Sinn Fein rechaza propuesta británica sobre el legado de la violencia en Irlanda del Norte

El partido irlandés Sinn Fein considera «inaceptable» la propuesta del Gobierno de Boris Johnson para lidiar con crímenes pendientes de esclarecer del violento pasado de Irlanda, que prima abiertamente la búsqueda de la verdad sobre alcanzar la justicia.

«Las últimas propuestas del Gobierno británico para gestionar el legado del pasado causarán dolor e ira entre los que perdieron familiares durante el conflicto», denunció Michelle O´Neill, viceministra principal del Ejecutivo compartido norirlandés y «número dos» de la formación.

La dirigente republicana advirtió que el plan de Londres es «inaceptable» y contrario a acuerdos previos en la materia y a sus «obligaciones legales internacionales».

«No puede haber una jerarquía de víctimas y nadie, incluidas las Fuerzas del Estado británico, puede estar por encima de la ley», agregó O´Neill.

El Gobierno conservador quiere acabar con las investigaciones policiales y procesos judiciales contra veteranos del Ejército y los servicios de Inteligencia británicos por presuntos crímenes o abusos perpetrados contra la población civil durante el llamado periodo de los «Troubles» (conflicto).

Durante más de tres décadas, hasta la firma del Acuerdo de paz del Viernes Santo de 1998, el Ejército Republicano Irlandés (IRA) -brazo militar del Sinn Fein- estuvo en «guerra» contra la presencia británica en la dividida isla de Irlanda.

Quedan unos tres mil casos de muerte violenta o abusos de poder por esclarecer y la mayoría son presuntas víctimas de las fuerzas estatales del Reino Unido.

«Algunas familias llevan casi 50 años esperando un procedimiento debido y el derecho a una investigación independiente y efectiva», protestó O´Neill.

Reforzado por una holgada mayoría parlamentaria, el Ejecutivo de Johnson propone ahora resolver el polémico legado histórico de una «forma que se centra en la reconciliación» y «concluye el interminable ciclo de reinvestigaciones de los ‘Troubles’ en Irlanda del Norte que ha fallado tanto a las víctimas como a los veteranos», según señaló el ministro en la materia Brandon Lewis.

«Solo los casos que tengan una perspectiva real de llegar a juicio como resultado de pruebas nuevas y convincentes darán pie a una investigación policial completa y, si es preciso, al proceso judicial», declaró el ministro.

Lewis confirmó, además, el objetivo gubernamental de archiva definitivamente las denuncias contras exmiembros de las Fuerzas Armadas que no superen el nuevo umbral de evidencias.

«Se cerrarán y no será posible más investigaciones ni persecuciones judiciales», enfatizó el titular del ministerio de Irlanda del Norte.

La propuesta de ley se desveló en el Parlamento de Westminster en plena crisis del coronavirus y sin el consenso previo del Gobierno compartido en Irlanda del Norte, que se restauró el pasado enero tras tres años de parálisis política.

«Lo que una fuente describió como «novedad legal», otros lo interpretarán como un tipo de amnistía encubierta o no mencionada, ¡el colmo de la controversia», escribió en un blog sobre Irlanda del Norte el autor y analista político Brian Rowan.

La propuesta forma parte de un proyecto legislativo de amparo e inmunidad de los militares británicos en relación con acciones ejecutadas en el frente de batalla y en escenarios violentos.

Sputnik

About el comunista (68339 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: