Comunicado del Partido Feminista sobre Israel y Palestina

El pasado 20 de abril el Primer Ministro israelí en funciones Benjamin Netanyahu firmó un acuerdo con su adversario político, el ex militar Benny Gantz. El acuerdo consiste fundamentalmente en que se irán alternando como Primer Ministro cada dieciocho meses, hasta acabar la legislatura y burlándose, por lo tanto, de la voluntad del pueblo israelí.

Uno de los puntos del acuerdo firmado entre los que parecían enemigos irreconciliables es el proyecto de anexión completa a Israel del territorio palestino de Cisjordania. Hasta ahora Cisjordania no ha sido anexionada por Israel; es un territorio ocupado militarmente tras la guerra de 1967, pero está administrado por la Autoridad Nacional Palestina, entidad que no tiene ninguna capacidad de gobierno ni de soberanía, sometida a la represión de las autoridades israelíes. Contraviniendo acuerdos y normas internacionales, Israel ha fomentado asentamientos de población judía en los territorios ocupados y ha ido empujando a la población originaria fuera de ellos, practicando una política de hechos consumados que tiene como objetivo la sustitución completa de una población por otra.

Israel es sordo a las protestas internacionales cuando exigen la devolución a su población originaria de los territorios ocupados militarmente. La ONU ha emitido diecisiete resoluciones recordando que Gaza y Cisjordania no son parte del estado israelí.

Una de ellas, la 242, exige con claridad la devolución de dichos territorios, otras posteriores ordenan el desmantelamiento de todos los asentamientos, a los que declaran
ilegales. Ni una sola de ellas ha sido cumplida.

En Cisjordania se está produciendo actualmente un lento pero permanente genocidio del pueblo palestino que tiene la finalidad de expulsar o eliminar de Cisjordania a los palestinos mediante la pobreza, la discriminación, la destrucción de sus viviendas y todo tipo de marginaciones.

La ira palestina ha estallado frecuentemente en forma de revueltas civiles que son rápidamente sofocadas por un ejército que no duda en causar muertos y heridos e incluso en arrestar a niños y ancianos. Ahora, en lugar de buscar una solución pacífica a tan enquistado problema, el acuerdo entre los dos líderes políticos amenaza con echar más leña al fuego.

Ante este lento genocidio, el Gobierno español y sus representantes en organismos internacionales no se manifiestan rotundamente indignados por las decisiones del gobierno israelí. Nunca como ahora, la representación internacional española ha estado
más callada, más invisible, más sumisa a los dictados de EEUU. No se menciona la cuestión palestina en el Parlamento Europeo, ni en las Naciones Unidas, ni por ningún embajador en países de Oriente Medio. Para el Gobierno español Palestina no existe. Es inaceptable que un gobierno de coalición de formaciones de izquierda permanezca mudo ante el drama del pueblo palestino.

En consecuencia, el Partido Feminista de España,

EXIGE

Al Presidente del gobierno, Pedro Sánchez, que ordene al representante de asuntos exteriores del Parlamento Europeo, el español Josep Borrell, la presentación de una  moción ante la Cámara para que se condene la actuación del Presidente de Gobierno israelí respecto a la anexión de los territorios de Cisjordania, en violación flagrante de los acuerdos de Oslo y de las resoluciones de Naciones Unidas. Y así mismo, ordene al representante español en la ONU que presente una moción en el mismo sentido. Únicamente mostrando nuestro rechazo a la política de exterminio de la población palestina que está llevando a cabo desde hace años el presidente del gobierno Netanyahu, volveremos a recuperar la dignidad de España como país soberano y no sometido  abyectamente a los dictados de EEUU.

Comisión Política del Partido Feminista de España

About ELCOMUNISTA.NET (69563 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: