Anuncios

España y Cataluña se sientan a la mesa con puntos de vista muy alejados

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el presidente autonómico de Cataluña, Quim Torra, encabezan las delegaciones se sentarán este miércoles por primera vez en torno a una mesa de diálogo de carácter bilateral para buscar soluciones al conflicto territorial, un foro al que ambas partes llegan con posiciones muy distantes.

«Vamos a iniciar el camino de la mesa de diálogo, va a ser un camino difícil, complejo y largo, pero esperamos que ese camino tenga un destino: el reencuentro entre Cataluña y el conjunto del país», dijo este miércoles Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados, horas antes del inicio de la cita.

La mesa se reunirá a las 16.30 (hora local) en el Palacio de la Moncloa, la sede del Gobierno español, en Madrid.

La constitución de este foro fue una de las principales promesas de Pedro Sánchez durante su sesión de investidura, en la que consiguió la confianza para formar Gobierno gracias al apoyo de uno de los dos partidos independentistas integrados en el Gobierno de Cataluña.

De acuerdo con los compromisos adquiridos por Sánchez ante el independentismo, en esta mesa las dos partes expondrán sus propuestas de resolución sin limitación alguna, ni siquiera la vulneración de la legalidad vigente, para intentar alcanzar un acuerdo que obligatoriamente deberá ser sometido a votación ante la ciudadanía de Cataluña antes de su aprobación final.

«La ley por sí sola no basta», dijo Sánchez durante su sesión de investidura, en la que abogó por dejar atrás la «judicialización» del conflicto territorial para buscar soluciones mediante el diálogo.

LAS PROPUESTAS

Aunque el independentismo podrá plantear en esta mesa sin cortapisas su petición de un referéndum de autodeterminación para Cataluña, Sánchez dejó claro que su intención es que el proceso de diálogo sirva para someter a votación un acuerdo de renovación de la convivencia, no de ruptura.

Por su parte, el presidente catalán, Quim Torra, volvió a confirmar este mismo miércoles que los principales puntos en su agenda son el ejercicio del derecho a la autodeterminación y la amnistía de los líderes independentistas condenados por el referéndum unilateral de 2017.

«Hoy el Gobierno de Cataluña va a Madrid a defender sus principios, que son el ejercicio del derecho a la autodeterminación y la amnistía», dijo Torra ante los medios antes de viajar a Madrid.

Pese a lo distanciado de las posiciones de partida, el Gobierno español cree que el mero hecho de que ambas partes se sienten a una mesa a buscar soluciones es un valor en sí mismo y que, aunque el camino será largo, el diálogo es la senda a seguir para reparar el distanciamiento de la última década.

No lo ve así la oposición española, que este miércoles acusó a Pedro Sánchez de cometer «una gran deslealtad» al aceptar «la humillación» de sentarse con Torra en una mesa que lleva el apellido «bilateral».

«Usted esta tarde inaugura la mesa de despiece de la soberanía nacional, la solidaridad interterritorial y la igualdad entre españoles», dijo el presidente del conservador Partido Popular, Pablo Casado.

LOS DIALOGANTES

En un principio la mesa de diálogo estaba pensada como un foro exclusivamente intergubernamental, pero la delegación catalana decidió en el último momento incluir a representantes de los partidos independentistas que no tienen presencia en la administración autonómica.

Por parte del Gobierno español estarán presentes en la mesa, además de Pedro Sánchez, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo; la ministra de Política Territorial, Carolina Darias; la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos; el ministro de Universidades, Manuel Castells, y el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

La presencia de estos dos últimos ministros, ambos catalanes, es especialmente relevante, ya que Salvador Illa es un destacado dirigente del PSC (la rama catalana del PSOE) y Castells una persona cercana a Cataluña en Común (algo parecido a la rama catalana de Podemos), lo que confiere a la delegación española una mayor capacidad de representación de la población catalana.

Estaba previsto que en la delegación española también estuviera presente el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, pero finalmente se ausentará por motivos de salud.

Por la parte catalana, la delegación estará compuesta por el presidente autonómico Quim Torra, el videpresidente Pere Aragonés; el consejero de Exteriores, Alfred Bosch y el consejero de Administración Pública, Jordi Puigneró.

Además de estos cargos gubernamentales, la delegación estará completada por dos diputadas de los partidos del Gobierno (Elsa Artadi por Junts Per Catalunya y Marta Vilalta por Esquerra Republicana), el exjefe de gabinete de Carles Puigdemont, Josep Rius, y la polémica figura de Josep María Jové, diputado republicano imputado por la organización del referéndum de 2017.

Finalmente la mesa no contará con ningún mediador ajeno a las dos partes, algo que Quim Torra defendió con insistencia en las últimas semanas, pero que el Gobierno español rechazó de plano.

Sputnik

Anuncios
About el comunista (68483 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: