Eurocámara llama a UE e Interpol a ignorar peticiones rusas de arresto de jueces lituanos

El Parlamento Europeo llamó este jueves a la UE y la Interpol a ignorar las solicitudes de arresto internacional emitidas por Rusia contra los jueces lituanos que sentenciaron a prisión a 67 rusos en relación con las protestas del 13 de enero de 1991 en Vilna.

El texto del documento, que acusa a Rusia de «influencia externa inaceptable» y de acciones «políticamente motivadas», se aprobó con 493 votos a favor, 43 en contra y 86 abstenciones.

«Los países de la UE tienen que ignorar las solicitudes de arresto internacional (presentadas por Rusia) contra los funcionarios lituanos acusados», dice el texto.

El Comité de Investigación de Rusia abrió un expediente penal contra cuatro jueces lituanos sospechosos de dictar sentencias premeditadamente injustas a 67 ciudadanos rusos en marzo pasado.

Entre los acusados figuran el exministro de Defensa de la Unión Soviética Dmitri Yázov, sentenciado a 10 años de prisión, y el exoficial del KGB Mijaíl Golovátov, que fue condenado a 12 años.

A ambos se les atribuyen crímenes de guerra y de lesa humanidad. La mayoría de las condenas se dictó sin la presencia de los acusados.

La Eurocámara también instó a los países europeos a no entregar a Rusia los datos que puedan utilizarse en el proceso contra los jueces y a las autoridades rusas, a «poner fin a la persecución».

El 11 de marzo de 1990, el Soviet Supremo de la República Socialista Soviética de Lituania proclamó su independencia de la Unión Soviética, a pesar de que las autoridades de la URSS advirtieron que la decisión contradecía la Constitución del país.

Menos de un año después, en enero de 1991, en la república se desataron las protestas.

En la noche del 12 al 13 de enero, la URSS envió sus fuerzas a la torre y el centro de televisión de Vilna, donde se congregaban manifestantes por la independencia de la República Socialista Soviética de Lituania.

En los enfrentamientos murieron 14 personas y más de 600 resultaron heridas.

La fiscalía lituana afirma que las personas que murieron en las protestas frente a la torre de televisión, fueron asesinadas por soldados soviéticos, pero no proporciona ninguna prueba.

Las audiencias judiciales sobre el caso comenzaron en Lituania en 2016 y culminaron en marzo de 2019.

La Duma de Estado (Cámara Baja del Parlamento ruso) calificó el juicio de «proceso político» que nada tiene que ver con la protección de las libertades o los derechos humanos.

Sputnik

About el comunista (67348 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: