Así detonó la URSS la ‘bomba del zar’, el arma nuclear más peligroso del mundo

Este monstruoso aparato que tenía también otros apodos, como la ‘madre de Kuzmá’, ‘Iván’ o ‘aparato B’, provocó una onda sísmica que dio la vuelta la mundo tres veces. La fuerza de su explosión equivalía a 58 TNT, lo que superó más de 3.000 veces la explosión de la bomba de Hiroshima.

El 30 de octubre de 1961, la Unión Soviética probó el arma más poderosa del mundo, el ingenio  termonuclear llamado ‘bomba del zar’.

Esta arma fue desarrolada por un grupo de físicos dirigidos por Ígor Kurchatov: Andréi Sájarov, Víktor Adamski, Yuri Babáiev, Yuri Smirnov, Yuri Trútnev y otros, según recuerda Rossíiskaia Gazeta en una reciente publicación.

En realidad, el aparato nuclear con una capacidad de 100 megatones de TNT, estaba listo para ser probado en 1959, pero Nikita Jrushchov esperaba establecer relaciones con EE UU y, por lo tanto, ordenó posponer su lanzamiento. Pero en verano de 1961 el conflicto entre EE UU y la URSS se agravó por varios acontecimientos: en Berlín empezaron a levantar el muro y las tropas norteamericanas invadieron Cuba, lo que llevó al gobierno soviético a buscar un pretexto para reanudar los ensayos de armas nucleares.

La noticia de esta decisión se extendió rápidamente por todo el mundo, de hecho, fue distribuida por la propia URSS. Y ya a principios de septiembre, el periódico The New York Times publicó una declaración de Jrushchov: “Que los que sueñan con una nueva agresión sepan que tendremos una bomba igual a 100 millones de toneladas de TNT, que ya tenemos tal bomba y que sólo debemos probar el artefacto explosivo”.

Pero en realidad, la potencia de la bomba probada se redujo casi a la mitad. Esta reducción se hizo porque los diseñadores calcularon las posibles consecuencias catastróficas de la explosión y el área de contaminación radiactiva. Esta decisión también se hizo pública.

Para las pruebas fue elegido el campo del archipiélago de Nueva Zembla, y la fecha límite se fijó para finales de octubre. Así que a principios de otoño se iniciaron los últimos preparativos en la ciudad secreta de Arzamás-16.

Al mismo tiempo, se preparaba el avión que debía transportar la bomba. El arma medía unos 8 metros de largo y no entraba entera en el Tu-95 designado. Entonces, se decidió cortar una parte del fuselaje del bombardero  e instalar un accesorio especial que sujetaba la bomba. Pero aun así, una parte de la ‘bomba del zar’ se salía del avión, según el diario ruso.

El 20 de octubre, el dispositivo termonuclear, en condiciones de estricto secreto, fue transportado desde Arzamás-16 a la base aérea Olenia en la península de Kola. Por cierto, la propia bomba (junto con el sistema de paracaídas) pesaba 26 toneladas y no había una grúa adecuada para transportarla, por lo que fue necesario montar una línea de ferrocarril especial hasta el taller de montaje.

En la mañana del 30 de octubre, dos aviones salieron de la base aérea hacia Nueva Zembla: el Tu-95 y el laboratorio Tu-16. Dos horas después, la bomba fue lanzada con un paracaídas a unos 10 mil metros de altura. El sistema de paracaídas de la bomba era imprescindible en este caso, ya que permitía que la tripulación del bombardero pudiese alejarse a una distancia relativamente segura. Si la bomba hubiese tenido caída libre, la probabilidad de supervivencia de los pilotos de los bombarderos habría de tan sólo el 1%.

A las 11:33 hora de Moscú, cuando el sistema de paracaídas llegó a una altura de 4,2 mil metros, la bomba fue detonada. Se produjo un destello deslumbrante que duró alrededor de un minuto, y la “pierna” del hongo nuclear se elevó hacia arriba. En 40 segundos el hongo creció hasta los 30 km, y luego a 67 km. La onda sísmica de la explosión dio la vuelta al globo tres veces.

Los edificios residenciales que se encontraban en las aldeas cercanas fueron destruidos. La comunicación por radio se perdió en un área de cientos de kilómetros durante unos 50 minutos debido a la radiación electromagnética .

Según las estimaciones finales de los expertos, la fuerza la ‘bomba del zar’fue de unos 58 megatones de TNT. 3.000 mil veces más que la fuerza de bomba atómica lanzada por EE UU sobre Hiroshima en 1945 (13 kilotones).

La prueba del arma más peligrosa del mundo conmocionó a los líderes internacionales. Los desarrolladores de la bomba y el gobierno de la URSS comprendieron bien que arma de este tipo no se utilizaría con fines militares. La prueba se realizó con un propósito concreto en mente: lograr la paridad nuclear con Estados Unidos.

Como resultado de largas negociaciones, en agosto de 1963, en Moscú, los representantes de Estados Unidos, la URSS y el Reino Unido firmaron un tratado que prohibía los ensayos de armas nucleares en el espacio, bajo el agua y en la superficie de la Tierra. Desde entonces, en la URSS sólo se han realizado ensayos nucleares subterráneos. La última explosión tuvo lugar el 24 de octubre de 1990 en Nueva Zembla. Desde entonces, la Unión Soviética declaró una moratoria unilateral para los ensayos de armas nucleares, publicó Rossíiskaia Gazeta.

RBTH

About ELCOMUNISTA.NET (69311 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: