Anuncios

Los británicos toman conciencia ante la virulencia del covid-19

Los británicos comenzaron a tomar conciencia de la amenaza del coronavirus el primer día del cierre de Londres y del resto del Reino Unido que el jefe del Gobierno, Boris Johnson, ordenó en un mensaje televisado la noche del lunes.

Por Lourdes Gómez*

Solo los comercios con productos «esenciales» abrieron este martes 24 y una hilera de personas se formó frente a John’s Greengrocers & Florist, un colmado de verdura, fruta y flores en el barrio de Dollis Hill, en el norte de la capital. Se entraba de uno en uno y la mayoría aguardaba su turno a la distancia de «dos metros o seis pies» que aconseja el primer ministro.

«Ya es hora de que impongan medidas estrictas; el gobierno perdió el tiempo recomendando y suplicando a la gente que haga esto y deje de hacer lo otro; era necesario emitir la orden de cierre», señala a Sputnik el constructor Jason Kelly.

Johnson decretó el llamado «lockdown» (encierro o cese de la actividad) ante el fracaso de la estrategia de persuasión y la difusión de mensajes confusos. El creciente aumento de infecciones y muertes –422 este martes, 87 más que el día anterior– sugiere que su consejo de evitar aglomeraciones, el contacto con los demás y los desplazamientos innecesarios estaba surtiendo nulo efecto.

Por otro lado, anunció el cierre de colegios y universidades, bares y restaurantes; bibliotecas, teatros y cines o estadios de fútbol cuando muchos ya habían echado el cerrojo por iniciativa propia.

POLICÍA CON PODERES EXCEPCIONALES

A partir de ahora, la Policía podrá multar a los que desobedezcan las directrices gubernamentales. También podrá dispersar reuniones y agrupaciones de más de dos personas, según avanzó el primer ministro.

De hecho, en la primera jornada de las nuevas restricciones, agentes de Foleshill, en las Midlands inglesas, apagaron una barbacoa que estaban disfrutando una veintena de amigos y familiares.

«Increíble, hemos tenido que lidiar con más de 20 personas que estaban en una barbacoa…», desveló por Twitter la Policía del distrito.

El mensaje añade que la situación empeorará si la población no respeta las excepcionales reglas gubernamentales.

«Deberían haber impuesto el ‘lockdown’ mucho antes y debería ser mucho más estricto», protesta a esta agencia Lidia Saiz, cuyo empleo en el sector turístico se tambalea a costa de la crisis provocada por la enfermedad covid-19 causada por el coronavirus SARS-CoV-2.

De cuna española y doble nacionalidad desde el vuelco del Brexit cree necesarias medidas drásticas similares a las impuestas en Italia, España o antes en China.

«El fin de semana se demostró que la mayoría no es consciente del peligro del coronavirus, salió todo el mundo a la calle, de picnic, a tomar el sol, niños con sus abuelas, adolescentes de juerga; hoy ha decaído mucho pero aun había gente haciendo deporte», agrega.

DEPORTE, ¿ESENCIAL O PRESCINDIBLE?

Saiz no está convencida de la «seriedad» de las instrucciones de Johnson, que ha entresacado el deporte –una sesión por día en solitario o con un familiar– entre las actividades excluidas del encierro social.

Todavía perdura la confusión respecto a los empleados y proveedores de servicios «esenciales» que pueden, por tanto, mantenerse operativos las tres semanas que en principio durará la «cuarentena» británica.

El propietario de dos cadenas de accesorios deportivos, Sports Direct y Evans Cycles, se creyó exento de la prohibición de contacto con el público porque, según explicó a sus empleados y trabajadores con contratos basura, sus tiendas contribuyen singularmente a que el «Reino Unido se mantenga en forma durante la crisis».

El Ejecutivo de Johnson aclaró horas después que el negocio de camisetas de fútbol no es indispensable para frenar la propagación del covid-19.

COMO SARDINAS EN LATA

«Importante», tuiteó el alcalde de Londres, Sadiq Khan, en respuesta a imágenes del metro repleto de trabajadores en la habitual hora punta de la mañana.

«Los londinenses han de concluir todo uso no esencial del transporte público … si debéis ir a trabajar, por favor no viajéis en hora punta», advirtió.

El alcalde instó al Gobierno a ordenar la suspensión de todas las obras en marcha en la capital británica y demandó una selección más estricta de los oficios considerados esenciales en el esfuerzo común contra la pandemia.

Johnson confía en un nuevo lema para ganar la batalla al coronavirus sin imponer más restricciones en la sociedad civil, que algunos comparan con las de la peste del siglo XVII.

«Quedarse en casa» para «Proteger el NHS» (Servicio público de salud) y «Salvar Vidas» resume el «mensaje de alerta» sobre las normas de comportamiento que el Gobierno está enviando por telefonía móvil a los residentes en Reino Unido.

*Sputnik

Anuncios
About el comunista (67461 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: