Anuncios

Pablo Iglesias, el candidato a la Presidencia que levanta sarpullidos en la oligarquía española

Desde los bancos a la gran patronal,  pasando por el oligopolio energético y las grandes fortunas, se han oído voces significativas que se oponen a que la formación que lidera Pablo Iglesias entre en el Gobierno de España. Los grandes medios se han hecho eco de campañas contra su imagen, en la misma línea.

La coalición Unidas Podemos, encabezada por Pablo Iglesias (Madrid, 1978), aspira a conseguir, tras las elecciones de este domingo conformar un Gobierno de izquierdas pactado con el PSOE, a pesar del intento fallido después de los comicios de abril.

Unidas Podemos lo tiene claro: o ellos obtienen la suficiente fuerza para pactar un Gobierno, o el PSOE pactará con la derecha.

«Al menos esta vez dadnos una oportunidad y dadnos una fuerza suficiente para evitar un acuerdo del PSOE con la derecha”, señaló Iglesias en un acto este miércoles en Valencia. Un día después, en una entrevista con Radio Nacional de España, Pedro Sánchez volvió a pedir la abstención del PP y de Ciudadanos tras los comicios, dando por hecho que ganaría las elecciones. Preguntado por el periodista por qué insistía en pedir la abstención a los partidos de de la derecha, Sánchez contestó “¿Y por qué no?

Unidas Podemos trató de negociar desde las elecciones del pasado mes de abril hasta la disolución de las Cortes el 23 de septiembre, un Gobierno de izquierdas con el PSOE.

Sin embargo, las negociaciones terminaron frustradas por la falta de acuerdo sobre las competencias que debían ostentar unos y otros y los ministerios que debían ocupar. La oferta del PSOE eran carteras vacías de competencias, que además retiraron rápidamente y no quisieron retomarla más.

Podemos quería un acuerdo de Gobierno proporcional a los resultados, mientras que el PSOE no quería una presencia real de Unidas Podemos en el Ejecutivo, por lo que ofreció el Ministerio de Sanidad y dos secretarías de Estado reconvertidas en ministerio, además de una vicepresidencia que Unidas Podemos calificó de «simbólica».

En el último momento, Pablo Iglesias solicitó las políticas activas de empleo, en pleno debate del Congreso, para aceptar la propuesta, pero el PSOE rechazó la oferta.

Las organizaciones se sentaron a negociar después de que Pablo Iglesias diese un paso a un lado y renunciase a formar parte de ese Gobierno, dado que el candidato socialista, Pedro Sánchez, llegó a decir en una entrevista que su presencia en un hipotético Ejecutivo de coalición suponía un problema, vetándolo, por tanto, para poder alcanzar un acuerdo. A pesar de ello, Sánchez no mostró después ningún interés en negociar con Unidas Podemos un Gobierno de coalición y siguió solicitando el apoyo de los partidos de la derecha que se negaron a tal solicitud alegando la situación en Cataluña.

En realidad, Ciudadanos y Partido Popular pugnaban por el dominio y liderazgo de la derecha española y ello implicaba ser oposición.

Los sondeos anuncian para estas elecciones que el PSOE será de nuevo el partido más votado, pero también en un panorama fracturado que le obligará a buscar pactos con otros partidos para llegar a La Moncloa, por eso Pablo Iglesias plantea la dicotomía: o gira a la derecha con PP y Ciudadanos o gira a la izquierda y conforma un Gobierno con Unidas Podemos.

La formación liderada por Pablo Iglesias afronta estas elecciones con un pronóstico que le sitúa como tercera fuerza política detrás del PSOE y del conservador Partido Popular, recuperando el tercer puesto después de que en abril se lo arrebatasen los liberales de Ciudadanos.

A lo largo de la campaña, Pablo Iglesias defendió en distintas ocasiones que se acabó la España de los gobiernos monocolor y que todo aquel que quiera ocupar la presidencia deberá asumir la entrada en el Ejecutivo de otras formaciones.

El líder de Unidas Podemos jugó un papel esencial a la hora de negociar y construir la mayoría parlamentaria que aprobó la moción de censura contra el conservador Mariano Rajoy para poner en su lugar a Pedro Sánchez, convirtiéndolo en Presidente..

Además, en los meses de Sánchez al frente de Gobierno, Unidos Podemos se convirtió en el principal socio parlamentario del PSOE para sacar adelante distintas medidas sociales, entre las que destacan la subida del salario mínimo. Otras propuestas fueron incumplidas por el gobierno de Sánchez como la limitación a la subida de los alquileres, la publicación de la lista de los favorecidos por la amnistía fiscal o la derogación de la reforma laboral. Por lo que ese pacto a la portuguesa fracasó.

Antes de dar el salto a la política Pablo Iglesias fue profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid, desde donde un grupo de académicos fraguaron la creación de Podemos en 2014 al calor del legado del movimiento de los ‘indignados’ del 15-M.

Líder de Podemos desde sus inicios, la irrupción de este partido llevó a Pablo Iglesias a ser eurodiputado entre 2014 y 2015, cuando dejó su puesto en Bruselas para presentarse a las elecciones españolas siendo elegido como diputado, cargo que sigue ostentando.
Desde el nacimiento el sino de esta formación política estuvo plagado de altibajos, pero ya vivió los triunfos que llevaron a sus candidaturas hermanas a ganar las alcaldías de Barcelona, Madrid y otras ciudades españolas en 2015 y formó coaliciones de Gobierno con el PSOE en varias Comunidades Autónomas.

Con el espectacular crecimiento electoral de la formación morada, comenzó a operar las llamadas claocas del Estado. Policías y medios corruptos que divulgaban noticias falsas durante mucho tiempo con el fin de impedir la llegada al poder de Podemos. Las vinculaciones con los poderes económicos y el bipartidismo, las cloacas del Estado están siendo investigadas con el ex comisario Villarejo en la cárcel, aunque no hay certeza de que esta andadura ilícita de políticos, grandes empresas y medios de comunicación haya terminado.

Además, la trayectoria de Podemos desde su creación estuvo marcada por algunos desacuerdos y crisis internas, que en los últimos meses llevaron a varios de sus fundadores a dejar el partido, incluido Iñigo Errejón, que en estas elecciones se presenta también a las elecciones con la formación Más País, creada para la ocasión.

En el último año, Pablo Iglesias aparece como un hombre de Gobierno, más tranquilo y mostrando la mano a negociar y dialogar con otras formaciones.

Según la mayoría de encuestas, se sitúa como el ganador del único debate que se ha realizado en esta campaña entre los líderes de los principales partidos. Su carisma va en aumento entre los electores de izquierda por a contundencia y claridad de sus propuestas y la orientación a defender a la mayoría social frente a los poderosos.

Anuncios
About el comunista (60273 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: