Sanitarios, mensajeros y cajeros, los trabajadores más esenciales pero también los más precarios

Oxfam Intermón en su último informe incluye a estos profesionales como «eje de la reconstrucción».

Auxiliares de dependencia, sanitarios, mensajeros, trabajadoras del hogar o cajeras de supermercado son algunos de los trabajos esenciales durante la pandemia del coronavirus, para quienes Oxfam Intermón ha propuesto una serie de medidas por ser los «más precarios y peor pagados», especialmente los subcontratados.

Oxfam Intermón ha publicado su informe «Esenciales» en el que advierte de que «la precariedad afecta con especial fuerza a quienes durante la pandemia se han revelado como imprescindibles para cuidar y salvar nuestras vidas», de manera que apuesta por incluir a los profesionales de estos trabajos en el eje de la reconstrucción.

«Ellos y ellas han sido los esenciales, los que no han podido parar mientras se paraba todo lo demás. Y salen de la pandemia igual que entraron: precarios», ha explicado Liliana Marcos, experta en políticas públicas y desigualdad de Oxfam Intermón, que hace un diagnóstico de la desigualdad que marca estas profesiones.

Los subcontratados, el colectivo más afectado

Un colectivo sobresale por encima del resto, los subcontratados, cuya tasa de despidos entre quienes están en esta situación multiplica por seis la del conjunto de sectores, aunque igual de precario es el gremio de las profesiones del hogar y cuidados.

«Una auxiliar de geriatría tiene un sueldo base de algo menos de 1.000 euros, y una trabajadora del hogar no tiene derecho a desempleo», ha explicado Marcos, que precisa que una de cada tres trabajadoras del hogar vive por debajo del umbral de la pobreza.

La precariedad alcanza a los sanitarios, con especial incidencia entre los jóvenes: la tasa de temporalidad es del 80% entre las y los enfermeros de 24 a 35 años contratados en el sistema público.

Un ejemplo es Cristina, una joven médico interina que acaba de terminar su residencia. «Encadenas contratos de suplencias de un centro a otro y puedes llegar a firmar 20 o 30 contratos al año; durante la pandemia se han firmado contratos que empezaban un lunes y acababan un viernes».

Contratos de menos de una semana

En 2019, más de uno de cada tres contratos con duración determinada tenía una duración inferior a una semana, mientras que prácticamente una de cada tres personas asalariadas (28,27%) tuvo tres o más contratos. La tasa de temporalidad en España es la más alta de la UE, el doble de la media comunitaria, señala la ONG.

Otro problema es el desempleo. Oxfam calcula que la pandemia costará más empleos en España que en otros países de su entorno. Por cada punto que disminuya el PIB, la tasa de desempleo subirá 0,2 puntos en el Reino Unido, 0,3 en Italia o Francia y 0,8 en España.

En cuanto a la parcialidad, la Organización Internacional del Trabajo estima en unos 5,5 millones los trabajadores infrautilizados porque querrían trabajar más horas de lo que actualmente hacen, una realidad que, según la ONG, tiene rostro de mujer ya que el 74% de las personas con contratos parciales son mujeres.

Ante esta panorama, Oxfam propone dar más poder de negociación a trabajadores, hacer más costosa la contratación temporal para reducir su uso, mejorar las prácticas de contratación de las administraciones públicas, reforzar la inspección laboral y reducir el impacto que la subcontratación o los falsos autónomos tienen en la reducción de costes salariales.

La ONG ha lanzado una recogida de firmas para lograr apoyo a estas propuestas. «No podemos permitir», dice Marcos, «que las personas que nos han cuidado esta pandemia tengan estos niveles de inseguridad. Tenemos que cuidar de quienes nos cuidan».

RTVE

About el comunista (69017 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: