Anuncios

Amazonas, un portal a la selva amazónica se abre en el centro de Moscú

La mayoría de los rusos conocieron la selva amazónica en su infancia leyendo libros de aventuras, de animales increíbles y tribus indígenas ancestrales. Sin embargo, durante los meses de junio y julio, los moscovitas y visitantes de la capital rusa podrán adentrarse en la Amazonía sin salir de la ciudad, gracias a la exposición multimedia Amazonas.

Por Zulma Mesa*

La investigadora y reportera Elena Srapián y el fotógrafo documentalista Alexandr Fiódorov decidieron explorar la selva amazónica para retratar la vida cotidiana de los aborígenes. Durante su visita a Colombia, los viajeros descubrieron el libro ‘El río’ del antropólogo canadiense Wade Davis, un tratado sobre etnobotánica de la Amazonía colombiana y ecuatoriana. Inspirados por la obra, estos aventureros cambiaron sus planes y decidieron viajar por su cuenta a la Amazonía. A pesar de los costos y el tiempo, la pasión por la aventura y el conocimiento triunfaron sobre las dificultades económicas y de logística. Elena y Alexandr viajaron desde Colombia hasta Brasil, pasando por Venezuela, Ecuador y Perú, en un recorrido que les tomó ocho meses.

View this post on Instagram

Сначала они мне сказали «Хотим смотреть других индейцев», а потом, когда им надоело, то попросили: «Теперь хотим смотреть, как другие индейцы поют». • Год назад мы подружились с самым необычным народом в мире – индейцами пираха. Мы прожили с ними чуть больше недели. Культурный барьер был безумный, например, они меня просто не хотели брать снимать на рыбалку потому что не понимают, зачем ехать человеку, у которого нет лески с крючком. • Вчера вечером наконец-то на Медузе вышел самый важный материал, который мы с Леной @fenka_ne_v_dyxe когда либо делали. Ей досталась самая тяжелая работа – ресерч, редакция, фактчекиннг, адский текст. Я всего лишь фоткал провел микродетективное расследование, чтобы найти самих пираха. • Я очень горд этой работой! Поэтому обязательно читайте. Статья по ссылке в профиле!!!!! А снимать проект нам помогали ребята из #lumixrussia Например, без их помощи, я бы так и остался с гепатитом А в джунглях, а не в Рио, где меня правда вышвырнули из больницы 😉 • Самым внимательным: на мне сидит обезьянка. #natgeoru #вокруг света #амазонка #амазония #латина #латинскаяамерика

A post shared by Alexander Fedorov (@bad.planet) on

Al ser una expedición que surgió de manera espontánea, la pareja no contaba con grandes recursos económicos. Durante el viaje, los expedicionarios tuvieron que vivir algunas veces a la intemperie en su tienda de campaña y otras veces en hogares de las comunidades indígenas, sobreviviendo, en parte, gracias a la hospitalidad de los lugareños. En cada lugar se quedaban alrededor de 10 días, hasta que las baterías de sus cámaras se descargaban completamente; entonces volvían a la ciudad y continuaban el viaje.

Elena le contó a Sputnik que no fue nada fácil desplazarse de un lugar a otro. El inicio del viaje se vio marcado por la crisis en Venezuela: casi un mes, los investigadores estuvieron «atrapados» en una pequeña ciudad provincial a la espera de un medio de transporte que pudiera llevarlos de vuelta a la capital. En Ecuador les tomó alrededor de tres semanas encontrar un bote que los llevara a la aldea de los waorani —un pueblo amerindio que habita al noroccidente de la Amazonía—. En esa ocasión, lograron convencer al líder de la tribu, que se encontraba en la ciudad, para que los llevara en su bote a su aldea. Y así, gracias a su carisma y empatía con los indígenas, los expedicionarios rusos fueron franqueando todos los obstáculos que aparecían en su camino.

El resultado del viaje está plasmado en la exposición Amazonas, que reconstruye el camino recorrido por estos intrépidos investigadores. La travesía empieza en las aldeas yanomamis en Venezuela y sigue por Ecuador, en donde actualmente los waorani defienden su territorio contra las compañías petroleras que explotan los recursos naturales del Parque nacional Yasuní. La siguiente parada nos muestra la vida del pueblo asháninka, que habita en Perú, así como su música y su comida, que incluye ingredientes como la yuca o mandioca y los gusanos. Luego, volviendo al norte, el recorrido pasa por Colombia, en donde los indígenas tikuna se entretienen jugando al fútbol. Finalmente, la exposición termina con una visita a los piraha, un pueblo originario del Amazonas brasileño.

«Para mí esta fue una experiencia muy importante, porque realizamos un proyecto colosal sin tener dinero (…) y lo logramos, filmamos en cinco países, en un territorio enorme, en varios idiomas y organizamos la exposición. Para mí esto demuestra que todo es posible», comentó Elena.

Pero la exposición —ubicada en una antigua fábrica de pan soviética ahora convertida en un centro cultural— no solo ofrece a los visitantes la oportunidad de viajar a través de lugares recónditos de Suramérica y conocer a los pueblos nativos de la Amazonía; también busca incentivar el diálogo acerca de la compleja situación sociopolítica de las comunidades indígenas a causa de los proyectos de desarrollo económico de los estados que se centran en la explotación de los recursos naturales en territorios ancestrales.

*Sputnik

 

Anuncios
About el comunista (61817 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

1 Trackback / Pingback

  1. Amazonas, un portal a la selva amazónica se abre en el centro de Moscú — elcomunista.net | zelegan

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: