Anuncios

Así trabajan las brigadas médicas de voluntarios en medio de los combates quiteños

Las brigadas médicas son un actor central dentro de las movilizaciones en Quito. Se trata de médicos, estudiantes, paramédicos, voluntarios que han decidido aportar sus conocimientos para hacer frente a la represión que ha sido incesante. Sputnik conversó con varios de ellos.

Por Marco Teruggi*

Quito lleva diez días ininterrumpidos de movilizaciones. El punto central de reuniones y actividades de la protesta es la Casa de la Cultura, un espacio situado cerca de la Asamblea Nacional y la Contraloría, que es donde se concentran las barricadas y la represión del Estado.

Los médicos voluntarios en Quito, Ecuador

Los médicos voluntarios en Quito, Ecuador.

Dentro de la Casa de la Cultura, una zona declarada de paz en este contexto, está el Ágora, el espacio donde el movimiento indígena reunido en la Coordinadora de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) realiza sus reuniones. Allí también se encuentra un espacio de organización de unas de las áreas claves en este escenario: la salud.

Dentro del espacio de salud entran y salen voluntarios vestidos de batas blancas, banderas con una cruz roja atadas a un palo, paramédicos, estudiantes de medicinas, médicos, gente herida, asfixiada, crítica. El movimiento es incesante cuando comienza la represión que puede darse en cualquier momento y durar, como se ha visto, varias horas seguidas.

«El pueblo de Quito se ha caracterizado por ser muy solidario, muchos de los quiteños y pueblos indígenas que viven aquí han sido muy solidarios, hemos recibido medicinas, vituallas, comida, y de aquí hemos distribuido a diferentes pueblos y nacionalidades del movimiento indígena», explica Sebastián Cabrera, parte de la coordinación del trabajo de salud.

Se han conformado brigadas médicas que van y vienen de un lado a otro entre el humo, en los sitios más expuestos a la represión y en la retaguardia. Son llamados desde dentro de la movilización. «Médico, médico», se escucha de forma desesperada cada vez que alguien resulta herido o no logra respirar por el efecto de los gases.

«Todo esta gente no es pagada, viene porque está viendo lo que sucede», explica Cabrera.

«Muchos de ellos son funcionarios públicos que en sus días libres salen de sus hospitales y vienen a hacer voluntariado, otros no pertenecemos a ninguna función del Estado, trabajamos en la parte privada, y venimos en nuestro tiempo para apoyar, nadie recibe nada por un movimiento o partido político, todos lo hacemos solidariamente para ayudar», agrega por su parte Andrés, un médico graduado en Cuba, en la Escuela Latinoamericana de Medicina.

Su trabajo incesante ha permitido enfrentar una represión constante durante todos los días de protestas. «Se ha atendido a personas con traumas, cortes, rupturas de cabezas y los graves los hemos trasladado a los hospitales, hemos atendido personas con impactos de perdigones y balas de fusil, no están utilizando solo gas, están echando bala», cuenta Cabrera.

Las brigadas médicas han sido testigo de primera mano de la violencia policial, las represiones por la espalda, los abusos de las fuerzas de seguridad del Estado. Ellos mismos han sido víctimas:

«La Policía nos ha atacado, los primeros días no respetaron el centro médico, aquí nos bombardearon, resistimos y aquí estamos todavía».

La presencia de los voluntarios de salud, de las donaciones de la gente de Quito, de los cacerolazos del 12 de octubre por la noche y del mismo día 13 en la tarde, se explican por lo que Andrés  llama «la resistencia de todo un país»:

«Esta no es una lucha en igualdad de condiciones, acá los compañeros vinieron a resistir, movimiento indígena, toda la ciudadanía en general se ha sumado, esta es la resistencia de todo un país, no de un solo grupo como quieren mostrar los médicos, nosotros aquí estaremos hasta el final de los días apoyando en todo lo que se necesite».

*Sputnik

Anuncios
About el comunista (59964 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: