Anuncios

Trabajo infantil, átomos y sexo precoz: cinco deslices de Lenín Moreno que los ecuatorianos no dejaron pasar

La aprobación del presidente de Ecuador ha caído de forma sostenida durante los últimos meses hasta alcanzar apenas un 22 %, según la encuestadora CEDATOS. Gran parte de la población percibe que su gestión de casi dos años ha tenido pocos resultados y sus desafortunadas declaraciones no lo ayudan.

Lenín Moreno asumió la Presidencia de Ecuador el 24 de mayo de 2017. Tras su posesión llegó a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que le abrió la puerta para recibir más de 10.000 millones de dólares en préstamos, el desempleo y la pobreza van en aumento (según el Instituto Nacional de Estadística y Censos) y el rumbo ideológico del país dio un giro de timón hacia la derecha. Esto último, evidenciado en acciones como la cercanía recuperada con Estados Unidos y la entrega del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a la Policía británica.

Conocido por la «lucha contra la corrupción» que dice llevar adelante su Gobierno y por la rivalidad adquirida con Rafael Correa, su otrora padrino político, Lenín Moreno también se ha caracterizado por frases inoportunas que los ecuatorianos no han dejado pasar.

Apología del trabajo infantil

Abanderado confeso de las causas sociales, en el último de sus ‘lapsus’ Moreno apuntaba hacia el emprendimiento como una alternativa a la falta de empleo en el país cuando, en una declaración ante la prensa, comparó a los niños que trabajan por necesidad con ‘monitos’.

«Somos un país de emprendedores, la necesidad obliga. Por eso ustedes ven en Guayaquil (…), perdonénme el término, no lo digo en términos despectivos, un monito de 5 años: ya se ha comprado una cola, unos vasos plásticos y está vendiendo en una esquina gaseosa (…) esto está en la esencia misma de los ecuatorianos».

El término ‘mono’ es utilizado en la serranía ecuatoriana para referirse a los costeños, por lo que no faltaron críticas de quienes lo acusaron de regionalista y de normalizar el trabajo infantil.

Tras las polémicas declaraciones de Moreno, en redes sociales se difundió una campaña fotográfica mostrando a menores con el cartel «No soy monito».

La etiqueta #monito fue tendencia en las redes. Ante el revuelo que se armó, horas después, el presidente tuvo que recular.

«Los niños nacen para ser felices. Lamento si el símil con el niño costeño no expresó mi admiración por el tesón de un pueblo que surge sin robar nada a nadie. Lucharemos siempre por sus derechos, los de las madres vulneradas, los de mis hermanos con discapacidad. #TodoPorLosNiños», escribió en su cuenta de Twitter.

El trabajo infantil en Ecuador llegó en 2018 a 201.634 chicos de 5 a 14 años, lo que representa un 5,4 % de la población de esa edad, según el Ministerio de Inclusión Económica y Social. La estadística es muy lejana a la meta de erradicación del trabajo infantil que se propuso la ONU para el 2025 en una resolución que Ecuador coauspició.

Erotismo precoz

En enero de 2018, el presidente tuvo un desliz durante la inauguración de un parque en la ciudad de Portoviejo, capital de la provincia de Manabí.

En su alocución, Moreno resaltó las características del espacio de recreación e invitó a que «los niños y jóvenes puedan hacer el amor».

En otro episodio que involucró a niños y adolescentes, el mandatario se sinceró de más en un evento ante estudiantes de secundaria y reconoció que durante sus épocas de colegial se escapaba para ir a discotecas y ver películas en un cine porno.

«El cuántico»

El 27 de abril del 2018, el administrador público de profesión pretendió ser físico atómico y esbozó una teoría sobre la composición de los ecuatorianos: «Es muy probable que tengamos dentro de nuestro cuerpo un millón de átomos que fueron de Bolívar, que fueron de Manuelita Sáenz, de George Washington, de Napoleón y que fueron de Hitler también».

No solo desató críticas en redes sociales, si no que el episodio valió para que opositores le apoden «el cuántico».

Escarbar en la herida del cáncer

En esa misma ocasión, Moreno se refirió al tema del cáncer e ironizó sobre lo que la enfermedad mortal representa para los médicos.

«Cuando a ti te comunican que tienes cáncer, es posible que el único que se alegre sea el medico. El que tiene cáncer cambia de vida y al final el médico cambia de carro», indicó el también líder del movimiento político Alianza País.

La Federación Médica Ecuatoriana pidió a Moreno una rectificación. El mandatario luego ofreció disculpas al gremio por sus «desafortunadas declaraciones».

En 2018, Ecuador registró 28.058 nuevos casos de cáncer en general, según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), siendo el de próstata y el de mama los de mayor incidencia. En medio de la estadística, pacientes con la enfermedad han denunciado que los hospitales de la red de salud pública no les brindan los medicamentos esenciales para tratar su condición.

Coquetear con la derecha

Detractores de Lenín Moreno cuestionan el hecho de haber triunfado en las presidenciales del 2017 con los votos de la izquierda y gobernar actualmente para la derecha. Es que, quien llegó al poder respaldado por la Revolución Ciudadana de Rafael Correa, terminó asumiendo planteamientos de los adversarios del ‘correísmo’.

Durante un evento conmemorativo por la fundación de Guayaquil, segunda ciudad en importancia de Ecuador, Moreno exteriorizó un anhelo propio sobre el destino del exalcalde de la urbe, Jaime Nebot.

«Estarás tomándote unos días, unos meses de descanso, Jaime, pero con toda seguridad el futuro te tiene preparado retos bastante más grandes todavía», dijo entre gritos de «¡Nebot presidente!».

Nebot, político veterano de derecha quien dejó el cargo en mayo del 2019 tras más de dos décadas al mando de la ciudad puerto, es el principal adversario político de Correa, pero «amigo de muchos años» de Lenín Moreno, según lo ha reconocido el propio mandatario que, durante años, fue representante del sector turístico.

De hecho, con la asunción de Moreno, se recuperó la tradición de que el presidente de la nación y el alcade de Guayaquil celebren a la ciudad en conjunto, protocolo que Correa evitó.

Las elecciones presidenciales en Ecuador están previstas para febrero de 2021. Moreno no ha anunciado que terciará por una reelección, las bases políticas de Correa han empezado a moverse en medio de la incertidumbre ante una posible inhabilitación política, mientras en el caso de Nebot su participación se percibe como algo seguro.

Según una última encuesta de Cedatos publicada el 15 de julio de este año, un 71,1 % de los ecuatorianos desaprueba la gestión del presidente Lenín Moreno y un 71,2 % no cree en su palabra.

RT

Anuncios
About el comunista (62084 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: