Anuncios

Evo Morales denuncia que los muertos en Bolivia son un «delito de lesa humanidad»

El depuesto presidente boliviano, Evo Morales (2006-2019), dijo el miércoles a Sputnik desde su exilio en México que las víctimas mortales de la reciente violencia política en Bolivia son resultado de un crimen de lesa humanidad.

«Los 32 muertos a bala, (eso) es genocidio, delito de lesa humanidad; llamo a la comunidad internacional, Naciones Unidas: vengan, denuncien, tiene que ser juzgado lo que está pasando en Bolivia», dijo Morales a esta agencia en una videollamada.

El exmandatario añadió que quienes reprimen en su país «no aceptan que indígenas, movimientos sociales, hayamos cambiado Bolivia», pero, advirtió «tarde o temprano serán juzgados».

Además, aseveró que teme la violencia generada por los partidos de derecha de Bolivia en las últimas semanas y destacó que la crisis política y social que vive su país solo puede resolverse a través del diálogo.

El Gobierno de facto que encabeza la senadora derechista Jeanine Áñez expidió el pasado 15 de noviembre el decreto 4078 autorizando la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de control y restauración del orden público, liberando a los militares de eventuales responsabilidades penales».

ESTADOS UNIDOS

«Nos informan que EEUU no quiere que vuelva a Bolivia; yo por mí mañana mismo quiero retornar, esperamos que este Gobierno de facto nos dé las garantías para volver y, si me pasa algo, va a ser responsabilidad de ese Gobierno de facto», dijo Morales desde México.

Morales, el primer presidente de origen indígena de su país, aseguró que renunció a la presidencia el domingo 10 de noviembre porque su vida corría peligro y pidió a la comunidad internacional que fiscalice la represión que está ordenando el Gobierno de facto que encabeza Jeanine Áñez.

Asimismo, el líder de izquierda de 60 años dijo que dejó «todo» por pacificar su país y aseveró que si EEUU y el gobierno de facto le temen, prefiere no ser candidato en las próximas elecciones.

«Si tanto miedo me tienen, no quiero ser candidato en las próximas elecciones; si en algo puedo aportar para pacificar, lo voy a hacer», agregó.

Morales renunció a su cargo el 10 de noviembre en medio de presiones de la oposición y las Fuerzas Armadas luego de un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) que aseguraba haber hallado graves irregularidades en las elecciones del 20 de octubre, que habían dado como ganador al líder indígena.

Dos días después de su alejamiento del poder y traslado a México, que le otorgó asilo, la senadora opositora Jeanine Áñez se proclamó presidenta y prometió convocar a elecciones lo más rápido posible.

El miércoles, Áñez dijo que en las próximas horas presentaría un proyecto de ley para convocar a elecciones.

ORGANIZACIÓN DE ESTADOS AMERICANOS

Por otro lado, el expresidente dijo que el golpe de Estado en Bolivia fue orquestado por EEUU y la OEA y consideró que es necesario realizar una comisión de la verdad para demostrar que durante las elecciones no hubo ningún fraude.

«Esta acción fascista se está implementando bajo el tutelaje de EEUU (…) La OEA también tiene responsabilidad en esto (…) el secretario general de la OEA, Luis Almagro, se manchó con la sangre del movimiento indígena de Bolivia», agregó.

Incluso aseveró que durante la campaña electoral de las elecciones en Bolivia, Brasil, Chile y EEUU volcaron sus equipos para hacer que él perdiera las elecciones.

«Cuando estaba en campaña convoqué al encargado de negocios de EEUU para demostrar cómo sus trabajadores, los empleados de la embajada, estaban haciendo campaña contra mí, ofreciendo plata a cambio de que no me votaran; después de que asumió el gobierno de facto, el primero que lo reconoció fue EEUU; todo eso demuestra que EEUU participó en el golpe», agregó Morales.

Además, consideró que el informe de la OEA tomó una posición política más que técnica y sostuvo que existen tres estudios a nivel internacional que demuestran que él ganó en primera vuelta.

VIDEO

El miércoles, el ministro provisional de Interior de Bolivia difundió un video en el que supuestamente se escucharía a Morales alentando las protestas en el país, incluso animando a «que no entre comida en las ciudades».

«No conozco, no lo he visto todavía; no tengo nada que comentar; ayer dijeron que yo estaba en Bolivia, una mentira; pienso que es otro montaje más como siempre hace el gobierno», dijo a esta agencia Morales desde México.

La presidenta de facto, Jeanine Áñez, anunció que presentará una denuncia internacional contra el presidente por «crímenes de lesa humanidad».

En el vídeo que dio a conocer Murillo, y cuya autenticidad no está confirmada por fuentes independientes, aparece un dirigente cocalero identificado como Faustino Yucra Yarhui en una conversación telefónica en altavoz con una persona a quien las autoridades identifican como Evo Morales.

Cifras de la Defensoría del Pueblo indican que 32 personas han muerto en Bolivia en las protestas de las últimas semanas.

Sputnik

Anuncios
About el comunista (61620 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: