Anuncios

China se abre cada vez más para el capital extranjero

China amplía el acceso de la inversión extranjera al mercado interno. A pesar de una nueva escalada de las relaciones con Estados Unidos, el gigante asiático apuesta por la liberación de la economía.

Ahora son 33 los sectores chinos prohibidos para el capital extranjero en lugar de 40.

China levanta todas las restricciones para el sector bancario, de seguros y de corretaje a partir del próximo mes de julio, según informa el Comité Estatal de Desarrollo y Reformas de China. Antes había unas restricciones vigentes del 51% a la participación extranjera.

Además, las empresas extranjeras pueden invertir en la infraestructura de gasoductos y calefacción en ciudades con una población de más de 500.000 habitantes, en el procesamiento de materiales radiactivos y combustible nuclear, y en la medicina tradicional china.

El límite máximo de la participación extranjera se ha incrementado hasta el 66% en esferas como el cultivo de trigo y la producción de semillas.

Algunas empresas financieras extranjeras ya han solicitado el control total de las empresas conjuntas en China. En particular, JP Morgan fue la primera empresa en conseguir el control total de su negocio en China. Otros grandes actores globales, como UBS Group AG, Nomura Holdings Inc. y Credit Suisse, siguieron su ejemplo y solicitaron ampliar sus participaciones en las empresas conjuntas con China.

Según el Grupo Rhodium, el número de transacciones de fusiones y adquisiciones de empresas chinas por los socios extranjeros ha aumentado drásticamente en los últimos 18 meses.

Especialmente activas son las empresas estadounidenses y europeas. Volkswagen, por ejemplo, adquirió el control de Anhui Jianghuai Automotive por 1.100 millones de dólares. Además, el fabricante de automóviles alemán compró una participación del 26% en el fabricante chino de baterías para autos eléctricos Guoxuan High-Tech por 1.200 millones de dólares.

Ante una incertidumbre mundial, las empresas extranjeras buscan un refugio seguro para invertir, y China podría serlo. Las medidas de apoyo del Gobierno chino a la economía y las empresas están ayudando a aumentar la confianza de los inversores en las perspectivas de una rápida recuperación de China tras la crisis. Y esta confianza se confirma con unos datos reales: la inversión extranjera en China ha crecido un 7,5% en comparación con el año pasado.

A pesar de una nueva escalada de las relaciones entre China y Estados Unidos —a las acusaciones de Washington de robar tecnología estadounidense y de llevar a cabo una política comercial se han sumado las acusaciones de ocultar datos sobre la propagación del coronavirus—, China continúa la liberalización del mercado interno.

Teniendo en cuenta que un importante motor de crecimiento de China son las exportaciones, que actualmente atraviesan malos momentos, el gigante asiático está apostando por otras dos fuentes de crecimiento: el consumo interno y la inversión.

Con el fin de estimular el consumo interno, las autoridades se propusieron eliminar completamente la pobreza y mantener un empleo estable. Y la mejor manera de estimular la inversión es aumentar la apertura y la transparencia de su propio mercado.

Sputnik

Anuncios
About el comunista (67702 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: