Los talibanes acusan a EEUU de violar el acuerdo de Doha y amenazan con represalias

Los talibanes acusaron este domingo a Estados Unidos de violar el acuerdo firmado el pasado 29 de febrero en Doha, por el que se comprometían a la no agresión, con ataques de las tropas estadounidenses y sus aliados contra bases y áreas controladas por los insurgentes, y amenazaron con represalias.

Por primera vez desde la firma del histórico acuerdo, en el que se pactó la retirada total de las tropas extranjeras de Afganistán en 14 meses, los talibanes acusaron a Estados Unidos de «continuas violaciones» con bombardeos, redadas nocturnas, ataques a civiles e insurgentes en áreas donde no había combates, según un comunicado.

Además, añadieron, se han incumplido uno de los principales puntos del acuerdo, que era la liberación el 10 de marzo de 5.000 presos talibanes a cambio de un millar de reos de las fuerzas de seguridad afganas, un proceso que «se ha retrasado sin motivo».

«Hemos compartido de manera oportuna con los estadounidenses los detalles de las violaciones a través de los canales de comunicación pertinentes», aseguraron los insurgentes en la nota, que insistieron en que les han pedido que «respeten las disposiciones del acuerdo».

«Si tales violaciones continúan, se desarrollará una atmósfera de desconfianza y no solo perjudicará al acuerdo, sino que obligará a los muyahidines (combatientes talibanes) a reaccionar y responder, lo que aumentará el nivel de violencia» en el país, amenazaron.

Los talibanes aseguraron sin embargo que por su parte han «respetado» el acuerdo y se mantienen comprometidos con el pacto firmado, y justificaron sus recientes ataques contra las fuerzas de seguridad afganas, porque no hay aún un alto el fuego acordado con el Gobierno de Kabul, por lo que nada les impide esas operaciones.

Aún así, la agrupación insurgente puntualizó que «detuvo sus ataques» contra bases e instalaciones gubernamentales, y solo realiza operaciones contra pequeños puestos de control.

El portavoz de las tropas estadounidenses en Afganistán, el coronel Sonny Leggett, respondió a los insurgentes, a través de un mensaje en Twitter, que Estados Unidos «ha mantenido y aún mantiene los términos militares del acuerdo entre EEUU y los talibanes».

Sin embargo, añadió, siempre defenderán a sus aliados de las fuerzas de seguridad afganas de cualquier ataque, como indica el acuerdo, por lo que «los talibanes deben reducir la violencia», algo que permitirá centrarse además «en el proceso político».

RAMA DE OLIVO

A pesar de las críticas a EEUU, los talibanes tendieron una rama de olivo a sus adversarios y aseguraron que están listos para mantener conversaciones intraafganas, aunque antes se debe solucionar el asunto de la liberación de prisioneros.

Un delegación oficial formada por tres talibanes se encuentra desde el 30 de octubre en Kabul, lo que supone la primera misión de este tipo en 19 años de guerra, para tratar de resolver los últimos aspectos técnicos para el inicio de la liberación de prisioneros.

Se espera que la liberación de los prisioneros suponga el inicio de las ansiadas conversaciones de paz entre los talibanes y el Gobierno afgano, que podrían culminar en un acuerdo político que ponga fin a casi dos décadas de guerra en Afganistán.

EFE

About el comunista (68216 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: