Cien sombras del coronavirus

Los científicos rusos descubrieron más de 100 cepas del nuevo coronavirus en el país, mientras que solo hace tres meses se consideraba que era una decena a nivel global. La información fue revelada en entrevista con Sputnik por el director general del centro ruso de virología y biotecnologías Vector, Rinat Maxiútov.

Vector es uno de los principales centros virológicos del país, que durante 45 años busca respuestas a los desafíos infecciosos: elaboró vacunas contra la hepatitis A, el ébola y está desarrollando una contra la viruela que ya ha pasado la primera fase de los ensayos clínicos.

«Después de que aparecieran los primeros enfermos (del covid-19) en Rusia, detectamos cepas propias del coronavirus, de momento las tenemos más de 100», dice el jefe del centro.

A finales de marzo pasado, los medios estadounidenses informaban que eran al menos ocho cepas del coronavirus en el mundo.

CIENCIA QUE SALVA

«Para nosotros la fecha importante fue cuando se publicó la primera secuencia del genoma del nuevo coronavirus, fue el 10 de enero de 2020, para el 17 de enero ya obtuvimos el prototipo, variante para el laboratorio del kit de PCR (reacción en cadena de la polimerasa) para detectar el nuevo coronavirus», cuenta Maxiútov.

El 24 de enero los primeros conjuntos de PCR ya llegaron a las regiones rusas para el diagnóstico en el laboratorio.

«Entendíamos la gran importancia del diagnóstico de la enfermedad. El primer paso y el más importante en la lucha contra la infección es detectar el virus e impedir su propagación», indica.

Ya el 6 de febrero una prueba realizada en las muestras clínicas en un centro chino de enfermedades infecciosas confirmó la alta sensibilidad y especificidad del conjunto de Vector.

«En los exámenes comparativos nuestro paquete no perdía ante los sistemas de los test desarrollados en China», señala el jefe del centro estatal ruso.

El primer kit de reactivos fue registrado ya el 11 de febrero, el segundo, el 14 de febrero.

Maxiútov comenta que el hecho de que China tardó en informar sobre la cepa del virus no impidió el desarrollo de las pruebas PCR.

«Actualmente para crear un paquete de PCR se requiere solo la información sobre la secuencia del genoma del microorganismo o incluso los fragmentos de sus genes», explica.

Añade que Vector en siete días se vio obligado a desarrollar y empezar la producción de paquetes PCR para detectar el nuevo coronavirus.

«Esto se hizo posible solo gracias a una labor coordinada y abnegada de nuestros empleados», constata.

Desde el principio, el coronavirus se propagaba muy rápido por China y fue necesario empezar a elaborar enseguida la vacuna, probar la eficacia de los desinfectantes contra el nuevo virus, etc.

La mayoría de los empleados de Vector fue implicada en la resolución de estas tareas, pero al mismo tiempo nadie le liberó al centro de otros proyectos, que seguían realizándose de acuerdo con lo planeado, relata Maxiútov.

EN BUSCA DEL GRIAL

Vector está probando actualmente tres prototipos de la vacuna contra el coronavirus, que ya mostraron su eficacia, a la vez desarrollando otras variantes.

Dada la importancia de crear un medicamento eficaz, el centro ensaya las vacunas en cuatro tipos de animales —en vez de dos recomendados por la legislación nacional — que son hámsteres, mustelas, primates de especies Macaca mulatta y Chlorocebus aethiops.

Mientras que las pruebas clínicas en humanos comenzarán a partir del 15 de julio tras recibir una autorización correspondiente, según Maxiútov.

«Empezaremos con el grupo de 10 personas de entre 18 y 30 años de edad, después se incluirán en los ensayos los voluntarios de hasta 60 años», dice el director general de Vector y precisa que en los estudios clínicos participarán un total de 300 voluntarios, de ellos 60 empleados del centro.

Resalta que la decisión sobre vacunar a la población se tomará solo después de que se confirme definitivamente la seguridad y eficacia de la vacuna, es decir tras su registro.

Paralelamente a los ensayos de Vector, en Rusia ya se realizaron las pruebas clínicas de la vacuna contra el covid-19 en la Universidad Séchenov de Moscú y en el Hospital Burdenko, también en la capital rusa.

El Ministerio de Defensa constató la semana pasada que no se observó «ninguna reacción negativa grave» entre los voluntarios.

Rusia, de momento, es el tercer país más afectado por el coronavirus, después de Estados Unidos y Brasil, con 647.849 casos, de ellos 9.320 letales.

Sputnik

About el comunista (69376 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: