Anuncios

¿Quiénes se benefician de la “violencia” en Cataluña?

Ni pensar hay, que las revueltas en las calles catalanas no les gustan a nadie, no nos gusta que nos rompan nuestros (pobres fotingos), léase coches, por la sencilla razón que es nuestra herramienta de trabajo para poder desplazarnos día a día, al trabajo explotador que nos espera. Al igual que los indios, con sus vacas, lo adoramos. Tampoco nos gusta que nos rompan nuestras casas, ventanas, espacios, edificios, etc., porque además saldrá de la sangre nuestra y, en fin, por la cuenta que nos trae no podemos permitirnos el lujo.

Por Maribel Santana*

Ahora bien,  Carl Philipp Gottlieb von Clausewitz, dijo: “La guerra es la continuación de la política por medios violentos”.

Claro cuando la política, diplomacia, paz social, la “democracia”  y el Estado de derecho, como bien les gusta decir a los que gobiernan, ya no  sirve porque no da respuesta a las necesidades de una comunidad, sus ciudadanos (trabajadores y clases populares), pues se calientan y entran en contradicciones, desarrollándose la guerra (medios violentos).

Por supuesto que a nadie le gusta la guerra, menos a los ricos que podrían perder. Pero la filosofía de los ricos es la ganancia ciega a costa de lo que sea (explotación de los pobres) y no pueden hacer otra cosa que generar violencia ciega.

Hay un problema gordísimo, “Los de arriba ya no pueden seguir gobernando como hasta ahora y los de abajo no quieren seguir más jodidos en vida como hasta ahora” (según los clásicos).

Ser revolucionario/a, no es un acto romántico, caprichoso, una moda o actos vandálicos (aunque no nos guste la guerra). Es una necesidad, sea espontánea u organizada, es una respuesta contra el opresor.

Saber, que también  existen dos clases de violencia: la reaccionaria y la revolucionaria.

A nadie se le ha ocurrido que la primera (violencia reaccionaria) es el paro forzoso, los desahucios, los recortes en toda las esferas de la vida social, enseñanza, sanidad y otras para no cansar, más la represión policial organizada por un sistema caótico para enterrarlo ya, leyes mordazas, artistas encarcelados, políticos apresados por sus ideas y en el exilio, los niños de Alsasua… En fin,  ¿cacareando  estos gobernantes sobre el  pacifismo cuando están cultivando la guerra minuto a minuto?

¿Nadie mira esta violencia sistemática y organizada, normalizada y metabolizada religiosamente? ¡Por el amor de Dios!

¿A nadie se le ha ocurrido que la segunda (violencia revolucionaria) es una respuesta y defensa desesperada de tantas masas oprimidas, sobre todo jóvenes que se les van su vida al traste sin salida social decente y respuestas a sus necesidades?  ¡Por el amor de Dios!

Analizamos y razonamos que, si no existiera una clase de violencia no existiría la otra.

Está claro que toda la derechona, incluida la derecha solapada del PSOE están haciendo una gran campaña electoral a costa del sufrimiento de Cataluña.

Como verdaderas jaurías de perros (instituciones, medios del poder con sus grandes voceros, masas populares desubicadas, partidos políticos  PP, PSOE, Cs, Vox y otras raleas excitadas, como el circo romano para ver el combate entre los gladiadores y leones, se han echado encima del pueblo  catalán, pues parece ser que la sentencia de los cuerpos intocables, son justos y necesarios.

La única organización que ha manifestado la verdad sobre el problema, ha sido Unidas Podemos (no tengo nada que ver con esta organización, quien me conoce lo sabe), pero desde luego hay que reconocer lo que tiene cada uno.

Condena el artículo 155, sin ninguna necesidad y las cárceles a políticos a los que les han votado sus electores y al Gobierno de no tratar de sentarse y arreglar el problema de Cataluña, que más tarde o temprano la necesidad caerá por su propio peso.

Las sentencias criminales y el no querer arreglar lo que el IBEX35 no le interesa reflejan un Estado fallido, franco-monárquico, arrastrando su sombra por doquier.

Existen artículos en la Constitución que ni respetan ellos (los que quieren que la cumplas tú a rajatabla), que habla de las nacionalidades dentro del Estado español y como quieren obviar lo que existe, se inventaron las autonomías, para repartir caramelos a las burguesías descontentas por la opresión de su nación, migajas transferidas desde el centralismo franco-borbónico-capitalista-imperialista, para taparles la boca.

El derecho a la autodeterminación e independencia de las naciones es un derecho universal y humano, así como político y cultural. Esto lo tiene que reconocer cualquier Estado que se crea democrático y mucho más el que se dice socialista, el que habla con boca de serpiente.

Por si fuera poco, otras organizaciones que se dicen partidos comunistas y feministas, apuntados al lado de la derechona, colaborando, como una gran alianza contra los independentistas, justificando que en “Cataluña están los burgueses detrás de la independencia” triste y miserable justificación para ocultar,  el reformismo de esta izquierda ausente que va de culo y sin frenos.

Porque Dios hizo sencillamente una gran nación y Estado llamado España y lo demás que hay alrededor es  el diablo que hay que exterminar.  Ellos/as se desenmascaran solitos/as. En el fondo es un conflicto religioso, metido en sus entrañas.

Desde luego que si España fuese socialista, esto no sería así, ni yo les apoyaría en la separación, pero en un Estado imperialista y represor como el Estado español cualquiera sale corriendo.

¡Viva Cataluña libre y socialista!

¡Abajo la escoria, todos los que han sembrado el odio, el ‘A por ellos’ y todos los que han maltratado a esta nación!

*Activista, licenciada en historia, feminista.

Anuncios
About el comunista (60338 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: