Monumento a la Victoria del Socialismo, de Boris Caragea

El Monumento a la Victoria del Socialismo es obra de Boris Caragea,  siendo inaugurado en 1968, en el Parque Central de la ciudad de Constanza, en la costa rumana del Mar Negro. Se levantó en honor de la lucha antifascista del pueblo rumano y de su triunfo en el camino por la construcción del Socialismo tras la Segunda Guerra Mundial.  Se trata de uno de los más importantes exponentes que siguen todavía en pie del realismo socialista rumano.

Del blog ‘Un vallekano en Rumania / Un vallekan în România’

El monumento, que se alza sobre una plataforma y alcanza una altura total de 15 metros, representa a una joven que sostiene una rama de olivo en su mano derecha, símbolo de la paz de la victoria contra el imperialismo.

El bajorrelieve en el lado derecho representa una escena del frente, en recuerdo y gloria de los soldados del Ejército Rojo y de los soldados rumanos que combatieron y derrotaron al fascismo; en cambio, en el de la izquierda se homenajea el esfuerzo de los trabajadores rumanos que codo con codo se esforzaron cada día en la construcción de un mundo sin explotación del hombre por el hombre a través del trabajo y su participación colectiva en el desarrollo del país y el mantenimiento de la paz entre los pueblos.

Tras el golpe de estado sufrido por los trabajadores rumanos en diciembre de 1989, Rumania sufríó un periodo de destrucción generalizada de toda la riqueza construida durante los años socialistas. También sufrieron esta rabia de los parásitos que habían estado casi cinco décadas excluidos del control de la riqueza nacional los monumentos y representaciones artísticas, en su empeño de castigar a los trabajadores y hacerlos olvidar los éxitos colectivos del pasado. Del mismo modo, el Monumento a la Victoria del Socialismo se quiso destruir, aunque la reacción popular, afortunadamente en este caso, lo pudo evitar.

El escultor Boris Caragea es considerado uno de los más representativos artistas de la democracia popular comunista rumana. Nació el 24 de enero de 1906 en Balcic, en Bulgaria (en una parte entonces anexionada a Rumania). Desde el principio se unió a la nueva tendencia artistica inspirada en los valores del socialismo en la que el arte no estaba ya dirigido hacia una élite parásita, sino que se realizaba en honor de los creadores de la riqueza (trabajadores y campesinos) y de los mantenedores de la paz (los soldados del pueblo). Desde 1951 hasta 1962 Boris Caragea fue elegido presidente de la Unión de Artistas Plásticos de la República Popular Rumana, recibiendo el Premio de Estado en varias ocasiones. Sería nombrado «Artista del Pueblo» en los años sesenta.

Otras obras significativas de Caragea son la Estatua de Lenin, (1960), que estuvo ubicada durante años frente a la sede central del diario Scanteia, periódico del Partido Comunista Rumano (y que fuera derribada en los años 90 por sicarios del fascismo) y el Monumento al Soldado Soviético Libertador, (1947), actualmente en el Cementerio Ruso de Bucarest.

 

 

 

 

 

 

 

 

About ELCOMUNISTA.NET (71675 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: