Anuncios

Posible vínculo de autoridades en ataque que deja 25 muertos en México, dice presidente

El ataque a un bar que fue incendiado la noche del martes en el puerto industrial de la ciudad mexicana de Coatzacoalcos, Veracruz (sureste), donde murieron al menos 25 personas, podría haber sido perpetrado por delincuentes en «contubernio» con autoridades, dijo este miércoles el presidente Andrés Manuel López Obrador.

«Son dos cosas, una lamentable, que la delincuencia organizada actúe de esta manera; es lo más inhumano que puede haber, actuar de esa forma; otra es que exista contubernio con autoridades», dijo el mandatario en conferencia de prensa.

López Obrador señaló que, ante esos primeros indicios, «lo mínimo» que se debe hacer es «separar tajantemente a la autoridad de la delincuencia».

«Si no, no avanzamos a avanzar», advirtió.

El episodio tuvo lugar en el bar «Caballo Loco», al que los delincuentes prendieron fuego luego de bloquear las puertas de salida.

«En un centro recreativo llegaron delincuentes, cerraron las puertas de salida de emergencia, incendiaron el lugar; es muy lamentable, llena de tristeza que hayan perdido la vida hasta ahora 25 personas, hombres y mujeres», relató el jefe del Estado.

Las primeras investigaciones apuntan a que los responsables habían sido detenidos en julio y luego dejados en libertad por la fiscalía (autónoma) de Veracruz, denunció la noche del martes el Gobernador de ese estado, Cuitláhuac García, sin dar detalles de los motivos de la detención.

«La Marina detuvo al que se acusa de haber presuntamente participado en este crimen, y lo dejaron en libertad en la Fiscalía general en el mes de julio; había antecedentes sobre casos parecidos, estamos solicitando la investigación», afirmó López Obrador.

INVESTIGACIÓN SOBRE FISCALÍA DE VERACRUZ

El gobernador de ese estado asegura que uno de los autores materiales del ataque, que también dejó a una docena de personas heridas y hospitalizadas, «es Ricardo N., alias ‘La Loca’, a quien las fuerzas coordinadas detuvieron en julio de este año y fue liberado en menos de 48 horas por la Fiscalía General del Estado de Veracruz».

El presidente reconoció que la masacre revela «un problema que tiene que investigarse sobre la actuación de la fiscalía en Veracruz».

«Estamos pidiendo al fiscal general de la República que atraiga el asunto (al ámbito federal) y lleve a cabo la investigación», agregó.

El gobernador de Veracruz es correligionario del mandatario en el Movimiento de Regeneración Nacional, mientras que el fiscal fue designado para nueve años por el gobernante provincial anterior, Miguel Ángel Yunes (2016-2018), del opositor Partido Acción Nacional.

«Hoy vamos a proceder legalmente: si se detuvieron antes a esas personas y se les dejó en libertad, tiene que justificarse por qué se les dejó en libertad; es corrupción, es asociación delictuosa de contubernio entre delincuentes y autoridades», sentenció López Obrador.

Para llegar al fondo del caso, añadió, se debe «investigar a las autoridades, no solo castigar a quienes cometieron estos horrendos y lamentables crímenes, pero también a la autoridad, había actitud de complicidad entre delincuencia y autoridades».

El presidente mexicano calificó de «complejo» el problema de la proliferación de acciones del crimen organizado.

«Es el principal problema que estamos enfrentando (…), porque se dejó crecer muchísimo, no se atendieron las causas que origina la inseguridad y la violencia (…) es el fruto podrido de la política económica de pillaje que se impuso y prevaleció por mucho tiempo», puntualizó el gobernante.

Coatzacoalcos, palabra náhuatl que significa «Lugar donde se esconde la serpiente», es foco de una zona infestada por la violencia, donde el 19 de abril fue perpetrada otra masacre, en Minatitlán, a 20 kilómetros de distancia, en la que fueron asesinadas 13 personas en una supuesta venganza entre criminales.

«Así como en Minatitlán dimos con los responsables, el artero crimen de hace unos momentos en Coatzacoalcos no quedará impune», prometió el gobernador veracruzano.

El puerto de Minatitlán será restaurado por la actual administración como extremo del megaproyecto de un canal seco ferroviario de 300 kilómetros, en el istmo de Tehuantepec, hacia otro puerto petrolero, en Salina Cruz, Oaxaca (sur), en costas del Pacífico mexicano.

La violencia en esa zona obligó al Gobierno federal hacer debutar allí a la Guardia Nacional en construcción, con su primera base piloto, el 26 de abril pasado.

El desafío de la nueva corporación integrada en su mayoría por militares y marinos es muy alto, porque cifras oficiales del primer semestre de 2019 reportan 15.051 homicidios dolosos, el más violento desde comenzaron los registros en 1997.

Sputnik

Anuncios
About el comunista (67344 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: