Anuncios

Nissan despedirá a más de 12.500 trabajadores en todo el mundo

El plan de ajuste, que comenzó el año pasado, durará hasta el primer trimestre de 2023.

En España se podrían ver afectados los centros de produccción de Barcelona y Ávila.

El grupo Nissan Motor ha anunciado que se desprenderá de más de 12.500 trabajadores en el mundo para mejorar su línea de producciín de automóviles, lo que supone incrementar el plan de ajuste de plantilla, que se inició el año pasado y durará hasta el primer trimestre de 2023, hasta afectar al 10 % de sus trabajadores, si bien no se han precisado las plantes ni los países afectados.

El presidente de la compañía, Hiroto Saikawa, ha dado a conocer estos planes junto los resultados del primer trimestre de su ejercicio fiscal de 2019, que empezó en abril pasado. Saikawa ha explicado que de esos 12.500 puestos de trabajo que se recortarán, algunos directos y otros indirectos, más de 6.400 ya se han reducido el año pasado o se reducirán este año. Además, entre 2020 y y el cierre de su ejercicio fiscal de 2022 (en marzo de 2023), Nissan se desprenderá de otros 6.100 trabajadores.

«En algunos casos podremos parar una línea de producción y en otros toda la fábrica», ha detallado el máximo directivo de la compañía. «Esto es muy difícil, porque las circunstancias nos impiden dar a conocer» los países que se verán afectados por la reducción de la plantilla entre 2020 y 2022, ha reconocido Saikawa, que remarcaba la «sensibilidad» de la cuestión.

Nissan ya había anticipado el pasado mayo una reducción de 4.800 puestos de trabajo para los próximos años, ya sea por despidos, renuncias incentivadas o jubilaciones anticipadas. Esa cifra, sin embargo, está lejos de los 12.500 empleos anunciados este jueves.

La reducción implica una disminución de cerca del 10 % en la plantilla del grupo automotor, con el objetivo de hacer más eficaz su producción global ante la caída de los beneficios. La fuerza laboral total de Nissan está conformada por unos 250.000 trabajadores, de los cuales unos 138.000 son empleados directos del área de producción.

Caídas constantes en los beneficios

El beneficio neto de Nissan cayó un 57,3 % en el ejercicio fiscal de 2018 con respecto al de 2017. El resultado ha sido mucho peor en el primer trimestre del ejercicio de 2019, entre abril y junio pasados, periodo en el que la compañía japonesa ha registrado un beneficio neto de 6.400 millones de yenes (53,1 millones de euros), lo que se traduce en una caída del 94,5% en comparación con el mismo periodo del ejercicio precedente.

La compañía explicó que dicho retroceso se debe a la caída de sus ventas en distintas regiones, así como a que la rentabilidad de la empresa se vio «afectada negativamente» por unos menores ingresos, el aumento del coste de las materias primas y a la fluctuación del tipo de cambio.

El beneficio operativo del fabricante asiático se situó en 1.600 millones de yenes (13,3 millones de euros) entre abril y junio, lo que representa una bajada del 98,5% respecto al mismo periodo del año fiscal previo, mientras que la facturación fue de 2,37 billones de yenes (19.702 millones de euros), un 12,7% menos.

De este modo, el margen operativo sobre las ventas de Nissan pasó de un 4% en el primer trimestre fiscal japonés de 2018 a un 0,1% en el mismo periodo de este año. Las matriculaciones mundiales de la compañía también se vieron afectadas, ya que se situaron en 1,23 millones de unidades, un 6% menos.

Como resultado, Nissan ha confirmado que está implementando «reformas estratégicas» para construir una base operativa que asegure la rentabilidad de la empresa en el medio plazo. Además, planea invertir 70 millones de euros en una nueva planta de pintura de última generación de acuerdo con los nuevos requisitos medioambientales.

Preocupación en los centros de Barcelona y Ávila

Como parte del proceso de recorte de plantilla, el máximo directivo de la firma puso de ejemplo a España, una de las naciones incluidas en el paquete de reducciones de 2018 y 2019, y donde ya se han reducido las líneas de producción en los centros de Zona Franca y Montcada (Barcelona).

Nissan Motor Ibérica anunció en abril un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 600 trabajadores en sus centros de Barcelona y el responsable de la sección sindical de Sigen-Usoc en Zona Franca, Enrique Saludas, espera que estos ya formen parte del recorte de plantilla global que llevará a cabo la marca nipona. «No sabemos si estarán dentro», ha indicado.

En España, la marca asiática opera dos plantas de producción, en la Zona Franca de Barcelona, donde fabrica los modelos Navara, NV200, e-NV200 y Renault AlasKan, y en Ávila, donde ensambla el NT400 Cabstar. En total, emplea a unas 4.000 personas.

La dirección de Nissan en Barcelona y el comité de empresa se reunirán para tratar la situación en la que queda la factoría de la Zona Franca tras el anuncio de la compañía nipona de un recorte de plantilla a nivel mundial. Según Saludas, los trabajadores pedirán información a la empresa sobre cómo podría afectar dicha medida a la factoría catalana.

No obstante, Saludas no tiene «grandes expectativas» en la reunión, ya que prevé que Nissan se remita a la información ofrecida por Saikawa. De su lado, el secretario general de la sección sindical de UGT en Nissan, Xavier Hernández, también ha mostrado su sorpresa ante el anuncio realizado por Saikawa. «En mayo nos habían dicho un recorte de unas 4.800 personas en todo el mundo», ha apuntado.

RTVE

Anuncios
About el comunista (61505 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: