Anuncios

La etiqueta feminista la impone el capital

La arrogancia con la que se ha despachado la feminista del sistema, Carmen Calvo, por los medios del poder fue de vómito.

Por Maribel Santana*

“El feminismo, bonita, fue currado por lo/as socialistas” claro el socialismo en especial del PSOE, almibarado al gusto del IBEX35, querrá decir.

Si esta charlatana, conociese, lo que significa feminismo, realmente se cortaba (a lo peor le pone caradura al asunto) se cortaba un poquito, pero claro estas tecnócratas (que no política, ideológica y de clases), largan cualquier cosa, que avergüenzan a cualquier persona razonable. Tampoco se les puede pedir peras a las plataneras.

Si feminismo es igualdad y emancipación de la mujer, esto forma parte de la lucha de clases, al igual que la explotación de los/as trabajadoras, junto con la opresión de las nacionalidades y las colonias. Tres premisas fundamentales (según el autor, filósofo Doménico Losurdo) de luchas de clases (en plural).

Pero claro, ¿qué se puede esperar de gobiernos de feministas que han permitido el capitalismo astuto y alternativo, a la sed de su ganancia?

Si le diésemos un repaso a la historia y miramos a millones de feministas de clases, veremos que una cosa es la lucha por la emancipación de las mujer (pobres, explotadas doblemente, castradas a todos los niveles…) y otra cosa es el feminismo de salón que permite el patriarcado capitalista, donde una como la Calvo, está ubicada tan a gusto con unos privilegios económicos y de otro tipo, a años luz de las pobres, barriales, asesinadas y en la más absoluta de las miserias,ubicada la ministra de la que exponemos, dando codazos a los otros de su entorno, en un ¡quítate tú para ponerme yo! Apoyando a todas las explotadoras, presentadas en los foros como las auténticas feministas que han roto el techo de cristal del escaparate del capital.

Lagarde, La otánica Hilary Clinton, Andrea Nahles, Kistalina Georgieva, Melker y otras de las 7 magnificas.

Como también apoya a la Botín, Koplowitz, reinas, otras, como si estas no tuvieran que ver o viviesen de la  explotación de las otras.

Igualmente apoyó la guerra de Yemen, donde aquellas pobres están más jodidas que nunca, violaciones, crímenes, hambres, porque  si no valen nada por el machismo que las habita imagínate en una guerra. Porque el capital así lo demandaba: venta de armas sin marcha atrás, pues el hambre del capitalismo es insaciable y la servidora feminista,  Calvo, a obedecer.

¿Conocerá la utópica feminista-socialista del PSOE a Clara Zetkin, a Luxemburgo, a Inés Arman, a Kruscaya, Kollontai, a las feministas del comunismo Chino en los años 60 (ahora no), o aunque sea  la que tenemos más cerca y aun luchando en nuestros días, reprimida en la época franquista, encarcelada y torturada por ‘Billy el niño’ (que por cierto le dieron más premios en la  democracia burguesa)?, me refiero a Lidia Falcón.

No, y no le importa porque a ella la han dotado, el patriarcado capitalista y el IBEX35, con la medalla de la gran feminista socialista del siglo.

Pero es que se lo ha currado: el 8 de marzo día de la mujer trabajadora, convertida en las fiestas malvas de batucadas en vez de barricadas, dándose codazos e insultándose echando pulsos con las otras veletas de Cs a ver quién es más que quien.

Igualmente el dia del orgullo (por el derecho a la igualdad de las personas) convertido en un gran carnaval de disfraces, sacando rentabilidad económica, turística que deja dinerito, votos de este movimiento LGTBI, explotándolo a más no poder y dándose codazos con las otras parecidas a ellas las veletas de Cs. Señores, el interés está servido, la que no lo ve es porque las gafas del interés no la deja.

Por otro lado, pretenden gobernar y hacer pactos con otros partidos apuntándole con la pistola en la sien a Podemos, por la sencilla razón que lo quiere todo sin  nada a cambio, como si se tratase de los elegidos por  Dios, más que por un puñado de votos, hablando de mayorías, pues tienen metabolizado en la sangre lo del bipartidismo y así calcula su Gobierno. No se hacen a la idea que el bipartidismo de hace cerca de 40 años, el turno de partidos, pues se ha roto al fin.

El IBEX 35 le advirtió ya, que se alejara de los morados y se fueran a sus naturales, la derecha.

Eso de romper el pacto de Toledo (esa herramienta del capital para embaucar y regatear en las tristes pagas de los viejo/as) rota por Podemos.

Eso de romper la herramienta de los empresarios donde acumuló capitales por un tubo, nos referimos a las dos leyes laborales (las de Zapatero y Rajoy), que se quieren cargar los morados, eso sí que no.

La ruptura unilateral del PSOE, sentidos por la palabra tótem (idiotez), que largó Iglesias, es el que colmó el vaso  del orgullo de Sánchez, faltaría más. Cuando no hay argumentos más que la presión del IBEX, cualquier cosita me vale.

La feminista, claro no quiere abandonar su sillón para cederlo a Iglesias, en la vicepresidencia, que igual le sigue tocando a ella, por tanto el problema es el de siempre, defender mis intereses y a las masas que votaron, ya me las arreglaré para cuando pasen los 4 años, ir a adularles para que les vote otra vez, con la cantinela de feminismo de sexo y el orgullo gay.

*Trabajadora, feminista e historiadora.

Anuncios
About el comunista (55585 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

1 Comment on La etiqueta feminista la impone el capital

  1. amelia hernandez prado // julio 18, 2019 en 1:31 am // Responder

    pues si,toda la razon,,no nos vale el seudo feminismo,defendemos el feminismo de clase y reivindicativo,la calvo y compañia,que se vayan a freir moras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: