Educación en Cuba: a la misma hora, en el mismo canal

El nuevo coronavirus (causante de la enfermedad covid-19) ha hecho que para las niñas y los niños cubanos ver la tele y estudiar ya no sean cosas excluyentes: la isla estableció una estrategia de clases por televisión para que la pandemia no afecte el curso escolar.

Por Miguel Fernández Martínez*

El pasado 23 de marzo, la ministra de Educación, Ena Elsa Velázquez, anunció en su cuenta de la red social de Twitter la suspensión de las actividades escolares, así como el inicio de transmisiones televisivas para que las tareas de enseñanza se mantuvieran desde los hogares.

En este proceso se involucraron metodólogos y especialistas del Ministerio de Educación (MINED), profesores y técnicos de la Empresa de Informática y Medios Audiovisuales (Cinesoft) y la televisión cubana con sus canales Educativo y Tele Rebelde.

CASA CONVERTIDA EN AULA

A sus ocho años, Ana cursa el tercer grado de la enseñanza primaria y por primera vez se enfrenta a una maestra que, desde la pantalla de su televisor, le va dando indicaciones de cómo realizar diferentes ejercicios en la asignatura de Español.

La nueva experiencia seduce a la pequeña, que ha tenido que dejar a un lado sus juguetes y muñecas, pues no ir al colegio en un primer momento significó estar de «vacaciones».

Marcia, su madre, comentó a Sputnik que a pesar de que su hija es una niña aplicada y estudiosa, no escapa del temor y la ansiedad que provoca no poder salir de la casa, ver a los adultos protegidos con mascarillas, y escuchar las conversaciones en torno a la pandemia.

«Mamá, ella (la teleprofesora) va muy rápido y no puedo copiar», le dice Ana a su madre, y se queja porque se le cayó un lápiz al suelo, de la mesa de centro de la sala convertida en improvisado pupitre, mientras sonríe cómplice con el reportero de Sputnik.

CARENCIAS Y ALTERNATIVAS

Según la madre de Ana, lo que afecta el desarrollo de esta alternativa educativa es la carencia de algunos libros de textos, que imposibilita el buen funcionamiento de las teleclases.

Pero tratar de suplir esa insuficiencia –comenta-, existe como opción el sitio digital CubaEduca, que permite descargar determinados libros y otros materiales de apoyo al proceso educativo, para tratar de solucionar la falta de libros físicos en manos de los estudiantes.

Para las personas que no usen Internet o que su capacidad de conexión no le permite descargarlos, pueden hacerlo en las direcciones provinciales y municipales del MINED llevando algún dispositivo de almacenamiento digital.

Las teleclases sirven además, para divulgar entre los niños y jóvenes aspectos relacionados con el covid-19 en los contenidos que se imparten, hacer lecturas, divulgar medidas higiénicas, y que los niños aprendan a reconocer la labor de los médicos y la atención a las personas vulnerables.

Según la dirección del MINED, este programa se controla a través de videoconferencias, para dar seguimiento a las actividades docentes a través de la televisión y garantizar la preparación de los educadores.

*Sputnik

About el comunista (68137 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: