Anuncios

Poder minero: Huneadoara en la Rumania socialista

Hunedoara fue la capital de la zona minera del Valle del Jiu, en los Cárpatos Occidentales de Rumanía, paso montañoso entre Oltenia, en el sur, y Transilvania, en el norte del país, Hay constancia de explotaciones mineras desde la Dacia romana, pero la época de más producción fue, sin duda, la que va desde 1950 hasta 1990, es decir, la de la Rumania socialista.

Del blog ‘Un vallekano en Rumania / Un vallekan în România’

Hace dos décadas, en la Rumanía Socialista, había mas de 200.000 mineros en el Valle del Jiu, una de las principales cuencas carboníferas de toda Europa Centro-Oriental. Se trataba de una de las regiones mas poderosas desde el punto de vista económico del pais y una en la que tenían mayor fuerza de las organizaciónes obreras. De hecho, la gran marcha minera desde el Valle del Jiu hacia Bucarest en  1999 fue considerada „la mas importante lucha obrera de Europa Oriental” tras la caida de la URSS (Luis Gurevich, „Huelga revolucionaria en Rumania”, en Prensa Obrera, n616, 4-02-99).  Aunque la maquinaria de propaganda convirtiera el movimiento en una „marcha antidemocratica”, como se puede comprobar en el articulo de El Pais del 22 de enero de 1999, la realidad es que los mineros del Jiu representaron el último intento de enfrentarse al golpe de estado capitalista de diciembre de 1989.
En Huneadoara y las ciudades de la región, la minería era la actividad principal hasta el golpe de estado que restauraría el capitalismo, tras el cual la decadencia de la región y el empobrecimiento de la población provocó un éxodo masivo de trabajadores y el cierre, abandono y destrucción de fábricas, minas y todos los servicios relacionados.
A pesar de las continuas campañas anticomunistas que han pretendido criminalizar  lo que la mayoría de los rumanos consideran todavía sus años de mayor bienestar, los de la República Popular Rumana (1948-1965) y la República Socialista de Rumania (1966-1989), y del metódico deterioro, censura o manipulación sobre los éxitos, logros y creaciones artísticas del socialismo, en las regiones, donde los trabajadores tenían más presencia, como Huneadoara, todavía quedan, entre la ruina general conscientemente provocada por las potencias coloniales que se hicieron con el control de Rumania desde los 90 con el fin de convertir el país en una bolsa vacía para llenarla de las mercancías de sus multinacionales, algunos restos de aquellos tiempos en los que las fábricas, el trabajo, en definitiva, la clase obrera, eran la protagonista de la producción y de la construcción del país y, por ende, también del arte y de la cultura de la época.
Hunedoara, pues, aparte de otros monumentos turísticos de atracción internacional, como el Castillo de los Hunyadi, dinastía de la que saldrían algunos reyes de Hungria, era uno de las zonas de Rumanía donde el homenaje a la clase trabajadora estaba más presente y, de igual modo, donde más restos quedan en la actualidad de lo que, para la mayoría de los cada vez más escasas familias mineras que quedan en la zona, aquellos eran tiempos de gloria.

Frente a la hipocresia burguesa de que el arte no tiene ideología, debe de ser neutro, en La organización del partido y la literatura del partido, (1905), dice Lenin que «Nosotros, los socialistas, hemos de desenmascarar esa hipocresía y arrancar las falsas insignias, no para obtener una literatura y un arte desgajado de las clases (lo que no será posible hasta que exista la sociedad socialista sin clases), sino para oponer a ese arte que se pretende libre hipócritamente, estando como está ligado a la burguesía, otro verdaderamente libre, abiertamente ligada al proletariado«.

Compartimos a continuación algunos ejemplos del arte socialista , «estrecha e indisolublemente ligada al movimiento obrero«, al servicio del proletariado y no de sus explotadores, en la región minera de Huneadoara:

Fresco en la estación de Hunedoara
Otro fresco en la estación
Monumento a los obreros siderúrgicos, en Hunedoara
Mural en Vulcan
Homenaje al minero en Lupeni
Monumento homenaje a las víctimas de la huelga minera de Lupeni, en 1929
Depósito de carburante en el Valle del Jiu
Bajorrelieve de la entrada de la antigua mina de Aninoasa, cerrada en 2006
Mural del Partido de los Trabajadores rumanos (nombre del Partido Comunista de Rumania durante la
República Popular Rumana) de 1948, en una carretera del Valle del Jiu
Placa conmemorativa a las víctimas de las huelgas mineras. Por supuesto, la placa
fue retirada tras el golpe de estado de diciembre de 1989
Monumento a los mineros estajanovistas de Uricani
Anuncios
About el comunista (55440 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: