Anuncios

Activistas montan un campamento en Londres en solidaridad con Assange

Activistas de distintas nacionalidades han levantado un campamento de protesta y en solidaridad con Julian Assange ante la verja del Tribunal de Woolwich, donde se desarrolla el juicio sobre su extradición a Estados Unidos.

«Es importante apoyar la libertad de expresión, la libertad de prensa y el derecho a conocer la verdad», señaló a Sputnik Alberto Cerda, un colombiano padre de familia que lleva casi una década de movilizaciones en defensa de los derechos humanos.

Unas diez tiendas de campaña quedaban en pie sobre el barro de una estrecha franja de césped entre la carretera y el perímetro del complejo judicial, que también ubica la cárcel de máxima seguridad de Belmarsh, donde está recluido el fundador de WikiLeaks.

«Es importante que no envíen a Julian a EEUU, él no es norteamericano ni ha cometido ningún crimen», resaltó Tom Marwick, compatriota del periodista australiano.

Marwick instaló su tienda el domingo como anticipo de la intensificación de la protesta en esta semana de audiencias judiciales en Woolwich.

Su refugio de tela gotea, hace frío y mucha humedad y no tiene un hornillo para hacerse un café. Pero piensa aguantar a la intemperie hasta que termine la primera fase del juicio, previsiblemente el viernes 28.

«El sistema judicial ha fallado completamente a Julian; están abusando de él y maltratándole», agregó el australiano.

Richard Smith, londinense de este barrio al este del meridiano de Greenwich, viste un buzo anaranjado bajo otro amarillo en el que ha prendido etiquetas en apoyo de Assange.

«Nos dijeron que el Brexit significa recuperar el control democrático y el gobierno de Boris Johnson debería demostrarlo frenando la extradición y liberando a Assange, porque si no lo hace se convertirá en el perrito faldero de Donald Trump», dijo a Sputnik este activista y candidato por el Partido Liberal-demócrata en un ayuntamiento del distrito.

Unos y otros comentan el buen ambiente del campamento, donde recalaron cerca de un centenar de miembros de los «chalecos amarillos» franceses y visitantes de Bélgica, Austria o Irlanda, además de los simpatizantes regulares.

Tuvieron un contratiempo en la segunda jornada de lucha en Woolwich porque el generador eléctrico dejó de funcionar a los pocas horas de estrenarlo y se quedaron sin tomar un plato sabroso o, al menos caliente, como la sopa de calabaza y el chili con soja que preparó el día anterior una voluntaria brasileña.

También les preocupa la orden de silencio emitida por el equipo legal de Assange en vistas de la mala sonorización del interior del juzgado.

Gritos, consignas y sirenas de policía de los propios manifestantes se oyen en la sala del juicio, según advirtió el propio Assange al quejarse de que le cuesta concentrarse en las diligencias procesales.

«Nos han pedido que solo hagamos ruido en los recreos o que al menos bajemos el tono mientras la defensa presenta su caso», reconoció Cerda entre apenado y comprensivo.

El activista recuperó el ánimo cuando Kristinn Hrafnsson, director de WikiLeaks, se acercó personalmente a agradecerles su contribución y les pidió que mantengan la protesta enérgica y moderadamente ruidosa.

«No vamos a hacer una pausa entre las dos fases del juicio», confirmó a esta agencia Kelly Kolinks, de la campaña oficial en contra de la extradición (DEA, por sus siglas en inglés).

Kolinks y un par de colegas instalaron, en la entrada al recinto penitenciario, una muestra de fotografías de la iniciativa «We are millions and millions are one» (Somos millones y los millones somos uno).

El juicio concluye su primera fase este viernes y se reanuda en mayo.

Ambas partes pueden apelar la decisión que tome este tribunal de primera instancia.

Sputnik

Anuncios
About el comunista (68420 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: