Anuncios

¡A por ellos!

Lo que sigue es una reflexión personal ante unos hechos que me han ocurrido en el campo de mi memoria sentimental-política.

Por Lucas León Simón*

Desde hace unos meses pertenecía a un grupo de whats App o Foro que estaba vinculado al sindicalismo o a su historia.

Los comienzos del foro fueron, evidentemente, para resaltar o recordar, la historia o las vivencias colectivas de un grupo sindical. Pero el foro se fue transformando en un chat de temas de la actualidad que poco, o nada, tenía que ver con el sindicalismo y su historia.

Yo tenía una actitud muy pasiva y apenas participaba pero observaba como el foro incurría en unas tendencias que se imparten desde la dirección de nuestro sistema político, agrandadas por el altavoz de los medios de comunicación,  que les son tan fieles.

Una, la criminalización del catalanismo con una acritud y dureza en nada diferentes al relato habitual del Partido Popular o Ciudadanos.

Otra, la excomunión política “ad divinis” del que no fuera participe de esta aberración desde personas, “teóricamente” de izquierdas.

Por ejemplo, se afirmaba con inusitada vehemencia: “Fue tremendamente lamentable y un tremendo error político el que un exsecretario general de CC.OO, Joan Coscubiela, defendiera en el Congreso de los Diputados la falacia del derecho de decidir.”

Casi todas las intervenciones eran de ese tenor. Tengo alguna experiencia como defensor, desde pequeño,  de causas poco populares.  El fanatismo anti catalán que irradia el nacionalismo español penetra muy profundamente y así, personas que han mantenido – en otro tiempo- una dura lucha por derechos y libertades, que han pasado de “obreros” a esforzados licenciados en Derecho, ignoran los derechos de pueblos y colectivos y sacralizan a su nuevo dios: El Derecho. Un derecho que es, naturalmente, y valga la redundancia, de derechas. Incluyendo coronas y magistraturas corruptas y burdamente politizadas y al servicio del Poder Omnímodo de los de siempre.

Un poco colmado, mi última intervención en el chat, en modo irónico fue esta: “No. El único derecho “fundamental” es que 15.000 piolines agredan bestialmente a los ciudadanos de un país. ¡A por ellos!

Inmediatamente fue crucificado, lapidado y acusado de tergiversación, incluso – no sé con qué “derecho” – a recriminado en privado.

Ni que decir tiene que he abandonado el grupo y que veo, con enorme tristeza, como la mentira, la manipulación de cifras y hechos, hace presa en andaluces de izquierdas, que son las víctimas preferentes de ese Poder y ese Derecho durante la Historia y los Siglos.

En otros medios, y desde el refugio siempre seguro del humor, escribo unas “historias cortitas”.  Ayer escribí esta,  que aporto como ilustración. En ella está la génesis del actual problema de “Cataluña”  que hace que personas normales se conviertan en “hoolingans” del ¡A por ellos!, de Rivera, del general Pérez de los Cobos,  del juez pepero  Marchena. Y de la dura sentencia sobre 12 ciudadanos que han cometido los terribles delitos de Rebelión, Sedición, Desobediencia y Muerte de Manolete en Linares.

“HISTORIA CORTITA»

1.- El “Estatut” de Cataluña fue aprobado por el Pleno del Parlament el 30 de septiembre del 2005. Fue  aprobado con los votos favorables del PSC, ERC, ICV, y CiU, sumando 120 de los 135 diputados del Parlament.

2.- El 30 de marzo de 2006 el pleno del Parlamento de España aprobó el proyecto con los votos a favor del PSOE, CiU e ICV (al que se sumaron Izquierda Unida (España), Partido Nacionalista Vasco, Coalición Canaria y Bloque Nacionalista Galego).

3.- El 10 de mayo de 2006 el Senado lo aprobó por mayoría absoluta.

4.- El domingo 18 de junio de 2006 se celebró en Cataluña el referéndum sobre el Estatuto en el que ganó el SÍ, defendido por el PSC e ICV, con un 73,90% de los votos.

5.- El 31 de julio de 2006 el Partido Popular presentó ante el Tribunal Constitucional un recurso de inconstitucionalidad contra el nuevo Estatuto de Cataluña, aprobado en el Parlament, el Parlamento y Senado de España y refrendado en Referéndum.

6.- El Partido Popular que había visto reducido su grupo parlamentario en el Parlament  de 23 a 9 diputados,  desplegó una amplia campaña de recogida de firmas favorables a la petición de inconstitucionalidad del mismo.  La mejor imagen de esta campaña la da Esperanza Aguirre en la Gran Vía de Madrid pidiendo “Una firmita contra los catalanes”.

7.- El 28 de junio de 2010, mediante la Sentencia 31/2010, el Tribunal Constitucional, ante el recurso de inconstitucionalidad presentado por diputados del Partido Popular, resolvió por 6 votos a favor y cuatro en contra la constitucionalidad de la mayor parte del texto y anuló 23 artículos del mismo.

8.- La nulidad de los artículos no impidió que redacciones prácticamente idénticas en los Estatutos de la Comunidad Valenciana y Andalucía se mantuvieran en vigor.

9.- Masiva manifestación en Barcelona en apoyo al Estatut y contra el Constitucional, 10 de julio.

10.- El afán del PP de obtener una decena de miles de votos más, en una ciega campaña no ya contra el Estatut sino contra Catalunya y los catalanes ha provocado la actual situación en esta nacionalidad. El PP tiene en la actualidad un parlamentario de 135 en el Parlamento de Catalunya. Así se escribe la historia.”

¡Que su conciencia les sea leve!

*Blog del autor

Anuncios
About el comunista (58300 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: