El PNV vuelve a ganar las elecciones en Euskadi, aunque tendrá que volver a pactar para gobernar

El PNV ha obtenido tres diputados más que en 2016 y Vox ha logrado un escaño por Álava.

EH Bildu se consolida como segunda fuerza, mientras el PSE le arrebata el tercer puesto a Podemos.

El PNV ha ganado las elecciones vascas de este 12J con el 39,11% de los votos y 31 escaños, tres más de los que obtuvo en 2016, según el resultado provisional con un 96,86% escrutado. El actual lehendakari, por tanto, tendrá que volver a pactar para poder gobernar al no alcanzar la mayoría absoluta, situada en los 38 escaños.

EH Bildu repite como segunda fuerza en la Cámara vasca con el 27,82% de los votos y sube cuatro escaños respecto a los 18 que consiguió en las pasadas elecciones, dejando al PSE-EE como tercera fuerza después de que haya alcanzado los 10 escaños con un 13,65% de los votos.

Le siguen en número de diputados Elkarrekin Podemos, que bajaría de los 11 obtenidos en 2016 a los 6 con el 8,04% de los votos, y la nueva coalición PP+Cs, que ha obtenido 6 escaños con el 6,75% de los votos, mientras que Vox entra por primera vez en el Parlamento Vasco tras obtener el 1,96% de los votos y un escaño por Álava.

Urkullu podría reeditar su pacto con el PSE

Todas las encuestas auguraban una victoria al PNV con una mejora en los resultados de hace cuatro años, algo que finalmente se ha confirmado con el resultado de una votación tras el que llega el turno de las negociaciones. Si, como es previsible, Urkullu reedita su pacto con el PSE, que también ampliado el número de escaños, lograrán una mayoría absoluta holgada que les permitirá gobernar con estabilidad.

Nacionalistas y socialistas, que gobiernan las principales instituciones vascas en coalición, repetirían así una fórmula que han mantenido en el Gobierno Vasco durante cerca de catorce años: la pasada legislatura y entre 1986 y 1998, con un breve paréntesis en este periodo.

Desde hace 40 años, el PNV ha ganado en todas las elecciones autonómicas, incluso en las de 1986, tras su escisión, en las que se impusieron en número de voto aunque el PSE-EE le superara en escaños.

EH Bildu se consolida como segunda fuerza

EH Bildu se consolida en estas elecciones vascas de 2020 como segunda fuerza política, un puesto que ha ocupado en las dos últimas legislaturas.

Las distintas marcas de la izquierda abertzale, Herri Batasuna, Euskal Herritarrok, el Partido Comunista de las Tierras Vascas y EH Bildu, se han presentado a todas las elecciones vascas excepto a las del 2009 tras su ilegalización por la Ley de Partidos.

El PSE-EE mejora su resultado y se convierte en tercera fuerza

Los socialistas vascos han logrado mejorar su posición en el Parlamento Vasco y convertirse en tercera fuerza, rentabilizando su coalición con el PNV en el Ejecutivo autonómico, las diputaciones forales y los ayuntamientos de las tres capitales.

La candidata del PSE a estas elecciones, Idoia Mendia, ha celebrado el resultado obtenido este domingo y asegura que utilizarán «cada papeleta» en «reconstruir económica y socialmente Euskadi».

Mendia ha lamentado que la participación haya sido la más baja de la historia en la comunidad «en el momento más difícil», pero ha valorado de forma positiva haber obtenido un escaño más con una abstención tan «elevada».

Elkarrekin Podemos pierde cinco escaños

En cambio, la coalición de Podemos y Ezker Anitza-IU ha perdido fuerza en las elecciones de este domingo y no ha podido mantenerse como tercera fuerza, posición que se ganó en 2016, cuando concurrió por primera vez a unos comicios al Parlamento Vasco e irrumpió con 11 escaños.

Es posible que la crisis vivida en el seno de Podemos Euskadi con la elección de Miren Gorrotxategi como candidata a lehendakari, la dimisión de la dirección autonómica del partido y la salida de Equo de la coalición les haya pasado factura.

PP+Cs no logra como coalición mejorar el resultado del centro derecha

El PP no se ha beneficiado de su alianza electoral con Ciudadanos y, por contra, ha perdido cuatro escaños y miles de votos con respecto a las elecciones autonómicas de 2016.

La suma del PP y Ciudadanos consiguió hace cuatro años un 12,18% de los votos en el conjunto del País Vasco, mientras que cuatro años después y con una candidatura unitaria se han quedado en el 8,68%, tres puntos y medio menos.

Los populares han ido perdiendo apoyos en las autonómicas desde hace 19 años y una parte de esa caída puede explicarse por la subida de Vox, que obtiene casi un 2% de los sufragios. No obstante, la coalición PP+Cs ha perdido otro punto y medio adicional con respecto a los resultados que obtuvieron los ‘populares’ en solitario hace cuatro años.

Vox entra por primera vez en el parlamento vasco

Vox finalmente ha logrado entrar por primera vez en el parlamento vasco con un 1,96% del total de votos que le ha valido para asegurarse un asiento para su cabeza de lista por Álava, Amaya Martínez.

La formación ha mejorado considerablemente el resultado conseguido hace cuatro años, cuando se presentó solo por Álava y consiguió 771 votos, tan solo el 0,07%.

Alrededor de 200 vascos no han podido votar debido al Covid-19

1.794.313 electores estaban convocados en las elecciones en Euskadi, con 2.678 mesas electorales habilitadas en 761 colegios que se han constituido con normalidad: 105 en Álava, 369 en Vizcaya y 287 en Guipúzcoa.

No todos los ciudadanos han sido llamados a las urnas, ya que a unos 200 vascos que están contagiados por Covid-19 no se les ha permitido votar. Sí han podido hacerlo quienes están en cuarentena pero han dado negativo, aunque debían llevar el voto preparado desde casa, salir solo para acudir al colegio electoral y protegerse con mascarilla.

La jornada electoral se ha seguido con especial atención en Ordizia, la localidad guipuzcoana en la que en los últimos días se ha producido un brote de coronavirus que afecta a 70 vecinos y donde, sin embargo, la participación ha sido superior a la media.

Mínimo histórico de participación: 52,8%

Las elecciones al Parlamento Vasco han registrado este domingo una participación del 52,8% de los ciudadanos llamados a las urnas, lo que supone el mínimo histórico de todos los comicios autonómicos celebrados hasta ahora en Euskadi.

La atípica celebración de las elecciones en pleno verano y, sobre todo, la pandemia de coronavirus han podido provocar la caída de la participación, que se ha situado por debajo de la más baja registrada hasta ahora, el año 1994 cuando votó el 59,69% del censo.

En comparación con las elecciones de hace cuatro años, la participación ha caído más de 7 puntos, 7,2 concretamente. En 2016 la participación fue del 60,02 %, cifra que fue la tercera más baja después de la de 1994 y la de 1980.

Esta caída de la participación ha sido mayor en Bizkaia, de 8,5 puntos, ya que se ha quedado en el 51,9 %, seguida de la de Álava, del 8,1 puntos, ya que se ha quedado en el 51,6 %, y menor en Gipuzkoa al quedarse en el 54,4 %, 4,9 puntos menos.

RTVE

About el comunista (68963 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: