El emérito movió dinero de su cuenta en Suiza tras disculparse por la crisis en Botswana

El rey Juan Carlos continuó haciendo operaciones en la cuenta suiza que utilizó para ocultar los 64,8 millones de euros de Arabia Saudí incluso después de pedir disculpas por el histórico escándalo de Botsuana.

Los registros del depósito que controlaba el monarca del banco Mirabaud a través de testaferros y una sociedad instrumental panameña, Lucum Foundation , incluyen movimientos de Junio de 2012, dos meses después de su accidente en África, según consta en la documentación a la que ha tenido acceso El Confidencial.

El 18 de abril de aquel año, el rey emérito compareció en público tras ser sometido de urgencia a una operación de cadera para hacer unas declaraciones sin precedentes. «Lo siento mucho, me he equivocado y no volverá a pasar», dijo el entonces rey de España, para poner fin a una avalancha de críticas por haberse ido de viaje en secreto, para hacer un safari de lujo, en uno de los peores momentos de la crisis económica.

La información de la cuenta número 505.523 de Lucum Foundation en Mirabaud demuestra ahora que el padre de Felipe VI continuó gestionando su fortuna oculta durante las semanas siguientes como había hecho durante al menos los cuatro años anteriores.

En concreto, el 13 de junio de ese año, el rey recibió un dossier de la entidad financiera en el caso del saldo de su cuenta y del resultado de diferentes inversiones presuntamente efectuadas con los 64,8 millones que había recibido del rey Abdulá y los 1,5 millones que también le transfirió en 2010 el emir de Bahrein.

Los registros internos del banco indican que el monarca dio su aprobación a los datos. Según la información del depósito, el monarca escribió en la última de las cinco páginas de las que constaba el dossier una breve frase y estampó su firma para mostrar su conformidad con los datos. «Buenos días de acuerdo 13 de junio 2012», anotó de propia mano, justo antes dejar su rúbrica.

El monarca hizo reintegros en Suiza

Otros documentos señalan que, después del episodio de Botsuana, también continuaron las retiradas de efectivo en cantidades superiores a los 100.000 euros al mes reveladas por este diario este viernes. Los fondos nunca fueron declarados a la Agencia Tributaria y fueron utilizados por el conjunto de la familia real para sufragar viajes, regalos, consumiciones y otros caprichos, según fuentes cercanas a la investigación que ha asumido la Fiscalía del Tribunal Supremo para investigar presuntos delitos de blanqueo de capitales, corrupción internacional y contra la Hacienda Pública, entre otros. Sin embargo, la Casa Real aseguró en un comunicado el martes que el rey Felipe nunca tuvo conocimiento de la existencia de este dinero.

Dos millones para Marta Gayá, una «vieja amiga»

Las misivas aclaran que la destinataria de esta millonaria donación fue Marta Gayá, una empresaria mallorquina con la que el monarca había mantenido una relación sentimental intermitente desde los años 80 y con la que volvió a reencontrarse después de su abdicación al trono en junio de 2014. Los dos fueron fotografiados en 2016 en un viaje privado por Irlanda.

elnacional.cat

About el comunista (69017 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: