Anuncios

Nudistas contra burkinis: guerra civil en las piscinas de Francia

Francia conoce un nuevo episodio de la lucha entre el respeto a la República y el islam político. Comandos de mujeres en burka desafían el reglamento e invaden las piscinas públicas. Los laicos les combaten con el nudismo, a falta de apoyo político.

Por Luis Rivas*

La ciudad de Grenoble está batiendo récords de temperatura. Los termómetros alcanzan los 38 grados en junio producto de la ola de calor que también azota a otras ciudades francesas y de Europa. Un elemento que ha favorecido el inicio de una nueva batalla en la guerra permanente entre defensores del laicismo y el islam político.

El 17 de mayo y el 23 de junio, «comandos» de mujeres entraron en la piscina Jean Bron y, aprovechando un descuido de los vigilantes, se lanzaron al agua con el llamado traje de baño islámico. Para muchos, fuera de Francia, este episodio puede llevar a la risa e intentar desdramatizarlo, pero para una mayoría de franceses, de izquierda o derecha, centristas o nacionalpopulistas, es un paso más en la estrategia del islam para imponer sus reglas contra la legalidad republicana.

LAS ROSA PARKS MUSULMANAS

Las mujeres de la llamada Alianza Ciudadana, organizadora de la acción burkini en las piscinas, se hacen llamar las Rosa Parks musulmanas, jugando con el nombre de la activista negra que desafió las leyes segregacionistas en los Estados Unidos en 1955. Insisten en no ceder y exigir el derecho de bañarse cubiertas. Hay que recordar que en todas las piscinas municipales de Francia –dependientes de las autoridades de la ciudad donde están instaladas– la vestimenta está reglamentada y que, por ejemplo, los hombres no pueden bañarse en bermudas por motivos de higiene y deben hacerlo en bañadores reducidos, tipo malla, sunga o, como dicen en España, «marcapaquete». Pero, en este caso, no se trata de higiene precisamente.

El alcalde de Grenoble; Eric Piolle, pertenece al partido «Europa Ecología Los Verdes» (EELV). En su historial como regidor ya ha sido denunciado en otras ocasiones por complacencia hacia el islam político y por clientelismo, como muchos de sus colegas de ideologías diferentes, ávidos de los votos de los ciudadanos musulmanes.

Piolle justifica la inacción de los vigilantes en la primera acción el 17 de mayo, por «evitar hacer el juego a Marine Le Pen» en las elecciones europeas celebradas en 26 de ese mes. Una respuesta que otros políticos franceses vienen repitiendo desde hace décadas, cuando es precisamente la violación de las leyes de la República y el consentimiento de algunos representantes políticos lo que alimenta el voto nacionalpopulista.

La ministra francesa para «la Igualdad entre mujeres y hombres», Marlene Schiappa, publicó un comunicado criticando la ambigüedad del alcalde de Grenoble, «que no intervino para defender los valores de la República», insistiendo en que la religión no debe implicar una derogación de las normas. Pero la ministra de Emmanuel Macron se escondió de condenar explícitamente el uso del burkini. Por eso, Piolle acusa a su vez al Gobierno de ambigüedad, pues «si se trata de respetar el laicismo, se debe de dejar claro y no esconderse en un reglamento de respeto a la higiene».

«TODOS EN PELOTAS»

Así las cosas y ante la inacción y el temor de los políticos a mojarse, un grupo de ciudadanos de Grenoble ha decidido organizarse y combatir la utilización del burkini en las piscinas con una acción llamada #TousAPoilAlaPiscine, (todos en pelotas en la piscina). En su comunicado, difundido a través de las redes sociales, llaman a la creación de «un movimiento ciudadano, ecologista y laico» e invitan a todos los ciudadanos/as a «defender los valores de la República y a bañarse desnudos frente a los comandos del burkini». Por todo ello, si los dos grupos se encuentran frente a frente el riesgo de enfrentamiento físico no es descartable.

Para la ensayista y antigua militante del Partido Socialista, Celine Pina, que combate la progresión del islam político en Francia, el movimiento proburkini pretende hacer creer que las mujeres musulmanas no pueden acceder a las piscinas municipales, cuando la mayoría sí lo hace en traje de baño. «Solo las que quieren reivindicar su identidad islámica utilizan el burkini como un arma contra los valores universales». Pina denuncia también que los comandos se hagan llamar Rosa Parks, una luchadora contra la discriminación, mientras que las mujeres apoyadas por «Alianza ciudadana» levantan barreras comunitarias y favorecen el separatismo.

IDEOLOGÍA IMPORTADA DE ESTADOS UNIDOS

Para Philippe Iribarne, sociólogo, director de investigación en el CNRS (Centro Nacional de Investigación Científica), la indumentaria islamista juega un papel en el proyecto de secesión del islam político. Iribarne afirma que la complacencia que algunos sectores en Francia adoptan hacia el fenómeno es, en buena parte, «producto del marco ideológico importado de Estados Unidos, que prohíbe reconocer lo que está en juego en la imposición del modelo social de la buena musulmana».

Esta nueva polémica se produce en el momento que se publica un informe parlamentario demoledor sobre el «entrismo» del islam político en la sociedad francesa. Un trabajo de siete meses dirigido por un diputado del partido macronista, «En Marcha», y otro del conservador «Los Republicanos», en el que se denuncia el avance de la gangrena islamista en los servicios públicos: hospitales, prisiones, escuelas, transportes, clubes deportivos municipales…

El informe quizá ayude al presidente Macron a tomar medidas. Hasta el momento, se la puede achacar también una cierta ambigüedad sobre el asunto. En su discurso del 25 de abril, Macron denunció, por fin, «un islam político que quiere hacer secesión en nuestra República» y se mostró partidario de «reafirmar» la ley de 1905 sobre el laicismo del Estado.

Palabras de la máxima autoridad del país que no producen mucho temor. El portavoz de la «Alianza Ciudadana», que organiza la entrada de mujeres con burka en las piscinas municipales, no oculta su objetivo: «El acceso a las piscinas públicas es nuestro primer combate; continuaremos con los gimnasios, las empresas y los médicos de hospitales que no quieren atender a las mujeres con el velo integral».

*Sputnik

Anuncios
About el comunista (65822 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: