Anuncios

El calor anómalo trae a la humanidad un hongo mortífero

Uno de los hongos más peligrosos para los humanos, Candida auris, está evolucionando hacia una mayor resistencia a las temperaturas elevadas, informan los autores de un estudio publicado en la revista mBio.

Según los científicos, esto se debe al cambio climático y el calentamiento global y puede llevar a que la principal defensa natural del ser humano contra los hongos —temperatura corporal constantemente alta— deje de funcionar.

Los investigadores señalan que es probable que Candida auris comenzara a infectar a las personas debido al aumento de la temperatura en el planeta.

Los hongos rara vez infectan a los animales de sangre caliente. Una de las principales razones es el rango de temperaturas que son aceptables para ellos. De 37 a 42 grados Celsius —temperatura común para  los cuerpos de los mamíferos y las aves— apenas crecen ni se multiplican. Por lo tanto, en los seres humanos, las infecciones por hongos se observan más a menudo en las partes menos calientes del cuerpo, mientras que los órganos internos quedan infectados solo si el sistema inmune es extremadamente débil.

En las últimas décadas, el clima en la Tierra es notablemente más cálido, y los hongos, como otros organismos vivos, deben adaptarse a nuevas temperaturas. Entre los hongos, los efectos más devastadores para la humanidad los trae la adaptación al calor de Candida auris. Al penetrar en la sangre, este organismo causa infecciones en personas con un desenlace fatal en un rango del 30 al 60% de los casos.

Al principio, Candida auris era un organismo acuático y se alimentaba con restos muertos, pero el calentamiento global y el aumento de la salinidad del agua hicieron que evolucionara de manera que pudiera vivir en los fluidos del cuerpo humano.

Las primeras víctimas del hongo podrían haber sido aves que habitaban cerca al agua. A menudo migran y entran en contacto con aves de corral. De los patos y los pollos, la infección podría haberse transmitido a los granjeros que, cuando iban a las ciudades para recibir asistencia médica, llevaban el hongo patógeno a los hospitales.

Aparentemente, la adaptación de Candida auris al líquido caliente continúa, y esto significa que pronto la sangre caliente de las personas ya no representará obstáculo para este organismo.

Candida auris se descubrió por primera vez en 2009 en el oído de una paciente mayor en una clínica japonesa. Para 2015, ya se conocían tres cepas en países ubicados en diferentes continentes: la India, Sudáfrica y Venezuela. En 2016, resultó que el hongo ya vive en los hospitales de EEUU y un año después, se descubrió que algunas de sus variedades son resistentes a los agentes antimicóticos. Este último hecho lo hace especialmente peligroso para las personas.

Sputnik

Anuncios
About el comunista (55440 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: