Anuncios

Editor The Intercept dice que Justicia brasileña utilizó a la prensa en contra de Lula

Una de las claves del éxito del entonces juez y actual ministro de Justicia de Brasil, Sérgio Moro, en su lucha contra el expresidente de ese país Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011), fue el uso de los medios de comunicación para convencer a la población de la culpabilidad de los acusados, dijo a Sputnik el editor de The Intercept Brasil, Andrew Fishman.

«Utilizaron la prensa para su beneficio, crearon una narrativa muy excitante, que repartían gota a gota, con jugosos leaks, frases, alimentando a los periodistas que estaban felices, todos estaban en eso porque era una gran historia», relató Fishman.

The Intercept Brasil es el medio que se ha puesto en el centro de la política local con la publicación de miles de conversaciones entre los fiscales que adelantaron la investigación en la Operación Lava Jato y Moro.

A partir del 9 de junio pasado, The Intercept empezó a publicar miles de conversaciones internas, politizadas y legalmente dudosas, entre Moro y los miembros de la fuerza de tarea del Lava Jato, coordinada por el procurador Deltan Dallagnol, a través de la aplicación Telegram.

Los cientos de mensajes y grabaciones de audio, video y fotos, enviados por una fuente anónima, expusieron irregularidades en la mayor causa judicial de la historia del país.

Fishman dijo a Sputnik que la prensa no realizó «ningún cuestionamiento o pensamiento crítico» a lo que planteaba la Justicia brasileña sobre la investigación Lava Jato.

El Lava Jato se inició en 2014 para investigar sobornos pagados por grandes empresas de la construcción a la petrolera semiestatal Petrobras con el fin de conseguir contratos de obra pública, que terminaron en el bolsillo de dirigentes políticos y funcionarios del entonces Gobierno del Partido de los Trabajadores.

Como parte de estas investigaciones, el juez Moro condenó en 2018 a más de 12 años de prisión a Lula, acusándolo de recibir un departamento como supuesto soborno.

La sentencia impidió al exmandatario participar en las elecciones de ese mismo año, en las cuales las estadísticas lo daban como el favorito.

Las revelaciones de The Intercept han causado un enorme daño a Moro y a los fiscales del Lava Jato.

«Moro parecía destinado a ser el nuevo miembro de la Suprema Corte de Justica, eso está excluido, hay algunos que dicen que quiere dejar el cargo, pero hay que verlo; Dallagnol está siendo objeto de una serie de investigaciones del Ministerio Público y ha perdido una gran credibilidad», resalta Fishman.

Sobre las consecuencias políticas, el editor estadounidense es cauto: «Algunos esperan que Lula sea liberado, es una posibilidad, porque lo que hemos revelado puede ser utilizado para invalidar los fallos, eso habrá que verlo».

EL DÍA DESPUÉS DE LA PUBLICACIÓN

Al día siguiente de la primera publicación, una catarata de acusaciones se les vinieron encima.

«Moro dijo que éramos criminales, cómplices de hackers, el presidente (Jair) Bolsonaro dijo que íbamos a pasar un tiempo en prisión, nuestro sitio fue atacado digitalmente, fuimos calumniados, la gente mentía sobre nosotros en Twitter y demás redes sociales. Una persona grabó conversaciones nuestras en un bar y las manipuló para tratar de desacreditarnos», recuerda.

Una de las principales campañas contra The Intercept ha sido por la forma como obtuvieron la información, pero Fishman asegura que no hicieron nada malo.

«No hackeamos, no robamos información, no pagamos por nada, recibimos la información, analizamos lo que era de interés público, y solo publicamos lo que fue cuidadosamente chequeado», aseguró.

El equipo de 10 periodistas verificó cuidadosamente el contenido, cotejando fechas de eventos públicos que coincidían con las conversaciones de Telegram, razón por lo cual es imposible cualquier tipo de manipulación.

«Si alguien tratara de crear toda esta información, llevaría años, no hay evidencia de ningún tipo de manipulación y hay audios con las voces de todos ellos, de manera que fabricarlo es impensable», remarca.

FISCALES ELIGEN A QUIÉN INVESTIGAR

The Intercept señaló en una de sus últimas notas que los fiscales dirigieron su investigación contra determinadas empresas, como las constructoras Odebrecht y Petrobras, pero no investigaron a otros políticos ni a los bancos.

«El procurador Deltan Dallagnol tenía siete casos contra el expresidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2003) pero usó la única que ya había prescrito, sabiendo que no llegaría a ninguna parte, para que la prensa no dijera que era imparcial. Aun así, el juez Moro dijo (en los mensajes revelados) que no debía perseguir a un aliado importante», dijo Fishman.

Al mismo tiempo, Dallagnol recibía «mucho» dinero por dar charlas en los principales bancos de Brasil, incluyendo conversaciones confidenciales con sus directivos e incluso en una de las conversaciones filtradas, se lamentó de tener que investigar a los bancos, explicó el editor.

«Tuvieron favoritos, eligieron no ir detrás de ciertos casos y cierta gente, como los bancos, prefirieron ir tras los blancos más fáciles y convenientes, esta es una más de las muchas piezas de evidencia que tenemos de que estaban abusando de su poder, de que debían ser controlados y no lo eran», recalcó.

Consideró que los grandes medios fueron «funcionales» a esta manipulación, apoyados en la buena imagen que brinda la idea de luchar contra la corrupción.

Fishman conversó con Sputnik en la octava edición del Media Party 2019 en Buenos Aires, un laboratorio de medios y aplicaciones digitales que presenta las más modernas herramientas adaptadas a los desafíos de la era de la información, efectuado entre el 29 y el 31 de agosto.

Sputnik

Anuncios
About el comunista (62077 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: