Anuncios

Ex ministro de Defensa de Rusia desmitifica el inicio de la Segunda Guerra Mundial

¿Por qué la URSS invadió Polonia? ¿Por qué Stalin llegó a un acuerdo con Hitler en 1939? Serguéi Ivanov, exministro de Defensa de Rusia y un hombre de confianza de Putin, tiene las respuestas.

Ivanov respondió a estas y otras preguntas en detalle durante su visita a la sede de Rossiya Segodnya, matriz de Sputnik, donde protagonizó la conferencia dedicada al 80 aniversario del inicio de la Segunda Guerra Mundial. Ivanov trabajó 25 años en la inteligencia soviética y rusa, encabezó el Ministerio de Defensa de Rusia entre 2001-2007 y lideró la Administración presidencial en 2011-2016 y ahora se desempeña como presidente de la junta de la Asociación Histórica Militar de Rusia.

33

Serguéi Ivanov, ex ministro de Defensa de Rusia.

Al abordar la cuestión sobre quién inició la Segunda Guerra Mundial, Ivanov calificó de disparate las acusaciones contra la URSS y Iósif Stalin de desencadenar un conflicto global. Según Ivanov, tales ideas se lanzan «deliberadamente» contra Moscú. «Muchos dicen que necesita arrepentirse y pagar, pero esto, por supuesto, es un completo disparate y arrogancia», dijo Ivanov.

Respondiendo a aquellos que acusan a Moscú de desencadenar la Segunda Guerra Mundial mediante el tratado de no agresión firmado entre la URSS y Alemania el 23 de agosto de 1939, conocido coloquialmente como Pacto Ribbentrop-Mólotov, Ivanov recordó el Acuerdo de Múnich de 1938, cuando Londres y París de hecho entregaron Checoslovaquia a Hitler y el Tratado de Versalles de 1919, humillante para Alemania, que solo en el siglo XXI, bajo Angela Merkel, logró terminar de pagar los tributos correspondientes bajo este tratado.

El Pacto Ribbentrop-Mólotov es crucial para entender la postura de la URSS en vísperas de la Segunda Guerra Mundial.

«Si no hubiéramos firmado ese acuerdo, hubiéramos recibido el inicio de la agresión [nazi] no desde las líneas que se trazaron el 22 de junio de 1941, sino mucho más cerca de Moscú y Leningrado. No habríamos logrado 2-3 meses de la heroica resistencia del Ejército Rojo, no hubiéramos podido evacuar nuestras empresas al este, no hubiéramos tenido tiempo para transferir las divisiones siberianas para defender la capital», explicó Ivanov, mencionado por el presidente Vladímir Putin como su hombre de confianza en el libro ‘En primera persona’.

La firma del pacto cumplió plenamente con «nuestros intereses nacionales», dijo Ivanov. En su opinión, este documento salvó a la Unión Soviética de la amenaza de guerra en dos frentes. En 1939, la URSS estaba en guerra con Japón en el Lejano Oriente. Cuando el pacto fue firmado, Japón fijó sus ojos en el Pacífico, dejando de ser una amenaza para el Ejército Rojo.

Sobre el inicio de la guerra

«Los europeos creen que la Segunda Guerra Mundial comenzó el 1 de septiembre de 1939 y terminó en septiembre de 1945. China no está de acuerdo: ¡millones de personas murieron en manos de las tropas japonesas antes del 1 de septiembre de 1939!».

Sobre las razones de la guerra

«Se nos dice que el pueblo ruso debe arrepentirse, admitir su culpa y, por supuesto, también compensar el daño. ¿Se han olvidado del Tratado de Versalles? Colocó la primera mina en la estructura de posguerra de Europa después de la Primera Guerra Mundial. ¡Pero Rusia no participó en Versalles! ¡Tampoco en Múnich!».

Sobre los pasos de Hitler

«En 1934, Hitler consideraba al Ejército polaco uno de los más fuertes de Europa. En 1935 adoptó la ley sobre la construcción de la Wehrmacht. Esto fue una violación directa del Tratado de Versalles. El siguiente paso de Hitler fue la decisión de desmilitarizar Renania. La cita de Hitler: ‘Las 48 horas de nuestra marcha a Renania fueron las más agotadoras de mi vida. Si los franceses hubieran entrado en Renania, tendríamos que habernos retirado con las cola fruncida'».

Sobre las consecuencias de Múnich

«El Acuerdo de Múnich de 1938 finalmente desató las manos de Hitler, y Checoslovaquia fue la primera víctima. Habiéndolo ocupado, Hitler obtuvo un enorme potencial económico. Una quinta parte de las armas de la Wehrmacht durante la Segunda Guerra Mundial fue fabricada en Checoslovaquia. Tanques, proyectiles, coches… Y la URSS no fue invitada a participar en Múnich. La Unión Soviética ofreció en repetidas ocasiones proporcionar asistencia militar a Checoslovaquia. Pero la ayuda no fue aceptada».

Sobre Polonia

«Para ayudar a los checos, necesitábamos el paso de nuestras tropas a través del territorio de Polonia. Varsovia se negó rotundamente. Así, ofrecimos un acuerdo de protección a Polonia. Los polacos se negaron. Demonizaron a la URSS. Churchill dijo lo siguiente: ‘Polonia como hiena participó en la división de Checoslovaquia’. En ruso solemos utilizar la palabra ‘chacal’. En cualquier caso, Polonia anexionó una parte de Checoslovaquia en el norte, la región de Cieszyn».

Sobre los aliados

«Queríamos formar una alianza con Francia e Inglaterra, pero no funcionó no por nuestra culpa. Le preguntamos a los británicos y franceses: ‘¿Dónde concentrar al Ejército Rojo para enfrentar a los alemanes?’ Nos respondieron, ‘quédate donde estás’. Pero en este caso, si las tropas alemanas atacaran, el Ejército alemán estaría a 40 kilómetros de Minsk y a 60 kilómetros de Leningrado en varios días».

Sobre la ocupación

«Cuando el 17 de septiembre de 1939 las tropas soviéticas entraron en las tierras pertenecientes a Polonia en ese momento, ya no había ningún Gobierno polaco en Varsovia, el Ejército polaco prácticamente dejó de existir. Nuestras tropas ingresaron a estos territorios para garantizar la seguridad de la población rusa, ucraniana, bielorrusa y judía en estas tierras. Desde los Estados bálticos, muchos huyeron a través del océano y luego sus descendientes en los años 1990 regresaron a los países bálticos y entraron en el poder. Pero la mayoría de la población acogió con beneplácito la adhesión de estos Estados a la Unión Soviética. Los pobres obtuvieron parcelas de tierra».

Sobre el ‘acuerdo de dictadores’

«A menudo se dice que Stalin firmó el acuerdo con Alemania para dividir a Polonia y apoderarse de los Estados bálticos. Pero no teníamos la información de que Hitler atacaría a Polonia. No había tales informes de inteligencia. Y sobre Polonia… Hay una buena frase en este pacto: ‘En el caso de cambios territoriales en Europa…’. Si tales cambios hubieran ocurrido, habría habido algunas consecuencias; y si no hubieran ocurrido, otras».

Sputnik

Anuncios
About el comunista (55581 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: