Anuncios

Usain Bolt, el papa Francisco, Serena Williams y la gran estafa del ‘Madoff’ argentino

Después de cinco años de denuncias e investigaciones, finalmente fue elevado a juicio la causa en la que se le acusa al argentino Enrique Blaskley junto a otros 16 colaboradores de asociación ilícita, estafa reiterada, captación de ahorros no autorizada y lavado de activos.

Por Francisco Lucotti*

La financiera Hope Funds prometía retornos increíbles pero funcionaba según un esquema piramidal fraudulento por el que miles de personas perdieron un total de 1.500 millones de pesos (unos 30 millones de dólares).

De fenómeno del mundo financiero a los pasillos de la cárcel de Ezeiza, la figura de Enrique Blaskley Señorans tiene la curva dramática de un personaje cinematográfico. Supo vender una imagen mediática al traer al país a ídolos del mundo deportivo como Usain Bolt, Roger Federer y Venus y Serena Williams, así como sponsor del equipo de polo de Adolfo Cambiaso.

Codearse con los número uno del mundo y liderar un ejército de 500 agentes financieros lo hacían una estrella más, aunque solo fugaz. Sus fotos con los papas Benedicto XVI y Francisco I llaman la atención por su capacidad de colocarse en el centro de la escena, su amistad detrás de rejas con el polémico exsindicalista Juan Pablo ‘Pata’ Medina también.

A la manera que hiciera el tristemente célebre financista ‘Bernie’ Madoff con la inversora que llevaba su nombre en Estados Unidos, Hope Funds y el grupo de empresas ligadas a Blaskley rápidamente fueron comparadas a aquella megaestafa.

De estafa piramidal a desbordar un río

Los delitos que llevó a cabo la firma tienen varios frentes. Por un lado, a través de un informe del fisco argentino y la procuraduría encargada de delitos económicos y lavado de dinero, se determinó que casi la totalidad de los inversores relacionados no contaban con la capacidad para tales maniobras según sus declaraciones impositivas.

Es que Hope Funds y sus empresas paralelas estafaban a pequeños ahorristas, jubilados y jóvenes con la tentación de recibir márgenes de retorno de hasta un 12% en el corto plazo, dinero que nunca volvían a ver. Se trataba de una pirámide de Ponzi, un mecanismo fraudulento en el que que redistribuye el dinero de unos inversionistas hacia otros, sin generar ganancias reales y que solo se mantiene mientras aparezcan nuevos interesados.

Por otro lado, la empresa, a la que le dictaron la quiebra en septiembre de 2018, fue denunciada por haberes impagos y trabajo en negro por seis de sus agentes financieros principales, quienes eran los encargados a su vez de conseguir a los inversores.

Un tercer frente tiene que ver con un megaproyecto inmobiliario que iba a llamarse Verazul en un terreno de 800 metros cuadrados de un valor de 85.000 dólares, con 2.000 viviendas, una laguna de 33 hectáreas, club house y amarradero. Fue frenado por la Justicia acusado de impedir el drenaje del río Luján y causar su trágica inundación de 2015, en la que murieron tres personas y hubo 10.000 evacuados de emergencia.

La estructura de Hope Funds incluía 42 sociedades y tres fideicomisos inmobiliarios en el territorio argentino, además de 66 sociedades en el exterior, con propiedades en Indonesia, EEUU y Panamá por valores superiores a los 4 millones de dólares. Blaksley está preso desde abril de 2018 y sus negocios estaban incluidos en el escándalo de los ‘Panama Papers’.

*Sputnik

Anuncios
About el comunista (59874 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: