EEUU busca revancha en Crimea: Washington vende sus novedosas lanchas a Ucrania

Estados Unidos vende a Ucrania 16 lanchas modernas Mark VI que servirán para fortalecer la capacidad defensiva del país. Sin embargo, si bien tratan de esconder sus intenciones, está claro que los dos buscan revancha en Crimea. Washington está dispuesto a ayudar a Ucrania a combatir a Rusia en el mar.

Por Denis Lukyanov*

A mediados de junio las autoridades norteamericanas aprobaron la venta a Kiev de 16 lanchas Mark VI, 32 cañones ligeros MSI Seahawk A2, 40 cañones Mk44 del calibre 30 mm y 20 radares óptico-electrónicos e infrarrojos. El contrato de venta de dichas lanchas corresponde a un monto total de 600 millones de dólares.

La noticia sobre el negocio la difundió la Agencia de Cooperación en Seguridad de Defensa, un organismo perteneciente al Pentágono. De acuerdo con la legislación nacional, la venta de las novedosas lanchas fue aprobada por el Departamento de Estado. Además, la Administración informó al Congreso sobre el negocio.

El Pentágono aseveró que el contrato corresponde a los intereses de la política exterior y la seguridad nacional de Estados Unidos. Lo único que no queda claro es cómo a la seguridad nacional de Estados Unidos se pueden influir los eventos que suceden en otro continente.

Pero es verdad que EEUU busca socavar la seguridad nacional de Rusia con la venta de dichas lanchas a Kiev. EEUU ayuda a Ucrania a aumentar su agrupación naval en el mar de Azov con tal de retar la presencia rusa en Crimea. Según el Pentágono, el negocio de la venta de lanchas fortalecerá la capacidad de Ucrania de «repeler las amenazas actuales y futuras».

Sin duda, esta es una referencia a Rusia. Sin embargo, Ucrania en los últimos años ha sido el país que amenazó a la seguridad de Crimea.

En busca de la revancha

A partir del momento en que la población de Crimea votó por la reunificación con la Federación de Rusia en 2014, Ucrania ha tenido muchas ganas de hacer que Moscú devuelva la península pese a la voluntad de sus habitantes. Kiev ha recurrido a amenazas constantes e incluso hizo una provocación descarada.

Como resultado de la reunificación de Crimea con Rusia, Ucrania perdió el control sobre el estrecho de Kerch que conecta el mar de Azov con el mar Negro. Ahora para llegar al principal puerto ucraniano en el mar de Azov, Mariúpol, las naves necesitan pasar por debajo del puente de Crimea que vincula dos lados del estrecho de Kerch, y de este modo, conecta la república rusa de Crimea con el resto del país.

Precisamente el estrecho de Kerch se convirtió en noviembre de 2018 en el escenario de un incidente: varias naves ucranianas trataron de pasar por él sin avisar a las autoridades rusas y de esta manera las obligaron a tomar medidas preventivas: un buque guardacostas ruso embistió a una nave ucraniana para prevenir que se acercase al puente.

Luego, los guardacostas rusos dispararon contra otras naves ucranianas para disuadirlas de proseguir con sus acciones provocativas.

Entonces no se sabía qué intenciones tenían los marineros ucranianos por eso existía una amenaza real para el puente de Crimea. Es necesario recordar que los políticos ucranianos amenazaron con destruir este objeto de infraestructura civil, por eso la parte rusa actuó debidamente.

Entonces, 24 marineros y sus buques fueron detenidos y después de varios meses en custodia fueron puestos en realidad. Moscú también devolvió las naves a Ucrania. EEUU reaccionó negativamente al incidente y aceleró su programa de ayuda militar a la Armada ucraniana. La decisión de vender las lanchas es una parte de este programa.

Actualmente los esfuerzos de Estados Unidos están encaminados a ayudar a Kiev a vigilar las aguas de los mares Negro y de Azov. Así, Kiev y Washington mandan un mensaje a Moscú de que no van a dejarlo en paz. Los dos ocuparían la península entera a la primera oportunidad, pero no lo hacen porque Rusia tiene enormes recursos militares concentrados en la península.

Los esfuerzos de Ucrania y la respuesta rusa

Los Mark VI no son la única novedad de la Armada ucraniana: actualmente la Marina de guerra del país eslavo está recibiendo lanchas de otras dos series. Una de ellas son las lanchas de la producción nacional Giurza-M. Kiev tiene previsto construir 20 lanchas de esta serie. Cada una de ellas estará armada con cañones del calibre 30 mm. Al día de hoy solo siete lanchas están completadas. Dos de ellas participaron en el incidente en el estrecho de Kerch en 2018.

Además de enviar sus lanchas Mark VI a Ucrania, Washington donó a Kiev dos lanchas patrulleras de la serie Island, que antes pertenecieron a la Guardia Costera de Estados Unidos, como parte de su paquete de ayuda por un monto total de 1.500 millones de dólares. Una vez la Marina ucraniana reciba las lanchas estadounidenses, su flota estará compuesta por la fragata Hetman Sagaidachni —que entró en servicio en 1993— y varias decenas de lanchas modernas.

Sin embargo, incluso con todas estas novedades la Armada ucraniana no será capaz de competir con la Flota del mar Negro de Rusia. Tiene a su disposición un crucero, un destructor, cinco fragatas, siete submarinos y dos decenas de lanchas patrulleras. Asimismo, Rusia sería capaz de enviar refuerzos al mar Negro a través del Bósforo. Pero al mismo tiempo Ucrania teóricamente podría contar con el apoyo de la Sexta Flota de Estados Unidos.

Ucrania desarrolla un misil antibuque furtivo conocido como Neptun que tendrá un alcance de hasta 300 kilómetros, que cubre la parte norte del mar Negro y la península de Crimea.

Algunos políticos ucranianos amenazaron en el pasado con usar esta serie de misiles contra el puente de Crimea. Pero Rusia tiene una sólida respuesta a estas amenazas con sistemas antiaéreas S-400 y también con los Tor y Buk, que en su conjunto son capaces de vigilar el espacio aéreo de 400 kilómetros.

Mientras tanto EEUU sigue con sus desesperados intentos de empujar a Ucrania a una confrontación con Rusia. Las cabezas calientes en Washington se portan así porque, igual que Kiev, buscan una revancha. No cabe duda de que si Crimea hubiera seguido siendo ucraniana en 2014, EEUU sería capaz de desplegar sus buques en la ciudad de Sebastopol, algo que Moscú no pudo permitir entonces y no lo permitirá en el futuro.

*Sputnik
 

About el comunista (69017 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: