcala (centro) «para la fundación del norte del país».

Gordon respondió la tarde del miércoles que la colección rinde homenaje a la riqueza de la cultura mexicana, utilizando diseños culturales nativos.

México es «uno de los primeros países en ser homenajeados; la rica cultura del país, el amor que la diseñadora ha profesado por el mismo desde hace más de tres décadas y la Alegría de Vivir», replicó Gordon.

La nueva colección se inspira «en unas alegres y coloridas vacaciones latinas», el amanecer de Tulum, en el Caribe mexicano, en «las olas en José Ignacio (Uruguay), el bailar en Buenos Aires o los colores de Cartagena», respondió el diseñador en un comunicado de la firma, que pertenece al Grupo Puig.

Gordon aseguró que los diseños respetan las técnicas artesanales, al ser «una de las pocas marcas en Nueva York que mantiene un taller y un amplio equipo de artesanos en pleno Manhattan».

La reclamación oficial llama la atención a «un principio de consideración ética», para discutir la promoción de la inclusión y «hacer visibles a los invisibles».

Finalmente, interroga si la colección de la firma internacional «retribuye o beneficia a los artesanos mexicanos».

Frausto dijo a periodistas el miércoles que ya comenzó a promover conversaciones con las comunidades mexicanas donde se fabrican textiles similares a los diseños de Carolina Herrera.

El comunicado de Gordon no es considerado como una repuesta oficial de la marca, porque «hay distintos temas y acciones posibles».

La legislación mexicana «está en construcción, pero tenemos herramientas internacionales, queremos escuchar su respuesta y la de las comunidades», dijo el Frausto tras la respuesta del creador de la colección.

Una legislación mexicana está siendo redactada por la bancada oficialista, para que los casos similares y otros anteriores de las marcas Marant y Zara establezcan la propiedad de los elementos procedentes de las culturas originarias.

Sputnik

Anuncios
About el comunista (55254 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: