Venezuela anula expulsión de embajadora de la UE y espera gestos de Europa, dice canciller

El Gobierno de Venezuela dejó sin efecto la decisión de expulsar a la embajadora de la Unión Europea en Caracas, Isabel Brilhante Pedrosa, informó este jueves el canciller de la nación sudamericana, Jorge Arreaza, quien dijo que espera «gestos» de Europa para mantener el diálogo.

«Se suspende la decisión de la expulsión, según la convención diplomática de Viena, de la representante de la Unión Europea en Venezuela, como un gesto del Gobierno bolivariano para no entorpecer el diálogo con la Unión Europea y esperamos pues que haya también gestos de Europa», indicó el ministro en declaraciones ofrecidas al medio estatal Telesur.

Arreaza informó que tomó esta decisión tras sostener una conversación con el alto representante del bloque europeo para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell.

«Dimos el debate y la discusión y se impuso, como siempre ha sido, la línea de la Revolución Bolivariana, el diálogo; hay un compromiso de elevar al más alto nivel, es decir, a comunicaciones permanentes y constantes entre el alto representante Borrell y quien les habla (…) para evitar tergiversaciones, para que tengan siempre la versión del Estado», apuntó el canciller venezolano.

Este diálogo, indicó el ministro, buscará también subsanar cualquier tipo de diferencia en las relaciones y fomentar la cooperación entre la UE y Venezuela.

Arreaza señaló que conversó con Borrell sobre la suspensión de las sanciones que la Unión Europea anunció contra once funcionarios venezolanos, pero aclaró que «los mecanismos de toma de decisiones de la Unión Europea son muy complejos. El alto representante no impone decisión alguna, sino que responde al Consejo de Ministros de los 27 y son discusiones y debates que deben abrirse en la Unión Europea».

En tal sentido, la UE y el Gobierno de Venezuela publicaron este jueves, con fecha del 1 de julio, un comunicado conjunto en el que exponen los motivos que llevaron a la suspensión de la expulsión.

El martes, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dio 72 horas a la embajadora de la UE en Caracas para abandonar el país e incluso se mostró dispuesto a facilitarle un avión, en vista de las restricciones impuestas por la pandemia de covid-19.

El jefe de Estado indicó que la sanción, que incluye a la junta directiva del Parlamento, surgió porque se negaron a «cumplir órdenes de la embajada de la Unión Europea en Caracas».

De acuerdo con el boletín publicado en el diario oficial de la UE, las sanciones impiden al presidente de la Asamblea Nacional (parlamento unicameral), Luis Parra, y a otros diez funcionarios viajar a los países de ese bloque, y también ordena que se congelen sus bienes y activos en esa región.

La UE considera como «ilegítima» la ratificación de Parra por parte del Tribunal Supremo de Justicia, emitida el pasado 26 de mayo.

Parra fue nombrado en enero pasado presidente del Parlamento con apoyo de los diputados del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela.

Sin embargo, el entonces presidente de este poder, diputado Juan Guaidó, calificó de ilegítima la sesión por no contar con su presencia y aseguró que él continuaba en el cargo, postura que recibió el respaldo de unos 50 países, que también lo reconocieron como presidente interino de Venezuela en enero de 2019.

Sputnik

About el comunista (69017 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: