El programa espacial también en alerta ante el covid-19

El covid-19 llegó al entorno de los vuelos espaciales. La expansión del contagio obliga a cambiar protocolos y tomar medidas adicionales. Se terminan las conferencias de prensa y los rituales previos a los vuelos. Incluso, los que regresen tendrán que pasar por una cuarentena.

Por Héctor Miranda*

Los científicos y organizadores de los vuelos saben que llevar el coronavirus a la Estación Espacial Internacional (EEI) podría resultar un desastre para el referido proyecto y establecieron un grupo de medidas encaminadas a garantizar que no haya el más mínimo riesgo en las expediciones.

Las medidas llegan hasta la prohibición a los periodistas de acercarse al sitio desde donde se realizará el lanzamiento, algo común desde hace decenas de años y que, de golpe y porrazo, sufre cambios, motivado por la presencia del coronavirus.

CANCELACIÓN DE RUEDA DE PRENSA

La rueda de prensa prevista para este lunes, previa al viaje de los astronautas a la EEI fue cancelada, según informó el Centro Espacial Yuri Gagarin en un comunicado.

«Por indicación del director general de Roscosmos, Dmitri Rogozin, se cancela la conferencia de prensa de los miembros de la tripulación principal EEI-63 programada para el 23 de marzo», dice la nota, en tanto un portavoz del Centro confirmó a Sputnik que el evento, pospuesto ya en varias ocasiones y que, en principio, iba a celebrarse al aire libre, se canceló «debido al coronavirus».

Como solución, dejó abierta la posibilidad de que los tripulantes, desde una habitación aislada, ofrezcan una conferencia en línea para responder a las preguntas enviadas con antelación.

Desde días anteriores se sabía que los periodistas no podrán acceder a la base espacial de Baikonur para cubrir el lanzamiento, ni tampoco los familiares de los astronautas tendrán la oportunidad de presenciarlo.

La nave Soyuz MS-16, con dos tripulantes rusos, Anatoli Ivanishin e Iván Wagner, y un estadounidense, Christopher Cassidy, partirá hacia la EEI el 9 de abril desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán, para una expedición que se extenderá por 196 días.

En la estación espacial se encuentran ahora el ruso Oleg Skrípochka y los estadounidenses Andrew Morgan y Jessica Meir. Los tres tripulantes tienen previsto su regreso a la Tierra el próximo 17 de abril.

LOS COSMONAUTAS TAMBIÉN ROMPEN RITUAL

Desde antes de cancelarse la rueda de prensa se sabía que el ritual de la tripulación principal y la suplente también sufría modificaciones, entre ellas la prohibición de abandonar la Ciudad Estelar, ubicada en el Centro Yuri Gagarin.

Para evitar cualquier contagio, a la tripulación principal, que el 9 de abril se dirigirá a la EEI, y a la suplente se les prohibió abandonar la Ciudad Estelar, donde se encuentra el Centro Gagarin, dijo la semana anterior el director del referido centro, Pável Vlásov.

«El ritual tradicional, como las visitas a la Muralla del Kremlin y a la casa de Serguéi Koroliov, se cancelará por razones de seguridad», dijo Vlásov.

Además, en el Centro se cancelaron todas las excursiones y los viajes del personal al exterior, excepto los impostergables, incluso las personas que regresen del extranjero permanecerán 14 días en cuarentena.

Vlásov, en su comentarios, mostró confianza en las medidas: «Espero que estas medidas den resultado», agregó.

MASCARILLAS EN LA EEI

Por otra parte, no se descarta que los astronautas con catarro se vean obligados a llevar mascarillas en la EEI, sostuvo el científico Viacheslav Ilín, del prestigioso Instituto de Investigaciones Médico-Biológicas de Rusia.

«En medio de la pandemia de coronavirus, nuestra división que se ocupa del desarrollo de artículos de higiene personal debe pensar en la posibilidad de que en el futuro se usen medios que reduzcan la emisión de microorganismos en la EEI, en concreto mascarillas (…) para el astronauta resfriado que tose y estornuda», dijo Ilín a Sputnik.

Sin embargo, según Illín, esto queda sujeto a consultas con los países que cooperan con Rusia en el proyecto, aunque aclaró que una infección es más contagiosa en el espacio que en la Tierra, debido al reducido volumen de la estación y a la ingravidez que hace que el aerosol con el virus quede suspendido en el aire.

Illín adelantó también que los integrantes de futuras misiones pilotadas rusas para el estudio de la Luna, tendrán que guardar una cuarentena al regresar para evitar que lleguen a la Tierra con microorganismos peligrosos.

«Las tripulaciones que se preparan a efectuar vuelos orbitales desde Baikonur siempre se someten a la observación médica, es una medida que ha pasado la prueba del tiempo y garantiza la seguridad de las misiones que se cumplen en la Estación Espacial Internacional (EEI). Se sobreentiende que el régimen de observación no será suficiente para los que regresen de la Luna, que tendrán que guardar una cuarentena rigurosa», dijo.

La cuarentena forma parte de la llamada «protección planetaria», requisito que formuló el Comité de Investigaciones Espaciales del Consejo Internacional para la Ciencia (Cospar) con el fin de proteger a otros planetas contra la contaminación con microorganismos terrestres y también proteger la biósfera de nuestro planeta contra los microorganismos patógenos que podrían llegar en ingenios espaciales a la Tierra.

Los astronautas estadounidenses que efectuaron el vuelo a la Luna al regresar tuvieron que guardar una cuarentena de 18 días, además de estar aislados durante los tres que duró su regreso a la Tierra.

Rusia planea llevar una tripulación a la Luna para el año 2030, aunque trabaja en programas de estudio y potenciación del satélite terrestre.

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (69563 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: