Anuncios

Los millonarios de EEUU se preparan para lo peor y se deshacen de sus activos

El inversor multimillonario Warren Buffett decidió vender el 84% de sus acciones en el banco estadounidense Goldman Sachs. Con una serie de ventas parecidas, Buffet, igual que otros inversores estadounidenses, ha manifestado su escepticismo sobre las perspectivas económicas de Estados Unidos, destaca el columnista ruso Iván Danílov.

La táctica de Buffet 

En particular, Berkshire Hathaway, que es el conglomerado de inversión del que Warren Buffett es director ejecutivo, redujo su participación en Goldman Sachs de 12 millones de acciones a 1,9. En septiembre del 2008 la empresa invirtió en el banco unos 5.000 millones de dólares para ayudarle a recaudar el capital necesario en los primeros días de la crisis financiera. En aquel entonces su inversión fue considerada una muestra de la confianza indoblegable del multimillonario en las perspectivas de la economía estadounidense y las del sector bancario.

Ahora, el inversor norteamericano acude a realizar una táctica completamente contraria que se tradujo no solo en su retirada de Goldman Sachs. Previamente Buffett comunicó que Berkshire Hathaway había vendido todas las acciones emitidas por las cuatro aerolíneas más grandes de EEUU. Su participación en estas compañías era la siguiente:

  • Delta Airlines (11%);
  • American Airlines (10%);
  • Southwest Airlines (10%);
  • United Airlines (9%).

Si bien Buffet aseguró durante una reunión virtual con los accionistas de Berkshire Hathaway que mantiene un enfoque optimista respecto a la economía estadounidense y su recuperación después de la pandemia, en suma sus retiradas de capital señalan todo lo contrario, resalta el columnista Danílov en su artículo para la versión rusa de Sputnik.

Advertencias de los demás

Danílov destaca que Buffet no es el único inversor cuyas declaraciones causan dudas sobre el bienestar de la economía estadounidense. David Tepper, quien suele trabajar con los fondos de cobertura, destacó a CNBC que el mercado de valores de EEUU es uno de los más sobrevalorados que ha visto desde 1999.

Sus declaraciones a menudo hacen que todo el mercado se ponga en movimiento, resalta la cadena estadounidense. Por ello, las acciones de muchas empresas se desplomaron, empujando al índice bursátil Dow Jones Industrial Average a hundirse más de 500 puntos durante el mediodía del 13 de mayo.

A su vez, el exsocio de George Soros y eminente financista Stanley Druckenmiller advirtió que los programas anunciados por el Gobierno estadounidense no serán suficientes para atajar los problemas económicos. Según Druckenmiller, el consenso entre los empresarios puede ser el siguiente: «No te preocupes, la Reserva Federal te respalda».

«Solo hay un problema: nuestro análisis dice que no es cierto», destacó Druckenmiller durante una reunión del Club Económico de Nueva York.

El financista advirtió que es probable que los efectos económicos causados por la pandemia sean duraderos, provoquen una gran cantidad de quiebras y los programas del Gobierno estadounidense no sean capaces de salvar a las empresas.

«Rezo para que me equivoque en esto, pero creo que el ‘V-out’ es una fantasía», enfatizó el legendario administrador de fondos de cobertura refiriéndose a una recuperación económica en forma de V.

¿Cómo repercute la pandemia en las relaciones de EEUU con China?

El shock causado por el coronavirus agudizó los problemas existentes tras haber presionado simultáneamente sobre muchos puntos débiles de la economía mundial.

Es paradójico, pero precisamente esta situación sombría desde el punto de vista económico es la que puede convertirse en un factor importante que mantenga la paz en el planeta, opina Danílov.

«Si la economía de Estados Unidos estuviera en mejor estado, Washington podría aprovecharse de la situación para implementar algunos planes geopolíticos aventureros respecto a China», resalta el autor del artículo, refiriéndose a una serie de provocaciones que Washington ha realizado en repetidas ocasiones en el mar de la China Meridional.

Además, los funcionarios de la Casa Blanca barajaron la posibilidad de adoptar una serie de medidas que obliguen a China a compensar el costo de la pandemia. Una de sus propuestas incluyó perdonarse una parte o toda la deuda estimada de casi 1,1 billones de dólares que el Gobierno de EEUU tiene con China.

Sin embargo, todos estos «planes napoleónicos», según Danílov, podrán tropezar en el futuro con las restricciones implantadas a raíz de la crisis sanitaria. Por ello, incluso la agencia Bloomberg destaca en su artículo que en el caso de desencadenar una guerra fría con China, EEUU tropezaría con la escasez de su presupuesto militar.

Si bien ahora es imposible intentar pronosticar cuál será la trayectoria de la recuperación económica de los países en concreto o del mundo en general, existe una cosa que se puede afirmar con mucha certeza, señala Danílov.

«Si los multimillonarios estadounidenses tienen miedo, existe la posibilidad de que la economía mundial cambie drásticamente al salir de la epidemia. Y estos cambios no favorecerán a aquellas personas, que todavía consideran a Estados Unidos el hegemón mundial indiscutible», concluye el columnista.

Sputnik

Anuncios
About el comunista (67772 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: