Anuncios

Merkel condena el atentado xenófobo de Hanau: «El racismo es veneno»

El terrorismo de extrema derecha preocupa a las fuerzas de seguridad.

El doble atentado que ha costado la vida a 10 personas en Hanau (Alemania) ha vuelto a hacer sonar las alarmas en ese país sobre el peligro del terrorismo de extrema derecha.

La Fiscalía federal investiga como un delito de terrorismo xenófobo el tiroteo contra dos bares de shisha en la esa localidad del estado de Hesse. Muchas de las víctimas eran inmigrantes. El sospechoso, Tobías R., mató posteriormente a su madre y luego se suicidó, según la primera hipótesis de la investigación.

«El racismo es veneno», ha asegurado la canciller, Angela Merkel, al condenar el atentado. Merkel, en una breve comparecencia convocada de urgencia, ha señalado que, con los actuales indicios, el autor de la matanza actuó movido por ideas «ultraderechistas» y «racistas», por «odio contra personas de otro origen, de otra religión u de otra apariencia». La canciller ha reiterado que su Gobierno hace distingos entre los ciudadanos cualquiera que sea su origen o religión.

La violencia xenófoba, cada vez más habitual 

El ministro de Finanzas y vicecanciller, Olaf Scholz, del Partido Socialdemócrata (SPD), va más lejos que Merkel. «Las autoridades de seguridad deben luchar contra el terror de derecha con todas las consecuencias – ha escrito Scholzen Twitter – Nadie puede negar políticamente que 75 años después de la dictadura nazi hay nuevamente terror real (…) Tenemos que defender nuestra democracia liberal».

Lo cierto es que la violencia racista, xenófoba y de extrema derecha en Alemania se ha convertido en una realidad habitual. Entre enero y agosto del año pasado, según cifras del gobierno federal citadas por el periódico Süddeutsche Zeitung, se produjeron 542 actos de este tipo de violencia, con al menos 240 personas heridas en todo el país. Sus objetivos son los extranjeros, los políticos de izquierda y derecha, los musulmanes y los judíos.

Las fuerzas de seguridad vigilan a unas 50 personas sospechas de vínculos con la extrema derecha y que pueden suponer algún tipo de peligro, según cifras del Gobierno. El pasado viernes, la Policía detuvo a 12 personas sospechosas de planear ataques contra mezquitas al estilo del que costó la vida a 49 personas en Christchurch, Nueva Zelanda, en marzo de 2019.

En octubre, un atacante motivado por ideas antisemitas mató a dos personas en la puerta de una sinagoga en Halle durante la fiesta judía del Yom Kippur.

La crisis económica, la llegada de migrantes (inmigrantes económicos y refugiados) y el auge del ultranacionalismo en otros países de Europa ha dado alas a estos grupos extremistas. Pero el nuevo panorama político tiene también su reflejo en la política institucional y en los parlamentos. El partido xenófobo Alternativa para Alemania (AfD en sus siglas en alemán) entró en el Parlamento en 2017 (la primera vez desde la Segunda Guerra Mundial que una fuerza de extrema derecha obtenía representación parlamentaria) y sube en cada elección regional.

El resto de partidos alemanes han acordado tácitamente una política de no colaborar con la extrema derecha, a la que se ha impuesto una especie de «cordón sanitario». Recientemente, la polémica obligó a dimitir al candidato del Partido Liberal a la presidencia de Turingia días después de haber llegado al gobierno gracias a los votos de la CDU (el partido de Merkel) y la AfD. La tormenta política subsiguiente ha causado una crisis en la sucesión de Merkel al frente del partido.

Cronología de ataques racistas y de extrema derecha en Alemania

  • 9 de octubre de 2019. Halle. El ultraderechista Stephan Balliet intenta sin éxito entrar armado en una sinagoga llena por la celebración del Yom Kipur y luego empieza a disparar aleatoriamente a los viandantes en la calle. Dos muertos.
  • 2 de junio de 2019. Kassel. Un ultraderechista irrumpe en la vivienda del político conservador local de Kassel Walter Lübcke y lo asesina a tiros. El sospechoso es detenido dos semanas más tarde.
  • 6 de abril de 2006. Kassel. Los terroristas de la célula ultraderechista Clandestinidad Nacionalsocialista (NSU) asesinan al turco Halit Yozgat en su cafetería-locutorio. La investigación sobre esta célula reveló fallos en el control que las fuerzas de seguridad llevaban cabo sobre sus miembros.
  • 4 de abril de 2006. Dortmund. La NSU asesina al turco Mehmet Kubasik.
  • 15 de junio de 2005. Múnich. La NSU asesina al griego Theodoros Boulgarides, dueño de una tienda de llaves.
  • 9 de junio de 2005. Núremberg. La NSU mata al turco Ismail Yasar, dueño de un Dönner Kebab.
  • 25 de febrero de 2004. Rostock. La NSU asesina al turco Mehmet Turgut, dependiente en un restaurante de comida rápida.
  • 29 de agosto de 2001. Múnich. La NSU mata al turco Habil Kiliç en su frutería.
  • 27 de junio de 2001. Hamburgo. La NSU asesina al turco Süleyman Tasköprü, en su frutería.
  • 13 de junio de 2001. Núremberg. La NSU mata al sastre turco Abdurrahim Özüdogru.
  • 9 de septiembre de 2000. Núremberg. La NSU asesina al turco Enver Simsek en su floristería.

RTVE

Anuncios
About el comunista (67735 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: