Rusia lamenta falta de acción ante la retirada de EEUU del Tratado de Cielos Abiertos

Los socios de Rusia entienden las consecuencias negativas de la retirada de Estados Unidos del Tratado de Cielos Abiertos, pero no están listos para asumir la responsabilidad del destino del tratado, declaró el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores.

«Es evidente que los socios entienden la realidad de las consecuencias negativas de la retirada de Washington del tratado, y esta perspectiva les preocupa», señala el comunicado del ente.

Añade que «al mismo tiempo, todavía no están listos para asumir la responsabilidad del destino del acuerdo, hacer una evaluación basada en principios de las acciones de la administración de Estados Unidos y entrar en un diálogo serio con Rusia para resolver las preocupaciones mutuas, prefiriendo limitarse principalmente a la consideración de cuestiones importantes, pero no fundamentales».

El 6 de julio se celebró una videoconferencia de los países miembros del Tratado de Cielos Abiertos convocada tras la decisión de EEUU de abandonar el acuerdo.

«La mayoría de los participantes en la conferencia subrayaron la importancia del tratado para la seguridad europea y la necesidad de preservarlo, expresaron su pesar por la retirada de Estados Unidos (aunque varios países expresaron ‘comprensión’ de sus motivos y pidieron a Rusia que ‘regrese a la plena implementación del acuerdo’), así como la esperanza de que esta decisión sea revisada», señaló a este respecto la Cancillería rusa.

Añadió que en la conferencia se subrayó también la necesidad de resolver los problemas de cumplimiento del pacto en la mesa de negociaciones.

El pasado 21 de mayo, el presidente estadounidense, Donald Trump, declaró que su país abandonará el Tratado de Cielos Abiertos y lo explicó por presuntas violaciones del acuerdo por parte de Rusia.

La retirada de Washington se completaría dentro de seis meses, aunque Trump no descartó revisar su decisión si Moscú comienza a cumplir el pacto. Rusia rechazó con firmeza las acusaciones de EEUU.

El Tratado de Cielos Abiertos, suscrito en 1992 en Helsinki, permite a observadores militares realizar vuelos desarmados de vigilancia aérea para obtener imágenes de movimientos de tropas y buques en un vasto territorio desde la ciudad canadiense de Vancouver hasta el puerto de Vladivostok, en el Lejano Oriente ruso.

Ese documento, en vigor desde 2002, cuenta actualmente con 34 signatarios, incluida Rusia, que lo ratificó en mayo de 2001.

Sputnik

About el comunista (69237 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: