EE.UU. relaja sus exigencias para automóviles en un nuevo revés para el clima

El Gobierno de Estados Unidos ha dado marcha atrás este martes a su iniciativa más ambiciosa contra la crisis climática, al relajar notablemente las exigencias para que los fabricantes de automóviles produzcan vehículos más eficientes en cuanto a su consumo de combustible y sus emisiones de carbono.

El Ejecutivo del presidente de EE.UU., Donald Trump, ha publicado su norma definitiva para suavizar los estándares de control de emisiones y consumo para los automóviles que impuso en 2012 el Gobierno de Barack Obama (2009-2017).

“Esta regla es la mayor iniciativa de desregulación que ha emprendido el Gobierno” de Trump, afirman en un comunicado conjunto el Departamento de Transporte de EE.UU. y la Agencia de Protección Medioambiental del país (EPA, por su sigla en inglés).

De acuerdo con el diario The New York Times, la norma permitirá que los vehículos que circulen en Estados Unidos emitan casi mil millones de toneladas más de dióxido de carbono durante su vida útil que bajo la norma de Obama, y cientos de millones de toneladas más que si se ajustaran a los estándares de Europa o Asia.

Menos exigencias 

Con la nueva regla, que entrará en vigor aproximadamente dentro de dos meses, Trump busca deshacer la medida más significativa contra la crisis climática de Obama, tras ordenar la retirada de EE.UU. del Acuerdo de París sobre el clima y desregular las emisiones de las centrales térmicas de carbón.

Si la regla de Obama exigía que los niveles de eficiencia en el consumo de los automóviles alcanzaran las 54,5 millas por galón en 2026 (23 kilómetros por litro), la nueva norma de Trump rebaja la meta hasta las 40,4 millas por galón para ese mismo año (17 kilómetros por litro).

Para lograrlo, los estándares de eficiencia en las emisiones de los vehículos deberán aumentar el 1,5 % cada año hasta 2026, frente al auge del 5 % previsto en la norma de Obama.

El Gobierno de Trump argumenta que la mayoría de fabricantes de automóviles no estaban alcanzando esas metas, y que los cambios permitirán “reducir el precio medio de un nuevo vehículo en alrededor de 1000 dólares (unos 912 euros)”, según el comunicado oficial.

Eso “facilitará que los estadounidenses puedan permitirse comprar vehículos más nuevos”, que son “más seguros que nunca”, señaló el Departamento de Transporte, que calcula que podría haber hasta “3300 menos muertes en accidentes” de carretera con los automóviles construidos de acuerdo con los nuevos estándares.

Más contaminación

Sin embargo, las estimaciones del Gobierno también indican que morirán más estadounidenses como resultado del aumento en la contaminación del aire que si se mantuvieran en pie los estándares de Obama, según fuentes conocedoras del estudio citadas por el diario The Washington Post.

“Esto dañará el aire que respiramos, detendrá los avances para luchar contra la crisis climática y aumentará el coste de conducir. La única ganadora de esta medida es la industria petrolera”, dice en un comunicado Gina McCarthy, que dirigió la EPA durante parte del Gobierno de Obama.

El propio Obama ha reaccionado a la noticia, al tuitear que el país “no puede permitirse más consecuencias por la negación” de la emergencia climática y hay que tener eso en cuenta a la hora de “votar” en las elecciones presidenciales de noviembre.

Desde que la Casa Blanca anunció su plan para deshacer la norma de Obama en 2018, varios fabricantes de automóviles instaron además al Gobierno de Trump a no implementar cambios tan radicales, porque es probable que la medida acabe en los tribunales durante años y la industria quede en un limbo regulatorio, según el New York Times.

EFEverde

About el comunista (68339 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: