La Generalitat ratifica el tercer grado a Junqueras y el resto de líderes del ‘procés’

Acepta así la propuesta de las juntas de tratamiento de las cárceles catalanas en las que cumplen condena.

La medida se aplicará de forma inmediata pero podrá ser revisada por el Tribunal Supremo.

La Generalitat de Cataluña ha concedido este martes el tercer grado a los nueve presos del ‘procés’, al aceptar la propuesta de las juntas de tratamiento de las cárceles catalanas en las que cumplen condena para que pasen a este régimen de semilibertad, una medida que se aplicará de forma inmediata pero que podrá ser revisada por el Tribunal Supremo.

Según ha informado la Conselleria de Justicia, el equipo del Servicio de Clasificación de la Secretaría de Medidas Penales de la Generalitat ha ratificado la propuesta del pasado 2 de julio de las juntas de tratamiento para conceder el tercer grado a los nueve presos, a quienes esta tarde se les ha comunicado su nueva situación, por la que únicamente tendrán que ir a dormir a prisión entre semana.

La decisión afectaría al exvicepresidente de la Generalitat y líder de ERC, Oriol Junqueras; a los exconsellers Josep Rull, Jordi Turull, Joaquim Forn, Raül Romeva y Dolors Bassa; a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell; al líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart; y al expresidente de la ANC, Jordi Sànchez.

Una vez que la decisión se haga efectiva, se abrirá un plazo en el que la Fiscalía podrá recurrir ante el juez de vigilancia penitenciaria, aunque sería el Tribunal Supremo, sentenciador del ‘procés’, quien tendría la última palabra. Los presos desde el pasado mes de enero están en segundo grado, aunque flexibilizado con el artículo 100.2, que les permite salir a trabajar y hacer tareas de voluntariado.

Razones de la Generalitat

Para conceder el régimen abierto a los nueve líderes independentistas, el Departamento de Justicia ha tenido en cuenta que todos ellos han participado en actividades de «razonamiento, juicio crítico y resolución de conflictos» y han mostrado la «máxima colaboración» durante su estancia en prisión, tanto respecto al resto de internos como con los profesionales penitenciarios.

Otro de los factores que el Servicio de Clasificaciones ha tenido en cuenta es que ninguno de los reclusos cuenta con expedientes disciplinarios ni incumplimientos judiciales, que disponen de una red social y familiar favorable a la rehabilitación y que su pronóstico de reincidencia es bajo.

Revisiones del grado de clasificación penitenciaria

Cuando se les hizo la primera clasificación, el pasado 11 de diciembre, las juntas de tratamiento habían adoptado la propuesta de segundo grado por mayoría, pero no unanimidad, ya que hubo un «intenso debate», con un equilibrio ajustado entre el segundo y tercer grado, explicó el secretario de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima de la Generalitat, Amand Calderó, quien también recordó que el 9 de julio se cumplió medio año de la clasificación inicial y que la ley establece que este es el plazo límite para revisar todas las clasificaciones.

El tercer grado es una modalidad de cumplimiento de la pena en semilibertad, que permite salir diariamente del centro penitenciario para actividades de formación, voluntariado o de tratamiento, acudiendo solo para dormir al centro peniteciario y que también permite a los presos pasar los fines de semana en sus domicilios.

RTVE

About el comunista (69334 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: